Gestionemos nuestra cartera

28 de octubre 0


Resultado de imagen de gestion de carteras

Si han invertido alguna vez en un fondo de inversión y leído un informe detallado de él verán como se desglosan los tipos de activos, los costes, su gráfica de rendimiento, los comentarios del gestor, sus previsiones, que nunca van a ser negativas, sus últimas operativas, etc.

También es posible que, dentro del funcionamiento normal del mercado y de todo lo que le rodea, nos veamos a veces en situaciones desconcertantes, de dudas, de escuchar análisis de todo tipo, una saturación de información, entornos de euforia o de pánico, de no saber qué hacer.

Siempre he pensado que cualquier tipo de operativa, cualquier sistema de inversión o de gestión, el mercado llega un momento que la evalúa y es el que te dirá si estás haciendo las cosas bien o no.

Cuando escribo un artículo, no pienso en que lo lea un profesional o alguien con una extensísima formación sino en un inversor de a pie, como yo, y tratar de compartir visión de mercado y opiniones desde mi modesta experiencia.

Volviendo al inicio, creo que muchos inversores no tienen bien desglosado, detallado y monitorizado en un portafolio sus activos como si fuera un fondo de inversión y ellos los gestores. Personalmente no lo tenía hasta hace un tiempo y creánme que aconsejo a quien no lo tenga que se siente a ponerlo en práctica ya que no es nada complicado.

Pueden tener una estrategia definida, selección de valores, etc pero cuando reflejan todo y se monitoriza van a ver muchos detalles que antes se escapaban, van a tener una visión y control real de sus posiciones y les va a ayudar enormemente a ver el mercado y las fases de volatilidad de distinta manera tomando decisiones más objetivas y no tan influenciadas por momentos de volatilidad.

Verán como trabajando en él mejorarán y ajustarán sus ponderaciones por activos, analizarán sus variaciones, verán qué costes tienen esos activos y si puede reducirlos simplemente cambiando el producto, evitarán duplicidades, analizarán con más detalle su posicionamiento y les ayudará a tomar decisiones o a dimensionar realmente márgenes.

A veces el éxito de una inversión puede ser a corto plazo o simplemente ajustar exposición valorando zonas de caídas y tener una visión amplia.

Creen que el S&P 500 puede caer un 50%? Sí, por qué no? Creen que el S&P 500 subirá algún día a  3500 o 4000? Sí y esto es seguro. 

No sabemos cuando pero por ese motivo mi ponderación mayor  en mis inversiones de modo individual es el S&P 500, al margen de otras, aunque pueda        adoptar cortos en un momento dado o reducir mi exposición a él pero nunca lo quitaré del portafolio,  pero es sólo mi opinión.

Obviamente una buena gestión es un conjunto de criterios acertados: Análisis técnico, sistema de inversión, ponderaciones,  gestión y control de capital, selección de activos, sectores, zonas geográficas, posicionamientos largos o cortos,etc. Una mala selección de activos, una gestión inadecuada o una ponderación desacertada, por muy bien reflejado que estén en un portafolio será un desastre pero un buen enfoque unido a una gestión bien detallada, incluso en fases de caídas, mediante esta herramienta mejorará el análisis y ayudará a optimizar, adoptando estrategias de un modo más pausado y conociendo a diario la evolución de sus distintos activos o sistemas.

Es posible que alguien pueda verlo complicado y no va a ser capaz de tenerlo en breve pero si empieza por este camino a configurarlo poco a poco en un Excel verá como avanza y se preguntará que cómo ha podido estar todos estos años sin hacerlo así.

 A través de la gestión directa es posible conseguir un ahorro medio de un 70% de costes de gestión de un fondo de media de un 1,5%, la posibilidad de incorporar directamente nosotros activos diversificados (  fondos inversión indexados, índices, acciones,  materias primas, divisas, Renta fija, Etfs, Cfds, Long, Short ) unido a que podamos incluso llegar a ser mucho mejores que muchos gestores "profesionales" son razones suficientes para plantearnos gestionar nuestra propia cartera y cualquiera con interés y perseverancia en conseguirlo puede llegar a hacerlo.

Piensen que una cartera de fondos media de unos 100000 y que tenga una media de gestión de un 1,5 %, sin contar otros costes que además tienen, hablamos de 1500 euros por año pero en 10 años si el fondo de mantiene igual de media son 15000 euros que nos chupan y es un 15%. Mediante un desglose detallado de nuestros activos y de sus costes este detalle por ejemplo lo veremos de un modo que quizás antes no habíamos valorado y posiblemente veamos algún indexado que cobre 0,1% o 0,15% como alternativa.



Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad