La clave del sector "media" está en la plataforma: las batallitas de Comcast-Sky-Disney-Fox

23 de marzo, 2018 Incluye: NFLXCMCSKYFOXANDR 0
Andromeda Value Capital es un fondo de inversión con la visión de comportarse como un holding empresarial, invirtiendo en compañías con una... [+ info]
Andromeda Value Capital es un fondo de inversión con la... [+ info]
38º en inB
38º en inB

Antes de entrar en profundidad con este artículo, es importante recordar qué es exactamente lo que está ocurriendo ahora mismo en el sector de “media”.

En primer lugar, la compañía cinematográfica estadounidense Fox, propietaria al 39% del proveedor de televisión por satélite Sky (compañía británica), hizo una oferta hace ya más de un año por el otro 69% restante del que no dispone.

Dicha operación ha sido objeto de revisión por parte del regulador británico, desestimándola en un primer momento debido a razones de competencia. Sobre todo, de matiz más bien político, ya que, bajo la propuesta de compra, Fox consolidaría a Sky News y a Fox News bajo un mismo paraguas y eso preocupa a los reguladores, puesto que Rupert Murdoch (dueño de Fox) es además dueño también de News Corp (la editora del periódico “the Times”).

De modo que, como se puede apreciar, sumadas todas las variables realmente se apunta a un poder de influencia desmedido por parte del Sr. Murdoch. Al cual más de una vez se le ha acusado de influencias políticas... Sobre esta cuestión el regulador tiene bastante razón, o al menos nosotros coincidimos con él.

Por otro lado, tenemos a los otros dos jugadores. Disney viéndose atacada por Netflix y con la necesidad de buscar algún plan alternativo. Y a Comcast en una situación más intermedia, puesto que su división de cable sigue creciendo, principalmente por la parte del broadband (internet), pero con la posibilidad de que la división de media (NBCUniversal) se vea también atacada por Netflix.

Pues bien, una vez presentados los cuatro jugadores: Fox, Sky, Disney y Comcast, veamos qué pasó a continuación.

La oferta de adquisición de Disney por la sección 'media' de Fox

En otoño del 2017, Disney hizo una oferta de adquisición por todos los activos de media de Fox. Es decir, todas las series, películas y canales, más el posible cierre de la adquisición de Sky, dejando de tal forma en Fox sólo las secciones de noticias y deporte.

Con esta jugada ambos “players” consiguen lo siguiente. En primer lugar, Fox se centra en lo que cree que puede verse menos atacado por Netflix, o en lo que actualmente, al menos, está siendo menos atacado: noticias y deporte. Cierto es que, en nuestra opinión, la mejor manera de visualizar el deporte sigue siendo la televisión por cable. Al respecto, esto es lo que dijimos en nuestro artículo de “cómo valorar Netflix”:

Finalmente, al hilo con esto. Desde el año pasado Mark Cuban, dueño de los Dallas Mavericks, argumentaba que el deporte debe verse por cable. Al principio pensábamos que Mark estaba equivocado. Pero con el tiempo hemos pivotado sobre nuestra idea hasta acabar dandole la razón. De ahí nuestra predicción de que en un futuro el cable será únicamente para visualizar deporte, mientras que todas las series y películas serán por streaming. Evidentemente, hay una justificación para esto, es muy técnica, pero para resumirla diremos que sencillamente la experiencia del deporte en streaming es deficiente. De hecho, sólo hay que ver cómo Netflix tiene que trabajar con los ISP para preparar su contenido de alta demanda de modo que se pueda ver fluido y con calidad. Esto mismo, con el deporte es más complejo. De ahí igualmente el enorme mérito de Bamtech para ejecutar esto correctamente.

Además, con este movimiento también se logra aportar motivos al cierre de la operación de Sky, ya que ahora pasaría a formar parte de Disney. Y por tanto, no puede justificarse el abuso de poder por parte del Sr. Murdoch. (Muy inteligente el movimiento de Fox).

Por otro lado, lo que logra Disney es principalmente escala. Hay una frase que repetimos bastante en Andromeda y es la siguiente: “los escaladores siempre escalan” (sí, lo sabemos... no es una gran frase, pero tiene mucha utilidad). Con esto nos referimos a que cuando en una industria los crecimientos se reducen y existen ventajas de escala, los distintos jugadores siempre van a intentar desarrollarlas (caso embotelladoras de Coca-Cola). Evidentemente, en esta industria Netflix ha succionado todo el oxigeno y ello ha provocado que la segunda mejor alternativa para los distintos agentes sea la de intentar escalar. Y es importante prestar atención a esto de que es la segunda. La primera sería adquirir una plataforma. Pero esto lo dejaremos para más adelante en el artículo.

De modo que, aquí Disney lo que pretende es lograr esa escala, para así tener más fuerza respecto a Netflix, además de conseguir a Sky.

Y justo de esto viene la primera derivada del asunto. En realidad, Fox es un mejor activo para Comcast, no para Disney. Debido a que, puestos a lograr escalas, estas son mayores con Comcast. El problema es que, por razones de competencia, es muy difícil que se aprobase una compra de Fox por Comcast. De modo que lo que Comcast ha hecho es ir a por Sky (febrero de 2018). Y ofrecer una propuesta de adquisición del 51%. Es decir, que Comcast y Disney están intentando hacerse con el mismo activo (Sky).

Pero, ¿qué diantres es Sky?

Si prestamos atención a ambos movimientos, parece como si repentinamente existiese un interés enorme por Sky. ¿Pero qué es Sky?

Sky, como mencionábamos más arriba, es una compañía de telecomunicaciones por satélite. Es decir, ofrecen televisión e internet por satélite, a diferencia de una compañía como Comcast, que es un proveedor de cable y te ofrece estos mismos servicios con fibra óptica, hoy día, o cable de cobre hace años.

El problema del satélite es que es una tecnología de mediados de los 2000, que comparada con la fibra óptica actual presenta enormes problemas. De modo que uno se cuestiona qué hace Comcast ofreciéndose a comprar un negocio de tecnología inferior en un mercado que no controla, puesto que Sky opera en Europa, mientras que Comcast únicamente trabaja en USA.

Brian Roberts, CEO de Comcast decía esto respecto a la justificación de la compra:

we think the U.K. is and will remain a great place to do business. We intend to build on the wonderful platform that Sky has here to grow our businesses in the future

La primera vez que nombra a Sky, lo llama plataforma.  A continuación, pasa a hablar de la escala y finalmente acaba con esto:

the fourth and final strategic rationale pillar, the financial opportunities this transaction affords are significant. In terms of content leadership, we believe the combination of the businesses presents the opportunity to distribute Sky and NBCUniversal content across the U.S. and Europe. We will extend our Symphony model in the U.S., where all parts of Comcast NBCUniversal come together to support a franchise, big show or movie to Sky. We will benefit from expanded R&D and best practice sharing and technology. And we believe there will be many compelling growth opportunities for investment in Europe, the United States and on a multinational basis.

Fíjese cómo habla de distribuir el contenido de Sky y NBC Universal tanto en USA como en Europa.

Miremos ahora qué dice Bob Iger, CEO de Disney, acerca de Sky:

Prior to the close of the transaction, it is anticipated that 21st Century Fox will seek to complete its planned acquisition of the 61% of Sky it doesn’t already own. Sky is one of Europe’s most successful pay television and creative enterprises with innovative and high-quality direct-to-consumer platforms, resonant brands and a strong and respected leadership team. 21st Century Fox remains fully committed to completing the current Sky offer and anticipates that, subject to the necessary regulatory consents, the transaction will close by June 30, 2018. Assuming 21st Century Fox completes its acquisition of Sky prior to closing of the transaction, The Walt Disney Company would assume full ownership of Sky, including the assumption of its outstanding debt, upon closing.

Nuevamente se vuelve a mencionar a Sky como una plataforma.

Y comparemos esta idea de la plataforma con comentarios del mismo Bob en 2016:

“The biggest thing that we’re trying to do now is figure out what technology’s role is in distributing the great content that we have,” Iger said. “It’s one thing to be as fortunate as we are to have Disney, ABC, ESPN, Pixar, Marvel, ‘Star Wars’ and Lucasfilm, but in today’s world, it’s almost not enough to have all that stuff unless you have access to your consumer”

Y más comentarios de Bob en el Boston College Chief Executive Club en 2016:


Tal y como se puede apreciar, tanto Brian (Comcast) como Bob (Disney) dejan bastante claro que ven a Sky como una plataforma. Y que tienen interés en adquirirla para así distribuir su contenido. Nosotros más arriba dijimos, si se recuerda, que la escala era la segunda mejor idea que se podía lograr ahora mismo por parte de la industria de media tradicional para competir con Netflix. La primera era adquirir, que no construir, una plataforma. Expliquemos esto.

La importancia crucial de la "plataforma" como ventaja competitiva

El sector de media históricamente se ha movido siempre bajo la idea de que el punto de atención debía ser el contenido y que el canal de distribución era relativamente irrelevante. De hecho, históricamente los canales de distribución han sido la TV en abierto, o en su versión de pago, donde los datos que extraían los proveedores respecto a sus clientes eran relativamente limitados. Mientras que los datos que extraían los suministradores de contenido (Disney, Fox, etc.) era absolutamente nulo. No sabias ni dónde, ni qué, ni quién veía tu contenido. Igual que pasa con el cine hoy día…

Con la llegada de internet y la posibilidad de verter todo ese contenido en streaming, el entorno ha cambiado completamente. De modo que ahora el suministrador sabe, qué se ve, quién lo ve y cuánto lo ve.

Por tanto, la industria se ha movido de contenido a plataforma. Y hoy día quien posee la plataforma, posee la ventaja competitiva.

Y nótese como hablamos de plataforma y no de canal. Y esta es precisamente la base de todo el artículo. La televisión por cable sigue siendo un canal. Pero no extrae ninguna información de los usuarios, o muy poca. HBO Now es un canal. Netflix o Hulu son plataformas. Apple Music es un canal, Spotify es una plataforma. Facebook es una plataforma, Windows Messenger era un canal.

La gran diferencia entre plataforma y canal reside, por un lado, en la experiencia de usuario, pero sobre todo, en la información que se extrae de los usuarios, que no clientes.

HBO Now decimos que no es una plataforma porque su experiencia es mucho más limitada respecto a Netflix. HBO no sabe explotar a sus usuarios, y es simplemente una solución para que Time Warner pueda distribuir su contenido en streaming. Pero realmente la inteligencia de HBO Now es limitada.

Sin embargo, Netflix sí es una plataforma porque logra explotar y modular el comportamiento de sus usuarios. Y esa es precisamente la fuerza de las plataformas. Que al poseer usuarios y no clientes lograr captar a la audiencia y exponerla a nuevas formas de monetización si se desea. Un canal es infinitamente menos potente a la hora de hacer esto. De hecho, la mayoría de canales no poseen ninguna fuerza en este aspecto. Pensemos, por ejemplo, en un canal como los panfletos publicitarios y la TV tradicional. Ambos consiguen exponerse delante de los ojos de los potenciales clientes, pero son incapaces de modular realmente su comportamiento y moverlos hacia donde desean. Sin embargo, un negocio como Netflix supone que los usuarios reconocen a la plataforma (de hecho, todos la llaman por su nombre) y se encuentran más propensos a actuar conforme ésta determine.

Comportamientos de la plataforma tales como: el que el siguiente capítulo se inicie automáticamente, capacidad de saltar la intro, capacidad de saltar resumen inicial, recomendaciones personalizadas. O cosas más técnicas como: los modem que emplea Netflix, el sistema de Kubernetes para preparar la alta demanda, la selección de mejor fotógrama por IA, el reajuste de aspecto según el medio de visualización (Tv, iPad, iPhone). Todos estos casos demuestran el enorme poder de Netflix y cómo ha conseguido mutar de un canal a una plataforma, frente a HBO Now que, desde origen, se ha comportado más como lo haría el propio canal de HBO en televisión de pago.

Es mas, HBO tardó más de dos años en implantar la posibilidad de que el siguiente capítulo se iniciase automáticamente. Y otras de las opciones que hemos mencionado anteriormente siguen sin ejecutarlas igual de bien, o ni siquiera ejecutarlas acaso. Por ejemplo, con el intento de atraer la atención del usuario, Netflix lleva a cabo siempre un dedicado estudio a la hora de elegir las portadas de sus series. Al igual que les cambia la imagen cada cierto tiempo. Veamos un ejemplo de lo que sería la interfaz sin gráficos y a continuación el estudio que haría para la serie Stranger Things.

_0GKrNtQOkQgbl3Rk_7OiQ82VPRLJgL5fwLcJ_1R1Bx4PsevVkYZXq-PmyzFwa-9TPGgQXG24ccwog-i1KEyVoQqZtX6-GVGRMI7pResMhNkX1iVJ6WzOn50BAT3Y1QjOC5tLjZO

YkYt1yxfU1HikFeMg-yorl9VHSIpP1ftKgmc99T8dvgCIvEc7T-BPKuv3UdmOTzGqw2alQZyconPxEJzfszC3Ls5iOufRu-5tV8Lg4hqF3u6XBzOmrvvBarx2gg3bbOTgUXXOANA

De hecho, lo más normal es que dependiendo de qué tipo de usuario seas, veas una u otra imagen a la hora de buscar Stranger Things.

Y otro ejemplo más. Veamos cómo Netflix vuelve a jugar con la presentación de imágenes para una vez más modular el comportamiento del usuario y que acabes viendo aquello que la plataforma más desea. Obsérvese cómo este elemento que mostramos a continuación fue la Beta que tenían en verano de una característica en la interfaz que ahora ya se encuentra insertada, que es precisamente este juego de que los personajes se mueven ligeramente en algunos puntos, por ejemplo, en el apartado: “series de ciencia ficción”. Y con ello Netflix consigue captar tu atención para que veas las series producidas por ellos mismos, no de terceros. Así aumenta el valor de la plataforma.


Con todo esto queremos hacer notar el poder de las plataformas

Pero volviendo a lo que pretenden Comcast y Disney al adquirir Sky, es porque ambas la consideran precisamente eso, una plataforma. Y en cierta medida es verdad que la extracción de datos históricamente ha sido buena por parte de Sky. Tanto es así que siempre ha conseguido destacar en UK como la que mejor contenido era capaz de suministrar. No solo por los acuerdos que firmaba, sino porque entendía bastante bien el gusto de sus clientes respecto a British Telecom. Y si, también es verdad que con Sky Now tienen una solución en streaming para la que no hace falta instalar la antena del satélite.

Pero es más que dudoso plantearse que Sky es siquiera mínimamente igual de potente a Netflix como plataforma. Sin embargo, es la mejor solución que Brian (Comcast) y Bob (Disney) encuentran en el mercado.

O tal vez no del todo… porque si observamos atentamente a Bob, vemos que lleva jugando con la idea de las plataformas un tiempo. En primer lugar, adquirieron una parte minoritaria en Bamtech (el servicio en streaming de la liga de béisbol) y la tecnología sobre la que originariamente se construyó HBO Now. Después adquirió la mayoría. Y con el acuerdo de compra de Fox se va a llevar Sky y, sobre todo, a Hulu.

Y es importante este aspecto de que también se va a llevar a Hulu, porque Hulu sí tiene muchas más similitudes con Netflix a la hora de ser considerada una plataforma que las que tiene Sky. El problema de este activo es que su propiedad se encuentra repartida.

uxFx-BsIwEoNs8rjakyMI-ziiMNsD1kVAmfBhvk6nAyJF20tF77XXoOuIFaD06BGBZ5J_Cy4nN-AjAHodHfq1w2f-SLX-AD1KdUPUCA_CdpvkidgC5yz5MYrp-YVqBQ7tEQMtD0f

Recapitulando

En resumen, realmente lo que está pasando aquí es que Comcast y Disney están intentando matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, seguir la segunda mejor estrategia que saben que es lograr escala. Y por otra, lanzar una moneda al aire de querer que la primera estrategia se cumpla al adquirir Sky.

Evidentemente, esta historia no está acabada y nuestra predicción es que las fichas se moverán hasta que al menos cada uno se quede con una de las plataformas, Sky y Hulu. Tampoco es descartable que Comcast vaya a por Fox, aunque para ello habría que prestar atención a otro acuerdo que está pendiente, el de la compra de Time Warner por AT&T.

Por concluir el artículo, Disney y Comcast se han embarcado en esta batalla porque parece ser que es justo el entorno que mejor conocen. Al fin de cuentas, Sky no es tan diferente del tipo de activos que siempre han trabajado, y tampoco supone una idea tan loca como para poner en entredicho las finanzas de ambos negocios. Pero a nosotros nos queda la duda de si no habría sido mejor haber ido directamente a intentar adquirir una plataforma desde el minuto uno y construir sobre ella, en vez de embarcarse en este proceso lento de intentar adquirir a un competidor para lograr más escala, y por el camino pelearse el uno con el otro mientras Netflix sigue robando cuota.

El tiempo dirá si han hecho bien o mal…

[Disclosure: el fondo Andromeda Value Capital tiene acciones de Disney, Comcast y Netflix]

<Try, Think, Learn>

Disclaimer: este artículo es únicamente de opinión y no supone ninguna recomendación de compra o venta. De vez en cuando escribiremos acerca de compañías que se encuentren en nuestro portfolio, pero las expresiones aquí expuestas no suponen un modelo de valoración.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad