Inversiones alternativas I

5 de julio 0
Doctor en Administración y Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de... [+ info]
Doctor en Administración y Máster de finanzas en... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Hoy comenzamos una serie de publicaciones donde me acompañareis y hablaremos de todas aquellas inversiones existentes más allá de los activos financieros más conocidos, como pueden ser las acciones, los índices, los depósitos (comúnmente llamados plazos fijos), fondos de inversión y un largo etcétera. Hoy os presento una inversión en la que muchos habréis invertido sin haberos percatado de ello, y mucho menos habrá pasado por vuestra cabeza el planteamiento de sacarles un rendimiento. Hoy vengo a hablaros de la inversión en joyas, materiales preciosos y diamantes.
Me resulta curioso la mente humana. Nos planteamos sin ningún problema la venta de un terreno, de unas acciones, de un inmueble, sin embargo, el hecho de vender nuestras joyas, nos produce sentimientos negativos. El hecho de vender, un diamante o un anillo antiguo, trae consigo un factor emocional difícil de superar. Sin embargo, mientras estudiaba el sector de las joyas de lujo para realizar este post me di cuenta de que este mercado puede resultar muy rentable en algunos casos.
Las variables que debe tener en cuenta un inversor a la hora de invertir en activos dentro de este sector son:
• La firma: La empresa que comercializa la joya en cuestión es una de las variables a tener más en cuenta. Firmas como Cartier o Tiffany & Co. Son conocidas por todos, sin embargo, otras como Harry Winston o Buccellati presentan joyas únicas con un potencial de rentabilidad extraordinario.
• Pureza o sello: En el caso de las joyas de oro y los diamantes, los quilates representan la pureza de los materiales, es decir, la ausencia de impurezas o materiales diferentes al propio diamante u oro. A mayor pureza, mayor coste y posiblemente mayores rendimientos.
• Colección: La exclusividad se paga, y además caro. El hecho de poseer una pieza única incrementa considerablemente su cotización, por lo que invertir en joyas exclusivas repercute en su posible rendimiento futuro.
• Plazo: Las joyas no son activos con fecha de vencimiento por lo que, los metales preciosos tienden a revalorizarse con el paso del tiempo.
• Materiales: La composición de la joya es una variable relevante, sobre todo si tiende a escasear como en el caso de los diamantes.

Dentro de esta categoría existen dos activos principales a tener en cuenta a la hora de invertir en el sector que estamos analizando:
• Oro: Los inversores que invierten en oro buscan una cobertura frente al riesgo de inflación o posibles bajadas de tipo de cambio del dólar o alguna otra divisa. Sin embargo, presenta una alta volatilidad en la que su precio no sigue una dirección definida. Su inversión puede llevarse a cabo a través de la compra directa, o bien de fondos cotizados.
El tipo de producto negociado puede realizarse a través de la adquisición de lingotes de oro u onzas o a través de joyas. Como podemos ver la cotización actualmente pasa por un periodo de caída de precio, por lo que no podríamos descartar una posible inversión a largo plazo, como valor refugio (vía: Nasdaq).

• Platino: Los inversores pueden acceder al mercado del platino a través de una cuenta de corretaje tradicional, aunque los costes asociados a la compra, almacenamiento y aseguramiento del platino físico es mayor a los costes transaccionales relacionados con las acciones. Su cotización se lleva a cabo dentro del NYSE Arca, proporcionando un medio eficaz y seguro. Invertir en platino no está sujeto a riesgos de crédito. Puede plantearse la inversión a través de fondos cotizados como el ETFS Physical Platinum Shares, cuya cotización presentamos a continuación (vía: Bloomberg).

Como podéis ver estamos ante una bajada progresiva de los últimos años con una corrección del precio durante el último año ¿Buena opción para invertir? Quizás.

• Diamantes: El sector de los diamantes forma un oligopolio actualmente donde se reparten la cuota entre unas cuantas empresas entre las que se encuentran De Beers (posee el 40% de cuota de mercado), Alrosa, BHP Billiton y Rio Tinto.
No se negocian dentro de un mercado regulado, los precios se fijan a través de la Lista de Precios Rapaport, referencia del mercado y donde los miembros suscritos reciben la información actualizada. Las principales bolsas de diamantes se encuentran en Amberes, Londres, Nueva York, Tel Aviv y Bombay se agrupan en la Federación Mundial de Bolsas de Diamantes (WFDB). Este organismo establece un conjunto de prácticas comerciales para las bolsas que negocian con este bien.
Como se puede observar, según el índice del diamante: IDEX estamos ante una caída constante en los precios desde los últimos 5 años. ¿Será una oportunidad para invertir en diamantes?
Puede ver la cotización diaria aquí: http://www.idexonline.com/index

Otra posibilidad es la inversión en acciones de productores de materiales y piedras preciosas o comprando participaciones en fondos de inversión en diamantes.
¿Quieres invertir en alguno de los activos descritos? Existen muchos factores a tener en cuenta, aquí te dejo algunas ventajas e inconvenientes que a mi juicio debes tener en cuenta antes de invertir en este mercado.

Conclusiones:
Invierta en materiales y piedras preciosas cuando desee: una inversión segura con protección ante posibles recesiones y utilícelo como valor refugio.
No invierta en materiales y piedras preciosas si desea: Rentabilidades especulativas a corto plazo o inversiones que generen rentas periódicas.
Existen multitud de opciones, mientras tanto ¡Disfruta del trading!

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad