Introducción a las opciones financieras 4

8 de noviembre 0
Doctor en Administración y Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de... [+ info]
Doctor en Administración y Máster de finanzas en... [+ info]
12º en inB
12º en inB

En este artículo vamos a analizar las diferentes letras griegas o sensibilidades vinculadas a las opciones.

Si desea consultar el artículo anterior sobre las variables fundamentales de las opciones puede acceder en el siguiente enlace:

https://www.enbolsa.net/introduccion-las-opciones-3/

LAS SENSIBILIDADES.

Para la toma de posiciones en opciones, es importante conocer cómo afectan al precio las diversas variables comentadas anteriormente como el precio del subyacente, la volatilidad, etc. Pero no solo es necesario saber si el efecto de dichas variables beneficia o perjudica a la cartera. También es fundamental poder cuantificarlo. Para ello utilizaremos las sensibilidades.

Podríamos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto ganamos/perdemos ante movimientos de un tick en el activo subyacente?
  • ¿Cuánto ganamos/perdemos ante movimientos de la volatilidad?
  • ¿Cuánto ganamos/perdemos por el paso de un día?

A simple vista no podemos responder a estas preguntas.

A partir de los diferentes parámetros que afectan al precio de una opción, se definen las siguientes variables:

  • Delta: variación de la prima ante variaciones de un tick en el activo subyacente.
  • Gamma: variación de delta ante variaciones de un tick en el activo subyacente.
  • Vega: variación de la prima ante variaciones del 1% en la volatilidad implícita.
  • Theta: variación de la prima ante el paso de 1 día.
  • Rho: variación de la prima ante la variación del 1% en el tipo de interés. Tiene poca repercusión.

Delta

Puede variar entre 0 y 1 para las call y entre -1 y 0 para las put. Cuando la opción está OTM se acercará a 0, cuando está ATM a 0,5 (-0,5) y cuando este muy ITM a 1 (-1).

Si una opción tiene un precio de ejercicio cercano a la cotización del subyacente estará ATM, lo que significa que una variación de 1 punto de cotización del subyacente se traducirá en una variación de 0,5 en la prima.

El hecho de que una posición de compra en opciones put tenga un valor negativo es totalmente lógico. Si el precio del subyacente sube, baja el precio de las put al caer su valor intrínseco, por lo que su elasticidad es negativa con respecto a dicho precio.

También podemos definir la delta como la probabilidad de que la opción sea ejercida, ya que el valor absoluto de la delta nos proporciona la probabilidad de ejercicio de las opciones. Así una delta de 0,2 o -0,2 indica que hay una probabilidad del 20% de que la opción liquide ITM, y así sucesivamente.

Signo de la delta:

  • Positivo: compra call, venta put, compra futuro y compra contado
  • Negativo: compra put, venta call, venta futuro y Venta descubierto

Si compramos call estamos largos de delta, si vendemos call estamos cortos de delta. Las put tienen deltas negativas de forma que si compramos put estamos cortos de deltas y si vendemos put estamos largos de delta.

El valor total para la delta de cualquier strike deberá sumar siempre 100. Si la call 750 de diciembre tiene una delta de 27, la put tendrá una delta de -73.

Ejemplo

Vende 100 contratos call europeas sobre futuro, precio de ejercicio 282,25

Vende 100 contratos put, mismo precio de ejercicio,

Cotización futuro 285.

El operador quiere saber qué posición debe tomar en futuros para tener una cartera delta neutral.

La delta de call es del 41,9 y de las put 56,9

Delta=-41,9*100+56,9*100=+1500

Por tanto, vendiendo 15 contratos futuro obtiene una posición delta neutral. Esta operación inmuniza al operador ante variaciones inmediatas del precio del subyacente. Como la delta de las opciones varía con las fluctuaciones del subyacente, el operador deberá ajustar periódicamente su posición delta neutral vendiendo y comprando futuros según corresponda.

Gamma.

Ante un aumento del subyacente, delta no explica la totalidad del aumento en el precio de la opción. El signo de delta indica tendencia (alcista o bajista) y su importe informa cuanto aumenta o disminuye el valor de la posición ante variaciones del subyacente.

Las carteras de opciones con gamma positiva presentan un perfil global comprador de opciones y carteras con gamma negativa un perfil vendedor. Si gamma es positiva la delta aumenta ante los aumentos del subyacente, si gamma es negativa incrementará la delta si el subyacente decrece. Opciones compradas están largas en gamma, opciones vendidas están cortos en gamma.

A medida que la opción evoluciona de OTM a ATM la gamma crece a una determinada tasa, encuentra el máximo en ATM, y decrece a medida que se hace más ITM.

Al igual que ocurre con delta, gamma también varía conforme se modifica la volatilidad y el tiempo a vencimiento.

Gamma es una sensibilidad básica para los operadores que tratan de gestionar su posición delta neutral ya que indica el beneficio o la perdida por cada ajuste de posición y la velocidad de compra-venta que se debe realizar.

Los ajustes de una cobertura delta neutral con gamma positivo (cartera globalmente compradora) generan beneficios, ya que ante un aumento del subyacente se deben vender productos cuyo precio haya subido (activo subyacente y call) o comprar activos cuyo precio haya disminuido (put). Por el contrario, la caída del subyacente lleva a comprar productos cuyo precio haya caído (subyacente y call) o vender aquellos que hayan aumentado.

Realizaremos esta técnica en mercados volátiles que aporten mayores beneficios que lo que se pierde en la posición por el paso del tiempo.

Normalmente se intenta adecuar la posición en gamma al movimiento esperado en el mercado para ajustar la posición en delta únicamente con el activo subyacente, sin necesidad de modificar la posición en gamma con nuevas opciones. Esta técnica es conocida como gamma scalping.

Por el contrario, cuando el punto de partida es una posición gamma negativa (cartera globalmente vendedora), los ajustes necesarios para la cobertura delta neutral generarán perdidas ya que se deben comprar activos cuyo precio haya aumentado (subyacente y call) y vender activos cuyo precio haya disminuido (put). Sin embargo, el paso del tiempo juega a favor de esta posición y, si el subyacente es poco volátil, no será necesario ajustar la posición con frecuencia, ingresando más dinero por el paso del tiempo del que se pierde por los ajustes. Esta compensación del valor tiempo será mayor cuanto más se aproxime la volatilidad histórica del subyacente a la volatilidad implícita negociada en el mercado de opciones. La existencia de desfases entre ambas volatilidades aconseja la adopción de estrategias de gamma próxima a cero (gamma neutral) o incluso gamma positiva, lo cual implica la necesidad de comprar opciones a efectos de cobertura global de la cartera.

Theta.

La pérdida de valor no es homogénea, sino que se va acelerando según se reduce el tiempo a vencimiento. Puesto que se trata del valor temporal, la opción que más va a perder es la que más tiene, es decir, la ATM.

Las thetas negativas aparecen en las posiciones compradoras y las thetas positivas en las posiciones vendedoras. Por cada día que pasa, la opción pierde una cantidad de valor temporal mayor. Esta evolución beneficia a los vendedores mientras que perjudica a los compradores.

Los efectos de gamma y theta son contrarios y se contrarrestan. Un vendedor de opciones tiene una gamma negativa, pero el trascurso del tiempo le favorece (theta positiva), ya que las opciones vendidas pierden valor temporal. Al contrario, cuando compramos opciones, la gamma positiva es compensada por los efectos negativos del paso del tiempo (theta negativa). Sin embargo, aunque sean de signo contrario y valor absoluto distinto, el porcentaje de variación de una y otra con respecto al paso del tiempo es muy parecido.

Vega.

Una mayor volatilidad genera una mayor incertidumbre y en consecuencia aumenta el precio de las opciones. Por lo tanto, incrementos en la volatilidad benefician a compradores (vega positivo) y perjudican a vendedores (vega negativo).

Vega es a la volatilidad lo mismo que delta al activo subyacente:

Una posición compradora en opciones (vega positiva) es alcista en volatilidad: si la volatilidad aumenta un 1%, el valor de la posición aumenta el importe de vega.

Una posición vendedora en opciones (vega negativa) es bajista en volatilidad. Si la volatilidad aumenta disminuye la vega.

Si una opción tiene una vega de 0,35, significa que un incremento del 1% de la volatilidad aumentará la prima en 0,35 y a la inversa.

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad