Guerra Comercial Z: Capítulo 1 - “El origen del mal”

11 de junio 2
Cuando era pequeño me quedé prendado de los mercados financieros y cuando crecí aprendí el valor del interés compuesto. A lo largo de mi... [+ info]
Cuando era pequeño me quedé prendado de los mercados... [+ info]
15º en inB
15º en inB

Llevo tiempo siguiendo los acontecimientos que han llevado al desenlace de esta guerra comercial a nivel internacional. He decidido reunir toda la información, analizarla y sintetizarla con mis conclusiones a través de capítulos que explicarán todos los elementos importantes. Dada mi posición laboral, director de inversiones, tengo que tener en cuenta todos estos acontecimientos para entender hacia donde vamos según la toma de decisiones de la economía y de los poderes políticos más relevantes

Si esto fuera una película de zombis, habría un responsable del virus y una propagación que perjudicaría a todo el planeta. En esta analogía se encontraría como laboratorio culpable del virus el gobierno actual de USA y como responsable Peter Navarro. Con el veneno generado han provocado que desde mayo de 2018 comience una guerra comercial en la que las principales economías mundiales se han puesto en guardia y preparadas para tomar represalias.

Pero cada historia parte de un origen y en esta nos tenemos que adentrar en la década de los setenta para averiguar por qué ha desembocado en nuestros días dicha guerra comercial. Me centraré en el personaje que ha desencadenado tal situación actual.

c58a654778949c9cfd89816dd5f5c893bf230f95.jpg

Peter Navarro, se licenció en Economía en la Universidad de Tufts en 1972, perteneció al Cuerpo de Paz de USA sirviendo en Tailandia. Obtuvo un Máster en Administración Pública (1979) y un Doctorado de Economía (1986) en la Universidad de Harvard. En aquella época ya se le conocía por la opinión de que Estados Unidos tendría que ser duro con el comercio, acabar con el robo de propiedad intelectual, gravar las exportaciones chinas, combatir el mercantilismo chino y traer empleos a casa. Es decir, desde hace más de 40 años este característico economista tenía como fijas las ideas que está aplicando actualmente. Cualquier persona durante tantos años le da tiempo a analizar si esta equivocado, si han cambiado las variables iniciales y hay que modificar el plan anterior. Estamos ante un economista nacionalista que va a llevar obsesivamente su doctrina hasta el final.

Navarro es un autor prolífico con casi una docena de libros escritos sobre diversos temas de economía y que se especializa en temas de balanza comercial. Dos de sus obras más polémicas son The Coming China Wars (2006) y Death by China (2011). Esta última, tuvo un documental con el actor Martin Sheen en 2012.

0a34dc54f3223c6e223c40db28be8ee53c38756c.jpg

Durante su etapa de profesor en la Universidad de Irvine se presentó a varios cargos políticos en diferentes momentos de su vida, pero no fue electo para ninguno. Hay un detalle en esta historia que me ha llamado mucho la atención y es que durante mediados de los años 90 Peter Navarro dudó de sus ideales económicos nacionalistas y fue uno de los apoyos incondicionales de Hillary Clinton en su carrera para el Congreso en San Diego en 1996. Navarro era un demócrata en ese entonces, y “atención” escribió extensamente acerca de las virtudes de los acuerdos de libre comercio que “ahora” rechaza. Además, detalló en su encuentro con Clinton su admiración por su capacidad a la hora de atraer votantes y despertar en ellos entusiasmo.

Y es que se vio seducido a principios de los 90 por el encanto y poder de los Clinton. Unos años más tarde, después de comprobar los programas económicos que iban a poner en marcha afirmó “que eran las figuras más corruptas en la historia de Estados Unidos”. Por lo que sus dudas fueron causadas por estos líderes demócratas y también reforzadas, ya que después de aquella época de la que se siente avergonzado, se centró en sus obras literarias más agresivas contra China.

También es un detalle curioso que en 2008 Donald Trump afirmara sobre Hillary Clinton “la conozco y ella sería una buena presidenta o una buena vicepresidenta”. En fin, no digas nunca de esta agua no beberé.

No es hasta 2016 cuando los caminos del actual presidente de USA y el economista se cruzan. Trump se leyó Death by China (2011) y vio el documental del mismo título y quedó tan encantado con la teoría económica de Peter Navarro que decidió nombrarlo asesor económico para que ejecutara el plan que tantos años llevaba meditando.


Así que si durante la campaña, Wilbur Ross y Peter Navarro crearon un libro blanco sobre la política económica que se llevaría, al mes de la consecución de Trump como presidente, mandó reducir la influencia del Representante de Comercio de EEUU, el cuál había sido el responsable durante años de negociar los acuerdos comerciales. Es decir, elimina al negociador para mandar al que diga el padrino Trump. Esto no quedó ahí, además creó una oficina dedicada a la industria dentro de la Casa Blanca por primera vez que trabajaría con las otras tres oficinas: el Consejo Nacional de Seguridad, el Consejo Económico Nacional y el Consejo de Política Interna. De ahí que nos suelten eso de que el problema de déficit comercial con China es un problema de seguridad nacional. Durante ese periodo, la advertencia de Dan Ikenson, responsable de la política comercial del Cato Institute fue que la visión de Peter Navarro sería peligrosa, errónea y de suma-cero de la economía.

Tengo que decir que varias afirmaciones de Peter Navarro son ciertas. Ya que China mantiene su moneda barata y la manipula. Sobretodo antes de 2015, ahora tiene dos tipos de cambio sobre el yuan y ya no es tan grave, pero tiene que seguir la evolución para sea una divisa totalmente libre-cambiaria. De muchos es conocido la apropiación de propiedad intelectual de las empresas chinas copiando un sinfín de productos a precios irrisorios para poder aprovecharse del esfuerzo de otros. Otras dos razones, es que las empresas chinas contaminan el medio ambiente más libremente y emplean a trabajadores en condiciones inhumanas que no respetan el derecho internacional de los trabajadores. Todos estos argumentos llevan a las empresas estadounidenses a no poder competir con las compañías chinas ya que compiten contra el gobierno chino.

3ed8e89f37fd405bd4ad68951241640fab0850d9.jpg

Ahora la estrategia mafiosa de presentarse a los países donde existen estos desequilibrios comerciales con artimañas de sanciones comerciales proteccionistas no es el medio para solventar la balanza comercial de USA. El lugar indicado es la OMC (Organización Mundial del Comercio) y su director para que actúe como arbitro penalizando estas peleas de patio de niños de colegio. Si siguen actuando bajo esta premisa, tendremos una reducción del crecimiento mundial y con ello atentaremos claramente contra las familias y las empresas. Si continúan con este formato de por las buenas o por las malas podremos descubrir los efectos perversos más duros de la Guerra Comercial durante el primer semestre de 2020 dado que desde 2018 poco a poco se notan en diferentes indicadores macroeconómicos.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas