Grecia, un problema de todos: la cuestión no es qué sino cuándo

8 de junio, 2016 3
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Hay situaciones que sin insostenibles con total seguridad. Sin embargo, los principales responsables tienen intereses particulares que impiden una solución pactada mejor para todos. La racionalidad de cada uno es incompatible con el interés común. Hay una "falacia de la composición": los intereses individuales no llevan al óptimo.

La actitud de los acreedores (instituciones y gobiernos de la UE, principalmente) impide que Grecia crezca: que aumente sus recursos con los que pagar. Con mi dice Paul De Grauwe, Grecia paga un tipos de interés del 2%. Con que creciera por encima de eso, si deuda sería sostenible. Pero Grecia se contrae. Desde 2007 se ha contraído el PIB un 40%, y su inversión un 60%. Estos datos nos dicen que bastaba que no se hubiera contraído el PIB para que la deuda fuera un 40% más baja.

Quien crea que esto es culpa de Grecia está totalmente equivocado. Grecia es una víctima más, la mayor, de la enfermedad europea, que no deja crecer. Si en Grecia es más grave, es porque le han impuesto una condiciones que hacen huir a los inversores. El FMI le da un cimiento máximo a largo plazo del 1,7%.

El panorama de la deuda en Grecia es dantesco. Los gráficos (que ya he exhibido una vez) resumen el futuro de la deuda, si no hay quita o grecia no empieza a crecer. Los tomo del artículo de Martin Wolf. Son originalmente del FMI.

Sin quita de deuda, la deuda griega nombraría más que subir hasta el 250% de PIB, y el servicio anual al 60%, en el escenario perfilado por el FMI. Es obvio que eso es imposible: lleva directamente a la ruina de Grecia pero también de los acreedores. Antes de eso, Grecia, o cualquier país, se declararía en quiebra.

El FMI propone unas quitas y alargamientos de plazos que lograrían reducir la deuda al 100%, y el servicio anual al 15% (que se dice pronto). El problema es que la UE no querrá admitir ningun recorte de deuda, pues podría ser el disparadero para otros países. La UE quiere demostrar que, en Europa, las deudas se pagan íntegras.

¿Veremos al FMI retirarse del equipo de rescate? Wolfgang dice que debería, pues el colmo es que todos naufragaran en el intento de sostener lo imposible.

El error de la UE puede ser apoteósico, pues nos puede llevar a todos por delante. La estrategia de no reconocer la verdad estuvo a punto de matar al euro en 2012. Porque la última salida lógica para Grecia es salir del euro y denunciar parte de la deuda, por lo que tarde o temprano, a las bravas o negociando, habrá quita, y no sólo en Grecia. Como dice Wolf, a un país sin estructuras fiscales mínimamente eficientes no se le puede exigir un superávit primario del 3,5% del PIB permanentemente, cuando se largura un crecimiento medio del 1,7%. Alguien puede decir, ¿y por qué Grecia se endeudó tanto a lo que se debe responder con otra pregunta: ¿y por qué los bancos les prestaron tanto dinero contra toda lógica financiera? Aquí no caben reproches morales y jurídicos mutuos: las obligaciones financieras se pagan si se puede, y el acreedor debe ser tan flexible como el deudor si quiere cobrar una parte. Si se encastilla en los principios, como lo hace la UE, deberá responder por el riesgo de que nadie cobre y encima otros deudores se vean aculados contra el acantilado.

Otro problema es que, pese a la caída de la demanda interna, Grecia no logra superávit exterior. Las explotaciones no crecen, están planas. Eso indica que en cuanto mejorarán las cosas, las importaciones se dispararían, lo cual abriría otro agujero financiero.

En las últimas negociaciones Alemania quería que Grecia se saliese. Grecia no quiso, y Francia la apoyó. Eso obligó a Alemania a votar con Francia, pues la unidad aparente de la UE dicta que nuca deben votar separadas.

Como dice Frances Coppola en un excelente artículo, "Should Greece leave the Euro?"

[But]this is the wrong question. Unless there is a considerable shift in Eurozone politics, Greece WILL leave the Euro - eventually. The question is when, and how.

European creditors have no incentive to offer debt relief unless they are faced with the credible threat of losing much more of their money. And they are hardly going to allow Greek default on official sector debts while remaining within the Euro. So as long as there is no prospect of Greece leaving the Euro, there will be no debt relief. Therefore, as Sisyphus and Tantalus cannot exist forever in our human world, eventually Greece WILL default and leave the Euro, whether it wishes to or not.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Qué fácil todo esto de la quita griega! Fácil, hasta que uno se da cuenta de que el dinero que dejaría de pagar Grecia proviene, de una manera o de otra, de mi bolsillo y del suyo
09/06/2016 11:40
antiguo usuario
Si los principales responsables tienen intereses ....
Pues tendran que perder, pero no lo asumen ...
Mientras no lo asuman nunca saldremos,los responsables de esta situacion hay que despedirlos por inutiles, por no hacer bien su trabajo,
El problema es que a sido "Dios," quien lo despide?jajaja
Pero la culpa es de los mortales y deben de pagar, jajaja
09/06/2016 16:44
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad