Giacomo Casanova

15 de mayo, 2014 0

El exito en la inversión es reservado y timido. Tiene que obtenerse por métodos no muy distintos a los que empleamos en nuestra ambito privado cuando pretendemos cortejar a la pareja de nuestros sueños. 

Necesitamos comenzar con un acto intimo, recapacitando sobre como ha de ser la pareja con la que deseamos pasar el resto de nuestras vidas. Este pensamiento inicial tendrá vital importancia en el desarrollo de nuestra inversión por lo que debemos tomarnos el tiempo necesario para conocer el tipo de negocios que podemos encontrar en el mercado. 

Una vez inmersos en el acto de enamoramiento, este, puede compararse con el caudal de un río que nos arrastra en una dirección con la misma facilidad que a un barco de papel. Para conseguir sobrevivir a nuestras propias emociones es necesario un plan de accion bien definido que nos sirva como timón mediante el cual dirigirnos dentro del caudal. Para que el acto de cortejo surta efecto, debemos asegurarnos una puesta en accion escalonada con un fuerte componente de perseverancia que nos permita adquirir experiencia y conocimiento. 

Igual que sucede en el amor la persona amada debe demostrar su lealtad en los momentos decisivos ya que de ello dependerá nuestro futuro financiero. La última de las etapas es con toda seguridad la mas dificil de todas, pero con total certeza en algún punto de la línea de vida surgira una encrucijada que afrontar. Cuando somos capaces de resolver estos momentos de crisis con serenidad, es prácticamente seguro que disfrutaremos de una tranquilidad y un cariño recíproco sin parangón. 

Estos principios son aplicados y mostrados desde la creación de mi cartera personal en http://finanzasconfinanzas.blogspot.com.es

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad