ESG: encantado de conocerle, espero que adivine mi nombre

3 de febrero 1
Somos una gestora de fondos de inversión liderada por Francisco García Paramés. La filosofía de inversión de Cobas Asset Management está... [+ info]
Somos una gestora de fondos de inversión liderada por... [+ info]
14º en inB
14º en inB

Hoy en día parece que no se puede comprar un periódico financiero sin leer un artículo o un anuncio que mencione ESG, SRI o sostenibilidad. Pero ¿qué es y qué significa para un inversor de valor?

Aquí le ofrecemos una guía para principiantes de lo que se está convirtiendo rápidamente en el nuevo estándar.

ESG (acrónimo en inglés de «medioambiente, social y gobernanza») es un término genérico para las inversiones que buscan tanto un rendimiento positivo como un impacto positivo a largo plazo en la sociedad, el medioambiente y el rendimiento de una empresa. Lo usan los inversores para evaluar a las empresas y determinar su rendimiento financiero futuro a largo plazo.

Diferencias entre SRI, inversión de impacto y ESG

Existen varios tipos de inversión sostenible. Entre ellos se encuentran SRI (acrónimo en inglés de «inversión socialmente responsable»), inversión de impacto (consulte nuestro blog https://www.cobasam.com/en/the...) y ESG.

La inversión socialmente responsable (SRI) comenzó en la década de 1970, cuando los inversores utilizaban principalmente métodos de selección negativa para excluir la inversión en armas de fuego, tabaco, juegos de azar, entretenimiento para adultos y otros vicios.

Este marco, que depende de la ética y la moralidad de cada uno, o de la definición de «bueno» y «malo», 

podría reducir el universo de posibilidades. Esto supone un obstáculo para la elaboración de una cartera de inversión óptima, ya que excluye, por naturaleza, una acción con un sesgo moral muy personal. Por ejemplo, ¿el alcohol es «bueno» o «malo»?

La inversión de impacto se considera una forma más avanzada y pura de inversión sostenible. Depende de la generación de un impacto ambiental y social mensurable junto con beneficios financieros. Promueve la inversión en una nueva categoría de empresas autosuficientes, prósperas y dirigidas no solo para su propio beneficio, sino también para el beneficio de la sociedad en su conjunto (https://www.cobasam.com/en/the...).

El objetivo de la inversión de impacto es utilizar el dinero y el capital de inversión para generar resultados sociales positivos mensurables.

La inversión ESG es la integración de los factores medioambientales, sociales y de gobernanza en el proceso de inversión fundamental. Mediante un marco de ESG, los inversores pueden seleccionar las empresas en las que invertir basándose en factores relacionados con la durabilidad a largo plazo de una empresa. Dicho de otro modo, las empresas que siguen normas ambientales, sociales y de gobernanza de alta calidad tienen más probabilidades de obtener mejores resultados a largo plazo (un mantra familiar para los inversores de valor). Estos criterios de ESG también pueden ayudar a los inversores a evitar las empresas que podrían asumir un mayor riesgo financiero debido a un planteamiento de ESG débil.

Para añadir cierto grado de complejidad, estas definiciones no son inamovibles y pueden solaparse. Por lo tanto, hay muchas maneras de invertir de manera «responsable». En última instancia, cada gestor de activos decide su propio planteamiento.

Cómo tener en cuenta ESG cuando se elabora una cartera orientada al valor

Los inversores (de valor) a largo plazo que tienen éxito comparten algunos principios básicos:

  • Nunca aceptar atajos como, por ejemplo, dejarse arrastrar por la corriente.
  • No distraerse ni dejarse engañar por el «ruido del mercado».
  • Hacer siempre análisis propios de una empresa, antes de invertir el dinero que tanto ha costado ganar.
  • El éxito a largo plazo exige una investigación a fondo y
  • …no dejarse influir por la volatilidad a corto plazo.

Un gestor de activos ESG de éxito también suele seguir las reglas anteriores.

En primer lugar, identificará un conjunto de inversiones atractivas, basándose en su filosofía tradicional de selección de inversiones, tras lo cual aplicará un nivel adicional de criterios financieros que podría considerar pertinentes para medir el éxito previsible a largo plazo o una posible serie de riesgos. Para los inversores de valor, esto significa elegir acciones que se negocian más baratas que su valor intrínseco.

Posteriormente, el gestor de activos de valor aplicará un filtro ESG. Estos filtros no son una lista de cribas exhaustivas, sino una selección de niveles financieros adicionales que se utilizarán a discreción del propietario de los activos. El impacto y el beneficio no tienen por qué excluirse mutuamente, ya que este filtro ESG solo se aplica después de una elección previa de acciones a partir de un planteamiento basado en el valor. Estos complementos son una subdivisión de los indicadores de rendimiento no financieros que incluyen aspectos de sostenibilidad, ética y gobernanza corporativa.

Existe la percepción errónea de que la integración de ESG afectará negativamente al rendimiento financiero. Numerosos estudios muestran lo contrario a largo plazo (https://www.tandfonline.com/do...).

Los filtros ESG influyen en la elaboración de carteras de inversión y pueden utilizarse para evaluar el riesgo de las estrategias incorporadas tanto en las decisiones de inversión como en los procesos de gestión de riesgos. 

No es de extrañar que la gran mayoría de los gestores de activos de valor hayan participado activamente en las empresas en las que invierten. Su visión a largo plazo les ha obligado a considerarlas empresas como si fueran propietarios «para siempre», a determinar las ventajas sostenibles de la empresa y cómo conservar sus activos a largo plazo. Esto se hizo principalmente a través de un examen de gobernanza corporativa y una evaluación de la calidad de una empresa, como un análisis de las inquietudes sociales y ambientales. Mucho antes de que se pusiera de moda el «filtro de ESG», los inversores de valor llevaban a cabo este tipo de análisis de forma rutinaria.

Aunque existe una amplia variedad de planteamientos de inversión ESG que pueden adoptar diversas formas, todos ellos ofrecen a los gestores de valor la oportunidad de ampliar y profundizar su compromiso a largo plazo con los equipos directivos de las empresas en las que invierten y de mejorar el conocimiento de sus inversiones.

Autora artículo: Verónica Vieira

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Si es correcto que antes se miraba estos mismos criterios en un análisis más profundo y trabajado para todo inversor o analista en valor. Ahora quizá está más a la mano de todos, pero es una gran herramienta de futuras decisiones
03/02/2020 12:22
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos