El futuro de la economía, escrita en sus datos

28 de abril, 2018 7
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Si uds quieren mesarse los cabellos, deprimirse y rasgarse las vestiduras como hacían nuestros tatarabuelos en la Biblia, no tienen más que ver el futuro de España tal como lo pinta Santiago Niño-Becerra, sin réplica posible, a menos que ocurra un milagro y nos transformemos en lo que no somos. La virtud de la exposición de este señor es que las variables clave están ahí, nos retratan como somos a lo largo décadas. Tenemos, en primer lugar,  una baja productividad desde 1950, que además ha ido bajando en comparación con otros países. En los grandes  años del avance tecnológico, todos los paises de la OCDE aumentaron su productividad menos España
Segundo, la ocupación en España es muy baja. La tasa de ocupación o empleados por población activa (el reverso de la tasa de paro) es muy baja, a lo que se añade que la gente que desea trabajar, o tasa de actividad sobre población en edad de trabajar (16-65 años), es de las más bajas de la OCDE. 
Pese a esta baja tasa de actividad, la tasa de paro es la más alta después de Grecia. 
La baja productividad determina un salario medio real que tiene muy difícil aumentar sin que aumente el paro o la inflación. Como dice Niño-Becerra, 

“Rebobinando. España tiene una productividad insuficiente, una tasa de actividad baja y un desempleo elevado (imaginan en que niveles estaría la tasa de desempleo si la tyasa de actividad fuese más alta). Todo ello lo que delimita es un entorno en el que las remuneraciones al trabajo sean bajas. El gráfico siguiente muestra, para una serie de países, la evolución, en términos reales, de la remuneración por hora trabajada. (OECD Compendium of Productivity Indicators 2017, May 18, 2017). Observen España. En el período 2001 – 2007, cuando ‘España fue bien’, la remuneración creció el 0,6%; pero en la fase 2009 – 2015 se hundió casi el 1%. De hecho España fue una de las economías donde menos creció la remuneración por hora trabajada cuando el mundo fue bien, pero ha sido la cuarta en la que más ha caído durante, los años de crisis contemplados. Comparen con otros países.”

Quizás, por resumir, lo mejor sea recoger la valoración del autor sobre el futuro, 

“Luego está lo que cuelga: elevadas tasas de desempleo y subempleo junto a salarios medios bajos dan lugar a recaudaciones fiscales insuficientes que deben ser complementadas con una deuda pública estratosférica que absorbe más del 20% de los ingresos presupuestarios para el pago de intereses, a la vez que las cotizaciones de esos bajos salarios y ese subempleo son crecientemente incapaces de cubrir las necesidades de las pensiones. Y soluciones que se aportan como aumentar la natalidad o fomentar la emigración las veo sin sentido viendo a los niveles que se mueve la demanda de trabajo y las expectativas de tal demanda en un entorno en el que la cada vez mas barata tecnología va a reducir las necesidades de factor trabajo.
Pienso que el futuro de España más allá del horizonte temporal que utilizan los políticos pinta muy, pero que muy mal. La economía española, pienso, está condenada a moverse en un entorno de precariedad y de subempleo con unos salarios acordes a una productividad insuficiente. Una economía pobre en la que tan sólo algunas zonas destaquen y se aproximen a zonas con más dinamismo.”

Creo que estoy totalmente de acuerdo. Yo sólo añadiría que con estos mimbres, laborales y las perspectivas demográficas, hay que hacer frente a un problema de deuda (del que hablamos aquí) que va a dejar su maca en este panorama. 

ADENDA: he recibido comentarios de rechazo por citar a “ese señor”. Que si es astrólogo, que cuando acierta es de casualidad, que es pesimista compulsivo... yo no le conozco y creo que es la primera vez que leo un artículo suyo. 
No sé lo que es, no sé si es astrólogo o maricon. Sólo sé que leí ese artículo y me gustó su metodología de poner los datos en largas series históricas, de la que sale una fotografia de España que, a veces, es grata, acertada, solo a veces, muy pocas veces. De casualidad. Y contra ese fondo histórico es claro que hay cosas básicas que no funcionan. ¿Que cojones importa si el señor es pesimista? Es pesimista por su acertada metodología? O uds llama pesimista a lo que no no le gusta?

Que le vamos a hacer. No sale una previsión rosácea de España, aunque España es uno de los mejores países para vivir. Tampoco es tanto pesimismo. No saldremos de la dulce mdeiocritas en la que vivimos. Dulce para algunos. Para otros, amarga. Esos otros tendrán pocas oportunidades si no salen fuera a buscar un camino más abierto. España tiene vocación de esos pueblos que poco a poco envejecen y se quedan vacíos. A lo mejor unas cabras, paciendo...
Y le doy la razón en otra cosa que no quería mencionar, pero ya que hemos llegado hasta aquí: 

España jamás tuvo que haber entrado en el euro ni cuando entró ni como entró, por eso metieron a España en el euro. España está pagando su entrada en una zona monetaria donde la devaluación de la moneda es imposible con empobrecimiento del factor trabajo y con desempleo estructural y con subempleo porque no puede recurrir a una productividad elevada ni a aumentar su valor añadido generado de forma generalizada porque para ello se necesita mucho tiempo y mucha inversión e innovación. El turismo es un ejemplo: la gran mayoría del turismo que viene a España es de bajo poder de gasto: España compite en precio para atraer un elevado número de turistas y obtener un ingreso total significativo pero a costa de masificar ciudades y degradar entornos.

El euro para mí es una batalla vieja y perdida. No tiene para mí sentido porque otras batallas han tomado su lugar -en parte por culpa suya. Por eso no quería meterlo. Pero no deja de ser verdad, pero no toda la verdad, porque el euro no es importante sólo para las exportaciones e importaciones. También juega un papel fundamental en los fondos de inversión que entran y salen, además de su papel obvio en el volumen de PIB real y, por ende, en la productividad. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 7 comentarios
En respuesta a josep ribes garcia
A ver. Que haya sido marxista no me dice nada, yo también lo fui cuando joven descerebrado.
Siento haberle citado. Lo importante es que en 70 años, hemos raspado por el suelo.
Antes tuvimos la suerte de de un gran crecimiento, que se agotó en lo social años setenta, al llegar la Transición. Ésta ha traído un Estado fallido, caro, e ineficaz. Mientras, las termitas siguen alegremente con su trabajo. Un saludo
28/04/2018 20:37
Yo no digo q lo q dice no tenga sentido. Pero este hombre, astrologo ademas, es un pesimista extremo.
En su dia me lei su libro el crash del 2010, y el pobre no dio ni una. Vaticinaba el hundimiento de china por ejemplo. En fin, no cuenta con mi interes para nada.
Pd. Perdon por los acentos pero estoy escribiendo con el movil
28/04/2018 21:50
No sé lo que es, no sé si es astrólogo o maricon. Sólo sé que leí ese artículo y me gustó su metodología de poner los datos en largas series históricas, sale una fotografia de España que, a veces, es grata, acertada, solo a veces. De casualidad. Y contra ese fondo histórico es claro que hay cosas básicas que no funcionan. ¿Que cojones importa si el señor es pesimista? Es pesimista por su acertada metodología? O ud llama pesimista a lo que no no le gusta?
29/04/2018 08:57
Miguel, ninguna intención de discutir contigo. Te leo con interés y te agradezco que escribas de manera tan periódica en inbestia porque siempre leo tus artículos.
Para mí pesimista es alguien que solo hace incapié en lo malo sin prestar atención a lo bueno. Como te comentaba, en 2.009-2.010 leí su libro el crash del 2.010. En él no dejaba títere con cabeza. Economías como la alemana, norteamericana y china iban a sufrir muchísimo, al estilo de la gran depresión. Lo decía así, tal cual. Bueno, han pasado 8 años y esas economías han funcionado y van funcionando...claro que algún día tendrán problemas, y quizás gravísimos. Pero un retraso de 8 o más años no es hacer una buena predicción o proyección.
Hoy en día se ha quedado casi solamente con España en su pesimismo. Y seguramente sus argumentos son buenos. Yo también estoy muy preocupado con España, y más allá de sus variables económicas estoy también preocupado con la actitud y forma de pensar de muchos españoles que me hace concluir que otros paises (Alemania, gran parte de Asia, EEUU) están más o menos centrados, y que aquí estamos muy despistados.
Por otro lado, utiliza también la astrología para predecir y explicar la economía, lo que para mí no tiene mucha base científica.
https://astrologiaexperimental.com/2013/12/17/astrologia-mundial-y-crisis-economica-el-trabajo-de-inma-fernandez-y-santiago-nino-becerra/

Solo hice ese comentario porque me leí el libro además de ese aspecto de la astrología-economía.
Por lo demás, estoy seguro al 100% que el artículo que leíste de él, está argumentado muy bien y lo que allí dice Niño Becerra tiene todo el sentido. Si no, no le hubieras dado ninguna importancia.
29/04/2018 22:49
En respuesta a Luism cab
Lo de la astrología obviamente me repugna, yo solo,me refiero al artículo que cito. Me parece racional y empírico. ¿Si España ha sido así 70 años, por que va a cambiar? Nuestro momento álgido fue en 1975, en que alcanzamos el 80% del Pib per capita de los siete paises de la CEE, los mejores. Los datos dicen que retrocedemos. A la gente no le gusta oírlo, pero porque le gusta engañarse. España¿ha ganado en democracia a cambio de economía? Lo dudo.va a superar esas deficiencias? No.
29/04/2018 23:48
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad