un Fantasma recorre europa. El anti europeismo

11 de marzo 3
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
6º en inB
6º en inB

La victoria en Italia de los populistas “Cinco Estrellas” y “La Liga Norte” ha hecho estallar en mil pedazos las escasas posibilidades que había de una Europa más unida, o más federal, o como se la quiera llamar, ideada por el francés Macron, movimiento que quería liderar junto con Alemania. Una y otra vez este movimiento, que el euro hace necesario, (“cuando se crea una moneda, o se crea una nación, o se crea un problema”), se va a encontrar con un muro. Unas veces ese muro, como ahora, viene de Italia, pero también viene de los paises pequeños como Holanda, que ha avisado que no quier ni oír hablar de federalismo. 
Por parte de Italia, han ganado los populistas, francamente anti euros, que si descubieran un camino digno de romper con el euro, lo implantaban ya. Pero de momento, cualquier vía de escape es ruinosa cuando tienes una deuda del 130% del PIB denominada en euros. Así que menos atractivo es para ellos hablar de más unión. Sin embargo, cada problema se convierte en una reivindicación, como la petición de Italia de que europa intervenga en su problema de inmigración, pero la regla es que eso es un problema interno de cada país. Por su parte, Hungría y Polonia aúllan cuando les mientan que deben abrir sus fronteras. Paradoja sobre paradoja.
Por parte de los paises pequeños, están encantados de su posición de aliados de Alemania que tiene una ideología similar. Sus problemas con los populismos son importantes y crecientes - Como en Alemania -, pero mayores serían si se dejarán llevar por federalismos europeos.  
Parafraseando a Marx, “hay un fantasma que acecha a Europa, y ese fantasma es... el anti europeismo.”. Una línea divisoria divide a cada país, entre anti europeistas - o populistas - y los partidos clásicos, que han perdido la cómoda mayoría absoluta. La “Grosse Coalition” del Merkel y socialistas en Alemania mantiene de momento, el estatus quo, pero literalmente, porque desde luego no vamos a asistir a ningún paso adelante hacia más unión. Si acaso, asistiremos a pasos atrás. 
Y no hemos hablado del BCE y sus planes de retirar su QE (compras de bonos nacionales) en septiembre. De momento lo ha reducido de 80 mm a 30 mm al mes; Esta reducción ya ha tenido efectos poderosos. Janus Henderson dice que su indicador clave del crecimiento de la oferta monetaria, el M1 real a seis meses, ha caído al nivel más bajo desde la Gran Recesión. Apunta a una marcada desaceleración económica más adelante este año.
Pero lo peor será cuando se pare del todo y empiecen a subir los tipos de interés de las deudas nacionales y los spread frente al bono alemán. Draghi no puede hacer otra cosa cuando su mandato se le acaba y los lobos alemanes le acosan, y probablemente le sustituirán por su perro guardián Weidmann. Dado que Italia tiene que renovar un 17% del PIB de deuda, y mientras Alemania tiene un tipo de interés real negativo del 2,5% según nos cuenta Evans-Pritchard, se comprende la confrontación latente entre Alemania y los paises del sur (y de paso con Draghi), que no tienen un  panorama financiero boyante en sus empresas privadas. España, por ejemplo, figura después de Italia en  capital inmovilizado en empresas zoombies, con pagos de intereses mayores que sus ingresos. 
Da la sensación de que Europa, como la conocemos, ha llegado al límite. Se aferra desesperadamente a ponérselo difícil a Reino Unido en el Brexit. Le vendría muy bien que RU diera marcha atrás, pero es impensable. De todas formas, con o sin Brexit, eso no va a cambiar las divisiones profunda de país a país que, se quiera o no, escinde en dos mitades al conjunto europeo. 
En suma, todo es teóricamente negociable, pero en la práctica todo está estancado. 
(Fuente: conjunto de artículos del Financial Times & Evans-Pritchard)

original en mi blog www.miguelnavascues.com

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
El gran problema en la política actual, a nivel general, es la atomización.
Demasiados partidos con demasiado poco poco poder como para mandar algo, por ta
nto se tienen que formar alianzas inestables, lo cual lleva que al final no se puedan aplicar todas las políticas del partido en el poder, puesto que al aliarse con otros tienen que ceder por aquí o por allá.
La ley electoral debería ser modificada, el que gane las elecciones aunque no sea por mayoría absoluta, aunque sólo saque un 30%, si gana, pues se lo lleva todo y punto.
12/03/2018 15:09
En respuesta a el Pavito
Sí, estoy totalmente de acuerdo. Hay que reforzar las mayorías, ir a un sistema electoral como el de Francia, Reino Unido o EEUU.
España debe ser el pais más desagregado del mundo...
12/03/2018 17:32
Si fueramos a a segunda vuelta no habria representacion de las autonomias, seriamos tan centralistas como USA a pesar de lo federal que es,,
La verdad que España es una torre de Babel, a ver lo que dura , es que se van a poder independizar todos,jajaja,
12/03/2018 19:08
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad