El gran valor de los fosos económicos (moats) duraderos

10 de octubre Incluye: AAPLSPX 1
Asesor de inversiones basado en Kansas, Estados Unidos. Cuenta con 15 años de experiencia en la industria, y escribe sobre temas financieros... [+ info]
Asesor de inversiones basado en Kansas, Estados Unidos.... [+ info]
21º en inB
21º en inB

El término "foso económico" (moat), popularizado por Warren Buffett como concepto de inversión, no es más que una ventaja de algún tipo que permite a una empresa mantener y crecer su posición dentro de una industria, asegurando así una sana rentabilidad. La importancia de un foso no puede subestimarse. De hecho, gran parte del éxito de Buffett como inversor puede atribuirse en gran medida a la compra de empresas con fosos amplios e importantes (wide moat), y a evitar los que tienen fosos estrechos (narrow moat), que él ha caracterizado como "demasiado arriesgados".

Siguiendo el ejemplo de Buffett, Morningstar ha creado varios índices basados en criterios específicos tales como los "costes de cambio" (switching costs: por ejemplo, inconvenientes experimentados al cambiar de proveedor) y "ventaja en costes" (piensa en Wal-Mart) que permiten a ciertas compañías superar a la competencia. Este tipo de enfoque combinando lo cuantitativo y lo cualitativo permite una evaluación sencilla del foso de una empresa. El acierto en centrarse en los fosos amplios es evidente cuando se observa la evidencia, ya que las acciones de fosos amplios generalmente han superado al mercado en su conjunto...

WsMr6o5jebhIUnG0nDeCKIUb3vRVgUVVTiUawJri

... a menudo con caídas desde máximos (drawdowns) menos abultadas:

xkWRhobLiYYon2JNsxNT7R1lOIYyOhFaNZw7j0Fm

El propósito de este post, sin embargo, no es repetir lo que otros han escrito muy bien con respecto a los moats. Para más información sobre este tema, se pueden consultar los siguientes recursos:

  • - El artículo de Morningstar: What Makes a Moat?
  • - La entrevista de Patrick O' Shaughnessy a Pat Dorsey, que centra su gestora de inversiones en compañías de fosos amplios. También la presentación de Pat Dorsey sobre fosos, Fosos y Macro.
  • - Este artículo de Ensemble Capital sobre la muerte de las marcas.
  • - Y este artículo de Alpha Architect: Buffett sobre los fosos económicos.

El foco de mi entrada consiste en identificar y evaluar qué empresas o industrias tienen generalmente no sólo los fosos más amplios, sino, lo que es más importante, los fosos más duraderos. La razón por la que creo que es importante tener en cuenta la sostenibilidad del foso es porque la historia está llena de ejemplos de compañías de foso amplio que sufrieron una disrupción por los nuevos entrantes (piensa en Apple derrocando a Nokia), o de nuevas tecnologías que no sólo estrecharon los fosos, sino que destrozaron a las compañías (piensa en la fotografía digital aplastando a Kodak). No hace falta decir que ningún foso es invencible, pero sí creo que algunas industrias y empresas disfrutan de algo próximo a fosos permanentes, quizás porque sus productos y servicios tienen menos posibilidades de ser sustituidos, o porque la geografía o la regulación los han convertido en seudo-monopolios.

Aquí comento algunas de las industrias que creo que podrían disfrutar de fosos duraderos:

Ferrocarriles - En un momento dado, los ferrocarriles eran la mayor industria individual dentro del mercado bursátil, constituyendo aproximadamente dos tercios del mercado bursátil alrededor de 1900. Cuando los automóviles y los aviones amenazaron con destruir el foso del que disfrutaban los ferrocarriles, las acciones del sector se deprimieron hasta que se hizo evidente que los ferrocarriles seguían siendo el método más eficiente para transportar mercancías y materiales a través de largas distancias por Norteamérica. La industria pasó por un período de consolidación, con un puñado de empresas compitiendo entre sí por región. Finalmente, las ventajas que disfrutaba la industria ferroviaria la impulsaron a obtener fuertes retornos que superaron al mercado. Ciertamente, existen amenazas para el negocio del ferrocarril, ya que con el tiempo se puede transportar más petróleo por oleoductos que por ferrocarril, y la disminución en los usos de materiales como el carbón puede reducir significativamente el tráfico ferroviario. Sin embargo, hasta que no se desarrolle un método más eficiente y rentable para transportar grandes cantidades de materiales a través de grandes distancias, los ferrocarriles deberían seguir disfrutando de un foso duradero.

Tabaco - No es ninguna sorpresa para quienes me siguen desde hace tiempo que considero que el sector del tabaco es una de las oportunidades de inversión a largo plazo más atractivas disponibles. Por un lado, el uso del tabaco se remonta a cientos de años atrás, y apenas ha evolucionado durante ese período, por lo que tiene un tremendo poder de permanencia. Si bien el consumo de tabaco está disminuyendo a nivel nacional, el consumo internacional sigue siendo estable si no está creciendo. Ciertas regulaciones como las restricciones a la publicidad aíslan a las compañías tabacaleras ya establecidas de la competencia, lo que ha resultado en que las cuatro principales compañías tabacaleras disfruten de más del 90% de los ingresos de la industria. Las amenazas obvias son regulatorias, pero parece improbable que los gobiernos, que ya gravan el tabaco considerablemente, intenten prohibirlo, ya que el fracaso de la prohibición del alcohol demuestra la insensatez de tal medida. Por estas razones, es difícil imaginar que el moat del que disfrutan las compañías tabacaleras se estreche en un futuro cercano.

Aeropuertos - Los aeropuertos constituyen una de las pocas oportunidades de inversión que abundan fuera de EEUU, pero no existen dentro. Como expliqué en otra ocasión, los aeropuertos que cotizan en bolsa desde Francia hasta Nueva Zelanda han generado ganancias que superan a las del mercado, incluso cuando, en el caso de México, el mercado en general ha sido pésimo. Sus fosos son obvios: no tienen casi ninguna competencia en sus áreas de operación, y por lo tanto tienen un tremendo poder de fijación de precios. De hecho, los aeropuertos parecen combinar lo mejor de lo que da a los ferrocarriles un foso amplio -dominio geográfico y logístico- con el aislamiento inducido por la regulación frente a la competencia del tabaco. Las valoraciones para muchas acciones de aeropuertos son altas, y el mejor escenario puede que ya esté descontado, pero sus fosos parecen tener pocas posibilidades de ser quebrantados.


Es importante señalar que los fosos amplios continuados pueden no coincidir necesariamente con rendimientos superiores para estas industrias, pero teóricamente debería darles una mejor oportunidad de no decepcionar a los inversores. El punto clave para la inversión en fosos (moat investing), creo, no es sólo observar lo que el éxito ha permitido a una empresa crear y beneficiarse de su foso, sino también considerar si ese foso es sostenible en un período de mayor dinamismo cuando las nuevas tecnologías pueden reducir el tamaño de un foso bien establecido en mucho menos tiempo del que tardó en construirse.

Gráfico adicional: Características de rentabilidad y riesgo para el S&P 500 y el Morningstar Wide Moat Focus Index en el periodo 17/10/2007 - 31/7/2017:

unu7l5Srqf7FR93GzVqZgqrifNpv0_u2JoN6dEfR

[Nota: Este artículo se publicó originalmente en inglés, en el blog de Fortune Financial Advisors. El lector puede seguir al autor en Twitter. Traducción realizada por la edición de inBestia]

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Interesante artículo,
Coincido de que las empresas de esas tres industrias suelen tener un foso duradero. Es demasiado caro construir una red de ferrocarril y sólo es viable que la propia sea totalmente de una empresa.
Un ejemplo análogo serían las empresas de hospitales. Se puede decir que ocurre algo similar a la industria del ferrocarril.
Un saludo.
11/10/2017 09:09
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad