Entrevista a Diego Sánchez de la Cruz por su nuevo libro "Sin medias tintas" (Parte III)

11 de abril, 2014 0
Value investor y analista de renta variable independiente. Fan de Buffett & Munger. Seguidor de Escuela Austíaca de Economía y... [+ info]
Value investor y analista de renta variable... [+ info]

Hace dos semanas publiqué la segunda parte de la entrevista que realicé al periodista económico Diego Sánchez de la Cruz a raíz de la publicación de su primer libro "Sin medias tintas: 20 entrevistas sobre la Gran Recesión", editado por Unión Editorial. La primera parte la podéis leer aquí. A continuación tenéis la tercera y última parte de la entrevista. Espero que os guste y os animo a leer este fantástico libro.

Creo que una de las mayores lacras que sufrimos en España es el continuo olvido de los incentivos a la hora de desarrollar las leyes y las normas que rigen la actividad económica.

A menudo hablamos del Estado como un ente casi perfecto a la hora de solucionar los llamados “fallos del mercado”. Sin embargo, como explica Benito Arruñada en “Sin Medias Tintas”, lo que ocurre a menudo cuando se dan estas intervenciones es que el remedio acaba siendo aún peor que la enfermedad… En vez de pensar en los políticos como una especie de ángeles que velan por nuestro bien, deberíamos verles como lo que realmente son: grupos de poder con intereses electorales. 

Para que se produzca ese cambio de actitud, uno de los retos es el de la transparencia fiscal. Si los españoles viesen claramente cuántos impuestos pagan, su actitud como contribuyentes sería mucho más exigente. Imagina que la nómina se nos ingresa  íntegra en nuestro banco y a continuación se le restan los impuestos correspondientes… ¡Qué diferente sería nuestra actitud!

7b071df748486c6c1c9c06cb307bd98d.jpg


Más difícil aún es despertar una conciencia crítica en materia monetaria.

En “Sin Medias Tintas” hablo de estos temas con economistas como Jerry Jordan y Juan Castañeda e inversores como Daniel Lacalle y Peter Schiff. También el periodista Philip Coggan, columnista en The Economist, aporta lecciones muy valiosas. ¿Qué escenario enfrentamos? Uno en el que hemos pasado de un sistema más o menos predecible a otro peligrosamente aleatorio.

Con el modelo de Bretton Woods existía cierta estabilidad monetaria. Su fin debería haber ido acompañado de un sistema libre, en el que el mercado fijase los tipos de cambio. Sin embargo, lo que ocurrió es que se inauguró la barra libre de la discrecionalidad: los bancos centrales manipulan de forma sistemática el mercado del dinero, alimentando “burbujas” y “shocks” como los que nos han llevado a esta crisis.

El regreso a la disciplina de los mercados debería llegar mediante una liberalización de los tipos de cambio y los tipos de interés. A esto se tendría que unir una retira progresiva pero continuada de las medidas de expansión cuantitativa desplegadas a lo largo del último lustro. No obstante, soy escéptico sobre la posibilidad de que lleguemos a ver este tipo de mejoras.

¿Cuál es el principal pecado de los banqueros centrales?

Creerse capaces de construir una economía ajena a las correcciones y las crisis. La vieja pretensión de “suavizar el ciclo” es la que nos ha metido en esta crisis. Desde los años de Greenspan hasta hoy, la apuesta consistió en inyectar liquidez encima de liquidez. Al final, te encuentras con una marea de dinero barato que “calentado” nuestras economías de forma artificial, alimentando tantas distorsiones que hemos terminado cayendo en una profunda crisis. 

En el libro entrevistas a Johan Norberg para analizar los paralelismos entre la actual crisis española y la recesión sueca de comienzos de los 90.

Entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, Suecia fue un ejemplo de dinamismo económico. Llegó después la “era socialdemócrata”, cuatro décadas de políticas enfocadas a controlar, dirigir y cercenar el capitalismo. ¿Resultado? Paupérrima creación de empleo, pérdida de riqueza y bienestar, empobrecimiento monetario…

En los 90, el sistema colapsa y el “Estado del Bienestar” se revela como un modelo quebrado. Llega entonces el tiempo de recuperar la receta del viejo éxito sueco: la apuesta por el liberalismo económico. Desde entonces, se ha introducido la gestión privada de servicios públicos (educación, sanidad, desempleo, pensiones), se ha reducido el gasto público, se ha reducido significativamente la presión fiscal, se ha privatizado buena parte del entramado de empresas del Estado, etc. Norberg lo explica en profundidad en “Sin Medias Tintas”, desmontando muchos de los “mitos” que aún siguen en pie cuando hablamos de la economía sueca. 

a7af1e97c52c4867ad1d33b7d8c6a637.jpg


¿Has disfrutado con este proyecto? 

Ha sido un placer sentarme a hablar con todos los entrevistados y explorar juntos los principales temas económicos de nuestro tiempo. A modo de resumen, diría que “Sin Medias Tintas” traslada una visión positiva de la capacidad económica del sector privado español, si bien también supone una condena frontal de las deformaciones del mercado alimentadas desde las Administraciones.

“Sin Medias Tintas” es un debut editorial, pero imagino que la buena acogida te animará a seguir publicando… 

Estoy trabajando desde hace mucho tiempo en otros proyectos. Uno de ellos saldrá a la luz en breve, de la mano del Instituto Juan de Mariana. Iré dando más detalles en mi web y en las redes sociales. Pero de momento, vamos a disfrutar de este trabajo, porque la verdad es que estoy muy orgulloso de haber sacado “Sin Medias Tintas” al mercado, sobre todo ante la buena acogida que ha tenido.


- FIN -

---


Por si estáis interesados en comprar el libro, podéis hacerlo tanto en papel como en ebook:

Kindle España.

Kindle América.

En papel. También en librerías de España.

En eBook.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos