Es como un Plazo Fijo....¡pero con más rentabilidad!

12 de abril, 2012 2

Con esta sugerente frase engatusó el director de la sucursal de Banco X a una señora jubilada que llegó a nuestro despacho hace unos días, para colocarle participaciones preferentes y bonos convertibles de dicha entidad.

Nos ha parecido interesante comentar en el blog casos como el siguiente ante la cantidad de personas que nos  están llegando en las últimas fechas para la realización de informes periciales que incorporar a las demandas judiciales que están interponiendo.  Podemos estar asistiendo a un verdadero aluvión de demandas contra el sector financiero.

Imagen

Les cuento los hechos por orden cronológico tras estudiar la documentación aportada por la señora Maria (nombre ficticio) :

En Abril del 2008 le ofrecen un “maravilloso” producto muy parecido a un IPF pero con mayor rentabilidad. Dicho producto son Participaciones Preferentes a un interés del Euribor a 1 año + 0,30% con un mínimo del 4%. Teniendo en cuenta que en esas fechas el Euribor rondaba el 4,50%, la Sra. Maria no duda en firmar el maravilloso producto que el bueno del director de su sucursal de toda la vida le ofrece por ser una buena clienta de la entidad.

En Marzo del 2011 de nuevo el director llama a Doña Maria para ofrecerle canjear el maravilloso producto que tiene contratado por otro con una mayor rentabilidad, ya que el anterior, debido a la caída del Euribor le está dando un 4% y el nuevo que le ofrecen le va a dar un ¡7%!. Dicho canje es un Bono Subordinado necesariamente Convertible en Acciones del Banco X a un plazo de 3 años y un cupón del 7% anual. La Sra. Maria de nuevo firma el maravilloso ofrecimiento del señor director.

En Marzo del 2012, una tercera llamada del director. De nuevo para ofrecerle un nuevo canje de su producto. La Sra. Maria tras ver en prensa y televisión las constantes noticias referentes a clientes afectados por productos tóxicos de todo tipo, empieza a cuestionarse si ella será uno de los miles de afectados, ante lo cual nos consulta.

Este ejemplo es el de miles de pequeños ahorradores que han visto como sus ahorros de toda una vida se volatilizan o sufren minusvalías muy elevadas ante la desvergüenza de las entidades de este país. Lo más grave de un caso como el relatado es que a una señora jubilada, sin conocimientos financieros de ningún tipo y que hasta el 2008 sólo había contratado depósitos a plazo fijo, de la noche a la mañana pasa a contratar productos de riesgo elevado firmando documentación en la cual el propio banco le marca una cruz en la casilla correspondiente a “Conocimiento alto del producto. Entiendo el funcionamiento y soy capaz de evaluar sus riesgos”, siendo dicho producto bonos convertibles en acciones.

Podríamos añadir cómo en la publicidad que se le entrega a la Sra. Maria se dice textualmente que las Participaciones Preferentes las pueden contratar “clientes conservadores que tienen sus ahorros invertidos de forma permanente en IPF´s o depósitos y que buscan obtener una rentabilidad algo mayor”. Publicidad que ponemos en duda haya pasado por el registro del Banco de España.

La Sra. Maria quiere ahora recuperar su dinero, que ya no será  su dinero, sino acciones del Banco X que a día de hoy están perdiendo un 39% respecto al precio de canje.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad