Finanzas y ajedrez. Aprender de los errores

11 de julio 0
16 años. Jugador de ajedrez. Interesado en las finanzas y la programación informática.
16 años. Jugador de ajedrez. Interesado en las finanzas... [+ info]
15º en inB
15º en inB

En el artículo de hoy, voy a hablar de la parte psicológica de los mercados financieros y de la relación entre ajedrez y finanzas.

Hace unos días empecé a leer el libro "Los siete pecados capitales del ajedrez" de Jonathan Rowson. Este libro habla sobre los siete errores que cometen los ajedrecistas de todos los niveles. Al leer la introducción me di cuenta de que todos los errores que cometemos los ajedrecistas a largo de una partida o un torneo son los mismos que los que cometemos los inversores/especuladores/traders.

9ab1aab9c2d41593fbc54603505133348c5d1837


El primer punto que trata el libro es "El pensamiento". En este punto el autor señala que al analizar una posición tendemos a infravalorar nuestra intuición, a buscar de forma obsesiva una justificación a la jugada que "creemos" que es la buena, o incluso, a contradecir completamente a nuestro análisis inicial. Lo mismo sucede cuándo operamos en los mercados financieros. Tendemos a buscar argumentos que defiendan nuestro análisis, o peor, que rechacen su validez. Esta búsqueda de "fallos" en nuestro pensamiento, nos lleva a tener miedo y no operar.

El segundo punto que trata el libro es "La relajación". El autor dice que un problema importante es la omisión de los momentos clave y el culpable de esto es "La relajación". En finanzas, podríamos decir que a veces tendemos a conformarnos (relajarnos) y dejamos escapar oportunidades por el simple hecho de no buscar (inactividad).

El tercer punto que trata el libro es "La avidez". En este punto se habla del "resultadismo" (el querer ganar siempre y considerar que un empate o una derrota son "fracasos") y de las expectativas que uno mismo se exige cumplir. Es lógico pensar que en ajedrez no hay ni un solo jugador que no haya perdido una partida a lo largo de su trayectoria. Incluso los grandes jugadores de la historia de este juego, han caído derrotados alguna vez (bastantes en realidad) con jugadores teóricamente peores.

Al igual que en el ajedrez, en los mercados financieros es imposible ganar siempre y el que diga lo contrario miente. La cuestión está en saber sacar lecciones de las derrotas para que no vuelva a suceder lo mismo. Pero aún así, seguirán habiendo derrotas (pérdidas) porqué es algo que forma parte del juego.

La ventaja que tienen los mercados financieros respecto al ajedrez en este sentido es que las pérdidas o derrotas se pueden limitar con un stop loss. Si en un torneo los ajedrecistas pudieran limitar las partidas que pierden, muchos trofeos habrían caído en otras manos...

El cuarto punto que trata el libro es "El materialismo". Aquí el autor habla sobre que principalmente los jugadores principiantes tienen demasiado apego a tener más piezas aunque a veces valga más la pena tener menos piezas que el rival pero que estas sean más activas en el juego. En los mercados sucede lo mismo. Menos (a veces) es más. Los que se inician en las finanzas, tienden a querer operar en todos los productos posibles y estar lo más informados posible, pero generalmente la mejor estrategia es centrarse en un tipo de operativa y seleccionar muy bien la información que consideramos necesaria.

El quinto punto que trata el libro es "El egoísmo". El autor dice que un problema importante es el no ponernos en el lugar del rival, el no preguntarnos ¿Cuál es el plan del rival? ¿Qué me está amenazando con esta jugada?

En las finanzas sucede igual. Es muy importante saber ponernos en el lugar de Mr. Market (como diría Benjamin Graham) y hacernos preguntas. Preguntarse a uno mismo qué intereses hay detrás de cada operación es una de las tareas más importantes para un inversor/especulador.

El sexto punto que trata el libro es "El perfeccionismo". El perfeccionismo suele estar relacionado con la falta de confianza. En finanzas, un comportamiento perfeccionista provoca la inoperatividad, ya que siempre pensaremos que la operación no es "perfecta" y no vale la pena arriesgar dinero. Hay que estar dispuesto a aceptar que no todas las operaciones que realicemos tendrán un planteamiento 100% ganador. Es más, habrá operaciones muy bien planteadas que nos hagan perder dinero y otras que estén mal planteadas nos hagan ganar mucho dinero. La idea debe ser plantear las operaciones lo mejor posible pero sin obsesionarse.

El séptimo y último punto que trata el libro habla de "La dispersión". El autor se refiere a que algunos jugadores se desvían de su plan de juego inicial.

En finanzas, tampoco es raro ver a inversores/especuladores que se desvían del plan que trazaron antes de ejecutar la operación. Una forma de evitar esto es hacer un diario con los planteamientos de las operaciones y llevarlo a rajatabla. Esto nos hará recopilar excepciones del estilo: "Si tras tocar la resistencia de 11 cae a 10.75€ vendo". Hacer esto resulta muy útil y puede ayudar mucho a aprender de los errores.

Como habéis podido comprobar ajedrez y finanzas comparten muchas cosas en común. Os dejo con esta cita:

La especulación bursátil es una mezcla de la ruleta y el ajedrez: a medias suerte, según los hechos lleguen y se vayan, según se suceda la imponderabilidad, y a medias combinación, cálculo y estrategia.

André Kostolany. En el libro Estrategia bursátil: la mejor guía para inversores y especuladores

a41485732089cad67aca9b9841c852ce846220dd

Espero que este artículo os haya gustado y no dudéis en comentar!

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad