Fases del trader en el trading

18 de enero 1
Economista, psicólogo, trader y formador. Especialista en mercados financieros. Fundador de Psicologiaytrading.es
Economista, psicólogo, trader y formador. Especialista... [+ info]

Al iniciar nuestro camino como traders, no sabemos a que nos podemos enfrentar. A continuación os muestro cuales son las fases que, por mi experiencia y la de mis alumnos, puedos clasificar en las siguientes:


Fase 1: Ilusión

Cuando empezamos en el mundo del trading, la ilusión es la primera emoción que nos aparece. Llegamos a un mundo nuevo, apasionante, en el que hemos escuchado que podemos conseguir grandes fortunas en poco tiempo, trabajando desde casa, sin jefes, sin horarios. Es lo que siempre hemos soñado.

Además, el hecho de decir que eres trader te otorga cierto prestigio. Te sientes orgulloso de iniciar este camino, y no eres capaz de entender como no te has dado cuenta antes, o tu entorno no es capaz de ver esta gran oportunidad.

Compras un par de libros y te suscribes a algunos canales de Youtube. Abres una cuenta demo y te pasas un par de semanas empapándote de todos los conocimientos que puedes. Ya te sientes preparado.

Fase 2: La suerte del principiante

Abres tu cuenta real con un capital que en teoría no te importa perder. Abres tus primeras operaciones y son positivas. ¡Que sencillo!

La suerte del principiante es algo que siempre funciona en trading. No conozco nadie que me diga que sus inicios fueros complicados, todo lo contrario. Los inicios siempre son espectaculares y después todo se derrumba.

Fase 3: Euforia

Tus ingresos siguen en aumento. Has tenido algún que otro susto, pero la cosa sigue bien. Piensas que es normal que hayas tenido algún que otro altibajo, pues hace poco que estás en esto.

Empiezas a hacer cálculos de cuanto podrías ganar al año y que capital necesitarías para dejar de trabajar. Aquí es donde empieza el riesgo.

Fase 4: Caída

De repente, las cosas no empiezan a salir bien. Has perdido en dos días lo conseguido en dos semanas. Te empiezas a poner nervioso y no sabes como actuar. Empiezan a aparecer tus demonios y surgen las primeras conductas que se convertirán en tu modus operandi en los mercados. Ansiedad, inseguridad, miedo, sobreoperativa, sobreapalancamiento, …

Fase 5: Quemar una cuenta real

Has quemado tu primera cuenta. Has perdido el control completamente y solo haces que lamentarte. Te juras y perjuras que no lo volverás a hacer, pero ahora mismo no tienes ningún tipo de confianza. Decides que quizá es el momento de hacer alguna formación.

Fase 6: Resiliencia

La resiliencia es la capacidad del ser humano en superar circunstancias adversas y sobreponerse a ellas. Creas un pacto contigo mismo, decides formarte (esta vez en serio) y te prometes que harás las cosas bien. Ya no eres el mismo que hace 2 meses cuando empezaste.

Fase 7: Ilusión (segunda fase)

Vuelves a los mercados con calma, con ilusión y con todo lo aprendido. Te vuelve a ir bien en tus primeras operaciones. Todo funciona correctamente. Crees que esta vez ya lo has conseguido.

Fase 8: Recaída

De repende, llega un día en que vuelven todos los demonios que creías que ya se habían ido. Vuelven los mismo errores, las mismas dudas. Tu cuenta va cayendo y no sabes que hacer.

Fase 9: Quemar una cuenta emocional

Llegado este punto, tu segunda cuenta está casi quemada (o quemada del todo), pero eso ya no te importa. Lo verdaderamente importante es que has quemado tu cuenta emocional. Te planteas dejarlo, esto no es para tí. Por otro lado, hay algo dentro de ti que te empuja a seguir. Te tomas unos días para reflexionar.
Este es el punto donde muchos traders novatos deciden dejar el trading. Son los que luego dicen por redes sociales que el trading es una estafa y que es imposible ganar dinero.

Fase 10: Estabilización

Decides seguir, pero ya te has dado cuenta que las cosas no pueden seguir así. Optas por buscar una formación más profesional. Su precio es más alto que las anteriores. Piensas que si la hubieras tomado en un primer momento, quizá no hubieras quemado dos cuentas. No obstante sabes que es necesario.

Ahora tienes un método, una estrategia y un acompañamiento en todo este proceso. Ya sabes el camino que debes seguir. El final del camino lo ves muy lejos, pero sabes que caminas en la dirección correcta. Hasta ahora no sabías hacia dónde tirar.
Pasas así un tiempo hasta que te acomodas el método y la estrategia a tu personalidad y creas tu propio sistema. Pasas un año en el que tu cuenta sube y baja en la misma proporción. Todo está estable.

Fase 11: Lanzamiento

De repente, llega un día, sin hacer nada distinto, que parece que todo funciona. Te sientes cómodo, seguro de ti mismo, de tu sistema, de tu mente. Pese a que las cosas vayan bien, la prudencia sigue estando por encima de todo.

Los días ganadores cada vez son más, no hay fantasmas, no hay miedos. Sabes lo que tienes que hacer y lo que debes hacer. Se puede decir que estás empezando a sentir lo que es la consistencia. No obstante, eso no cambia nada. Ya no piensas cuanto dinero vas a ganar, si vas a vivir del trading ni lo ves como algo muy especial.
El trading se transforma en algo más en tu vida, con la misma importancia que otras cosas del día a día, y siempre por detrás de tu familia, amigos o la principal fuente de ingresos que pudieras tener.

Lo has conseguido, has cambiado tu mente, y por tanto, has transformado tu tradingAl iniciar nuestro camino como traders, no sabemos a que nos podemos enfrentar. A continuación os muestro cuales son las fases que, por mi experiencia y la de mis alumnos, puedos clasificar en las siguientes:


Fase 1: Ilusión

Cuando empezamos en el mundo del trading, la ilusión es la primera emoción que nos aparece. Llegamos a un mundo nuevo, apasionante, en el que hemos escuchado que podemos conseguir grandes fortunas en poco tiempo, trabajando desde casa, sin jefes, sin horarios. Es lo que siempre hemos soñado.

Además, el hecho de decir que eres trader te otorga cierto prestigio. Te sientes orgulloso de iniciar este camino, y no eres capaz de entender como no te has dado cuenta antes, o tu entorno no es capaz de ver esta gran oportunidad.

Compras un par de libros y te suscribes a algunos canales de Youtube. Abres una cuenta demo y te pasas un par de semanas empapándote de todos los conocimientos que puedes. Ya te sientes preparado.

Fase 2: La suerte del principiante

Abres tu cuenta real con un capital que en teoría no te importa perder. Abres tus primeras operaciones y son positivas. ¡Qué sencillo!

La suerte del principiante es algo que siempre funciona en trading. No conozco nadie que me diga que sus inicios fueros complicados, todo lo contrario. Los inicios siempre son espectaculares y después todo se derrumba.

Fase 3: Euforia

Tus ingresos siguen en aumento. Has tenido algún que otro susto, pero la cosa sigue bien. Piensas que es normal que hayas tenido algún que otro altibajo, pues hace poco que estás en esto.

Empiezas a hacer cálculos de cuanto podrías ganar al año y que capital necesitarías para dejar de trabajar. Aquí es donde empieza el riesgo.

Fase 4: Caída

De repente, las cosas no empiezan a salir bien. Has perdido en dos días lo conseguido en dos semanas. Te empiezas a poner nervioso y no sabes como actuar. Empiezan a aparecer tus demonios y surgen las primeras conductas que se convertirán en tu modus operandi en los mercados. Ansiedad, inseguridad, miedo, sobreoperativa, sobreapalancamiento, …

Fase 5: Quemar una cuenta real

Has quemado tu primera cuenta. Has perdido el control completamente y solo haces que lamentarte. Te juras y perjuras que no lo volverás a hacer, pero ahora mismo no tienes ningún tipo de confianza. Decides que quizá es el momento de hacer alguna formación.

Fase 6: Resiliencia

La resiliencia es la capacidad del ser humano en superar circunstancias adversas y sobreponerse a ellas. Creas un pacto contigo mismo, decides formarte (esta vez en serio) y te prometes que harás las cosas bien. Ya no eres el mismo que hace 2 meses cuando empezaste.

Fase 7: Ilusión (segunda fase)

Vuelves a los mercados con calma, con ilusión y con todo lo aprendido. Te vuelve a ir bien en tus primeras operaciones. Todo funciona correctamente. Crees que esta vez ya lo has conseguido.

Fase 8: Recaída

De repende, llega un día en que vuelven todos los demonios que creías que ya se habían ido. Vuelven los mismo errores, las mismas dudas. Tu cuenta va cayendo y no sabes que hacer.

Fase 9: Quemar una cuenta emocional

Llegado este punto, tu segunda cuenta está casi quemada (o quemada del todo), pero eso ya no te importa. Lo verdaderamente importante es que has quemado tu cuenta emocional. Te planteas dejarlo, esto no es para tí. Por otro lado, hay algo dentro de ti que te empuja a seguir. Te tomas unos días para reflexionar.
Este es el punto donde muchos traders novatos deciden dejar el trading. Son los que luego dicen por redes sociales que el trading es una estafa y que es imposible ganar dinero.

Fase 10: Estabilización

Decides seguir, pero ya te has dado cuenta que las cosas no pueden seguir así. Optas por buscar una formación más profesional. Su precio es más alto que las anteriores. Piensas que si la hubieras tomado en un primer momento, quizá no hubieras quemado dos cuentas. No obstante sabes que es necesario.

Ahora tienes un método, una estrategia y un acompañamiento en todo este proceso. Ya sabes el camino que debes seguir. El final del camino lo ves muy lejos, pero sabes que caminas en la dirección correcta. Hasta ahora no sabías hacia dónde tirar.
Pasas así un tiempo hasta que te acomodas el método y la estrategia a tu personalidad y creas tu propio sistema. Pasas un año en el que tu cuenta sube y baja en la misma proporción. Todo está estable.

Fase 11: Lanzamiento

De repente, llega un día, sin hacer nada distinto, que parece que todo funciona. Te sientes cómodo, seguro de ti mismo, de tu sistema, de tu mente. Pese a que las cosas vayan bien, la prudencia sigue estando por encima de todo.

Los días ganadores cada vez son más, no hay fantasmas, no hay miedos. Sabes lo que tienes que hacer y lo que debes hacer. Se puede decir que estás empezando a sentir lo que es la consistencia. No obstante, eso no cambia nada. Ya no piensas cuanto dinero vas a ganar, si vas a vivir del trading ni lo ves como algo muy especial.
El trading se transforma en algo más en tu vida, con la misma importancia que otras cosas del día a día, y siempre por detrás de tu familia, amigos o la principal fuente de ingresos que pudieras tener.

Lo has conseguido, has cambiado tu mente, y por tanto, has transformado tu trading

Este artículo tiene 1 comentario
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas