Guerra Comercial Z: Capítulo 8 - "Desterrado"

3 de diciembre 4
Cuando era pequeño me quedé prendado de los mercados financieros y cuando crecí aprendí el valor del interés compuesto. A lo largo de mi... [+ info]
Cuando era pequeño me quedé prendado de los mercados... [+ info]
16º en inB
16º en inB

Hoy, vamos a conocer los aspectos fundamentales de la trayectoria de Xi Jinping (Presidente de China). Cuanto más me adentraba en detalles de su infancia y juventud más impresionado me quedaba del camino que ha tenido que recorrer el 7º Presidente de la República Popular de China.

El equipo chino relacionado con la Guerra Comercial Z es amplio y no quiero entretenerme con más capítulos sobre personajes, por lo que conoceremos al hombre más importante a día de hoy, y seguiremos profundizando en la historia que nos acontece. Quiero agradecer desde aquí al lector que me ha sugerido que investigara sobre este asunto, espero que disfrute tanto como yo lo he podido hacer.

Esta historia comienza en 1968, cuando Mao Zedong era el máximo dirigente del Partido Comunista de China y fundador de la República Popular China. Fue un político y dictador chino, se le conocía como Mao Tse Tung. En aquel año, decretó que millones de jóvenes se mudaran de las ciudades hacia el campo para aprender de la dura vida de los campesinos. Este evento llevó a la familia de Xi Jinping hacia el campo y las montañas, pero… ¿Cómo les llevó el destino a ese punto?

20577a08df05fd0df8d5847b7055430eecb798ef.jpg

Fuente: Getty Images

El padre de Xi Jingping, se llamaba Xi Zhongxun, fue un líder de la revolución comunista que luchó contra los nacionalistas del Kuomintang, y posteriormente fue ministro de propaganda en los años 50 durante el primer gobierno de Mao. Durante estos 10 primeros años de vida Xi Jingping gozó de los privilegios de la clase gobernante recibiendo entre otros una excelente educación. No obstante, en 1962 el padre de Xi Jinping fue acusado de apoyar una biografía de un líder de la revolución comunista y enemigo de la República Popular de China. En el libro destacaban la labor durante la revolución de dicho personaje, el cuál había sido encarcelado. Este apoyo del padre de Xi Jinping llegó a oídos del dictador Mao Tse Tung, teniendo como consecuencia su inhabilitación como militar y posterior destierro a una fábrica en Luoyang.  Hay que señalar que, en aquella época, muchos allegados a Mao fueron desterrados dado que el dictador se convirtió en una persona muy desconfiada. Por otra parte, no se ha verificado al 100% el motivo real que le llevó a tomar esta decisión. En aquella época en China, el destierro se consideraba el acto más humillante que te podía suceder, por lo que fue un golpe muy duro a la familia. La pena no llegó sólo ahí, toda su familia fue señalada, destrozaron la casa familiar, su hermana murió (no se sabe si asesinada o a causa de un suicidio) y al padre de Xi le persiguieron, apresaron y encarcelaron hasta el año 1975.

a49d7ca1ed83fb267b9a885168a444780c68f730.jpg

Fuente: Wikipedia

Así que, con este panorama, Xi Jinping pasa de clase alta a lo más bajo en 10 años. Es más, el decreto anteriormente mencionado le afectó directamente ya que con 11 años fue enviado a las montañas junto con tantos otros millones de personas a un pueblo perdido del interior de china en la provincia de Shaanxi. Fue una época muy dura para él, 7 años de penurias en las que vivió en una cueva llena de pulgas, recogió estiércol de animales y limpió letrinas. Para comer, sólo tenían avena, hierbajos y mendrugos. Los primeros años pensaba en escapar de su destierro y así lo hizo poniendo rumbo a Pekín, pero una redada policial lo arrestó y lo llevo de nuevo a esa cueva infectada por pulgas. Esta vez aceptó el destino que le había tocado vivir, centrándose en agricultura y en ayudar en todo lo posible a los aldeanos de los alrededores.

El germen del futuro presidente Xi se plantó en aquella cueva. Su dureza emocional. Su ambición se gestó en aquellos años en los que estudiaba y devoraba conocimientos para preparar su camino hacia el futuro. Tenía que devolver el honor que un tirano les había arrebatado a su familia. Como todos, estudiaba el Libro rojo de Mao. No se entretenía con nada que no fuera lectura, mientras los demás se divertían, él fumaba y leía. Sabía que la única manera de salir de esa dichosa cueva era escalando posiciones a través de la política.

76a2e1581c1aaa71fa2fae39a7bf6540a09b577c.jpg

Así que, ingresó en la Liga de la Juventud Comunista y tras varios intentos, consiguió entrar en el partido a la edad de 18 años, por lo que en 1975 vuelve a Pekín a estudiar Ingeniería Química (nunca la ha ejercido). También obtuvo el doctorado en teoría marxista y en educación ideológica y política en la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales.

En 1978, su padre es rehabilitado en cargos políticos por Deng Xiaopin, como secretario del partido en la provincia de Guandong, y le consigue a Xi Jinping un buen trabajo de asistente con un antiguo compañero del partido en la Comisión Militar China.

Xi Jinping se casa en esta época con la hija del que fuera embajador chino en Reino Unido y vuelve de nuevo a tener una vida de lujo y buenos contactos. No obstante, este matrimonio duraría sólo tres años. Continua su carrera política de una manera austera y sin ostentaciones y llega a ocupar puestos de responsabilidad en las provincias costeras más desarrolladas de China. En 1999, fue nombrado gobernador de la provincia de Fujian y de ahí pasó a secretario del Partido Comunista Chino en la provincia de Zhejiang (de donde curiosamente proceden el 80% de los chinos que viven en España).

En 2007, tras la destitución del jefe del partido comunista en Shanghái por un escándalo de corrupción, Xi Jingping accede al cargo y en solo 7 meses accede a un cargo como miembro del Politburó del Partido Comunista de China que es el organismo de mayor poder del país. Participó en la organización de los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008, año en el que también fue designado vicepresidente de la República Popular China. Por último, en 2013 asume la presidencia, cargo que ejerce hasta el momento con su fama de hombre duro contra la corrupción, uno de los males endémicos de la política del país asiático. Pocos dentro o fuera de China adivinaron lo que vendría después: 5 años de choque y asombro político.

Cuando Xi Jinping subió al poder en 2012, prometió al pueblo chino una campaña anticorrupción, en la cual "empuñaría una espada contra la corrupción", atrapando tanto a tigres como a moscas. Para acompañar la imagen de una nueva cultura política disciplinada y frugal, Xi trataba de evitar banquetes y a veces viajaba en camioneta con colegas en lugar de una flota de limusinas. En los últimos años el mensaje de Xi ha sido: "No se unan al Partido si quieren ganar dinero”. Pero su problema era, y todavía es, que esto es precisamente lo que los 90 millones de miembros del Partido esperan cuando se unen a éste. La política del Partido Comunista a menudo ha funcionado con un sobre de billetes, un favor o un patrocinio. Limpiar esto significa no sólo retirar individuos sino redes completas de influencia y toda una cultura. De esta manera, han caído pesos pesados como Zhou Yongkang, el funcionario más alto del Partido que era sometido a juicio por corrupción en toda la historia de la China comunista. Durante años este sujeto había sido el hombre más temido de China. Controlaba la policía, los paramilitares, las prisiones y las operaciones de inteligencia. Zhou Yongkang había sido miembro del Partido durante medio siglo. Escaló la jerarquía de la mayor compañía petrolera china y coronó su carrera con un alto cargo en el partido y el control del sistema de seguridad. Se decidió sentenciarlo a cadena perpetua. Pero Zhou no sólo era corrupto. También pertenecía a una facción rival del Partido cuyo poder desafiaba al de Xi. Todos se dieron cuenta entonces de que en la era de Xi si pierdes, pierdes todo.

7f46a2af178c2159845600a6465dc24edb524946.jpg

Zhou Yongkang - Fuente: El Comercio-Perú

Se considera la mayor «purga» de oponentes desde los tiempos de Mao. Las sanciones han afectado a más de un millón de personas. El día 11 de marzo de 2018 el Comité Central del Partido Comunista de China votó a favor de la reforma de la Constitución que permitirá a Xi Jinping presentarse indefinidamente a la reelección, acabando con el límite de dos mandatos que se encontraba en vigor. Con lo cuál va a haber presidente para rato. A más de un político en España le vendría bien una pequeña purga para que sintiera realmente el daño que provoca al ser corrupto y que fondos no lleguen donde tienen que llegar.

Xi regresó a sus raíces en el pueblo donde vivió en una cueva para codearse con campesinos y se ha esforzado por dejar claro el contraste de su propia vida y la de una élite corrupta. Pero Xi, de 66 años, pertenece a la élite. En los años previos a que asumiera la presidencia, algunos de sus familiares se hicieron increíblemente ricos, aunque no hay evidencia de que él buscara promover los intereses empresariales de su familia.

El crecimiento general de China se está ralentizando y la deuda está incrementándose. Además, ya sabéis el daño que a largo plazo puede ocasionar la Guerra Comercial Z. Muchos economistas advierten que se está acabando el tiempo para las reformas que podrían solucionar los problemas de China sin una crisis. El Partido, sin embargo, ha sobrevivido a muchas crisis, desde la gran hambruna de Mao, hasta la Revolución Cultural y el aplastamiento del movimiento prodemocracia de 1989. 

c6aa33d3bdad3198ace184c033164f9305dc7a0d.jpg

Fuente: Getty Images

La China de Xi hasta ahora se ha centrado en la creación social de la clase media con políticas de estimulación de demanda interna. Lo que es el consumo de los residentes/ no residentes chinos. Lleva a cabo esta estrategia porque sabe que hay que diversificar y no depender de las exportaciones e industria, que han sido fruto del crecimiento bestial de los últimos 40 años. El siguiente paso es construir un gran tejido de servicios y el acceso libre-total en todos los ámbitos del sector financiero. Además, de eliminar la divisa nacional (Yuan) que manipulan y quede solo un Yuan libre que oscile por las fuerzas de mercado y no por manipulación. Si continúa encerrando a sus tigres, limpiando a sus camaradas y silenciando a las voces discordantes, otros podrían plantearse las preguntas existenciales.

Jamás, desde el presidente Mao, el sueño de grandeza de China ha dependido tanto de un solo hombre.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
“...eliminar la divisa nacional (Yuan) que manipulan y quede solo un Yuan libre que oscile por las fuerzas de mercado y no por manipulación”
Para mí que una divisa oscile por las fuerzas de mercado es que los agentes que emiten dicha divisa utilicen ls políticas económicas, fiscales y monetarias para hacer que respecto de cada par de monedas en comparación, cada cuál obtenga la mejor posición posible. Eso, de siempre, se le ha llamado, manipular la moneda a la conveniencia de cada emisor. Dudo que una fluctuación ‘libre’ sea algo diferente de una ecuación de canje ‘conveniente’ en cada momento concreto del estado del mercado y, en este caso, de la balanza comercial de cada Estado.
11/12/2019 17:18
En respuesta a Antonio Amusategui Batalla
A lo que me refiero es que hay dos tipos de Yuan, uno "sin manipular China" y otro que "si manipula". Es una de las peticiones de USA en la Guerra Comercial, y a lo que se refiere que juegue con las mismas reglas. Un saludo Antonio
11/12/2019 18:04
Me lo estaba temiendo. EE.UU. quiere que China no haga lo que EE.UU. hace: conservar su posición favorable en el comercio internacional, apareciendo como acreedor universal. No digo que eso sea malo, digo que eso es lo que pretende también hacer China con su Yuan: hacer el Iznogud, o sea: (intentar) convertirse en el Califa monetario en lugar del Califa monetario. Iznogud, el infame... !qué personaje más actual!
Un saludo Leopoldo
11/12/2019 18:47
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas