Italia empieza a salir del pozo

9 de julio, 2013 1

Al igual que en España se comienza a vislumbrar ciertos "brotes verdes" (aquí), en Italia también sucede algo muy parecido. Los últimos cinco años para el país italiano han sido especialmente destructivos, al igual que para el resto de países de la Eurozona. Asimismo, su carácter de país periférico le ha contagiado de la situación de países como España, Grecia o Portugal. Sin embargo, poco a poco la situación macroeconómica comienza a mejorar, tal y como vamos a ver a continuación.

En primer lugar, y como no podía ser de otra forma, hay que analizar la tasa de paro, ya que es, posiblemente, el indicador macroeconómico más útil e importante. Ciertamente la tasa de paro se encuentra en máximos históricos (12,2% mayo 2013), pero en términos interanuales se viene observando una clara mejoría desde mitad del año 2012. Es conveniente recordar que los suelos de mercado se forman meses antes de que la tasa de paro (en términos absolutos) haga máximo; del mismo modo, los techos de mercado se forman mientras la tasa de paro continúa reduciéndose. Por ello, si queremos detectar con precisión los suelos y techos de mercado es fundamental dar una vuelta de tuerca a los datos y observarlos desde el punto de vista de variación de la tasa interanual.

1a4c690d408ea52aeecca434ad50e914.jpg

85acd52f514d307337bf3ae0415d5521.jpg

En segundo lugar, vamos a analizar la situación del sector servicios y del sector manufacturero, ya que después de la tasa de paro, se constituyen como los datos macroeconómicos más seguidos y de mayor importancia. El sector manufacturero sigue claramente en terreno de contracción económica y marca el 24º mes consecutivo en contracción. Sin embargo, esa mejoría en términos interanuales que señalábamos en la tasa de paro se puede apreciar igualmente aquí.

72f64c1a2385a37cf8c1368873556cdc.jpg

049e542e8ea4dcbf33de248535f37d4b.jpg

En el sector servicios la situación es muy similar a la del sector manufacturero. El dato del mes de junio de 2013 constituye el 25º mes consecutivo en terreno de contracción, sin embargo el ritmo de deterioro con respecto a los datos del mismo periodo del año anterior se está reduciendo de forma rápida e importante.

54c955eb0a330bbcc71cc4e6bb016e87.jpg

6c8a971cce363cb0d3839ae3eac1e35f.jpg

Por último, vamos a echar un vistazo a otros indicadores macroeconómicos de importancia, como son el Leading Indicator (elaborado por la OECD) y el Economic Sentiment Index. Como vamos a ver en ámbos, en los últimos meses se ha producido un claro giro alcista (especialmente evidente en el Leading Indicator).

31d5efd25624d25215101fd66ed2bce9.jpg

395e8353f565e91d00ba1ab5955853d0.jpg

2699ee99f7a76830b493d42bbea2f00c.jpg

c53ebbf093413d4ebf73ed09b94defca.jpg

De este modo, se puede concluir, sin mucho temor a equivocarse, que Italia está saliendo de la grave crisis originada a partir del año 2007. Cuando hablamos de salida de la crisis no nos referimos a que el país esté creciendo a tasas aceptables, sino a que el ritmo de destrucción, desaceleración o deterioro se está reduciendo. Probablemente tarderemos muchos años en ver niveles de crecimiento, producción industrial o paro similares a los del año 2007, pero antes de llegar a eso hemos de comenzar por una reducción del deterioro económico, que es justamente dónde nos encontramos ahora.

Pero lo que me parece más significativo es que estos "brotes verdes" que se están viendo en Italia también se están observando en otros países de la Eurozona, como por ejemplo, Francia (aquí). Así pues, parece claro que no es una mera casualidad; más bien, se trata del inicio de la recuperación económica de la Eurozona.

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Puedes seguirme también en la Cuenta Oficial de Twitter del blog: @gestionyfondos

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad