El espejismo de la “virtud” del ahorro

28 de octubre 8
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
8º en inB
8º en inB

He leído un artículo (Manuel Llamas), dicese que liberal (o mejor, libertario) donde se critica a Draghi por haber penalizado a los ahorradores con una política de tipo social de tipo de interés negativo y de Expansión Cuantitativa (o Quantitavity Easing). Para esta gente no hay más virtud que el ahorro, en su equiparación de la economía familiar con la Economía estatal. Vayamos por partes. Draghi no ha penalizado el ahorro, pues en la UME el problema es precisamente que el ahorro es excesivo y la inversión insuficiente. Pero si confunde el ahorro con la inversión, como hace esta gente, si crees que todo lo que se ahorra se convierte en aumento de capital físico o humano, estas confundiendo el culo con las témporas, algo usual en el liberalismo dogmático que cree en la Ley de Say. 
El ahorro, ¿es el ahorro virtud? Depende. Una familia que ahorra de cara al futuro para cubrir el gasto futuro de la educación de sus hijos es, obviamente, una familia virtuosa. Quién puede negarlo. Por el contrario, un estado que ahorra por encima de su inversión por la idea que así es virtuoso, puede estar cometiendo un craso error. El gobierno no debe ahorrar más que para cancelar deuda o invertir en gastos con efectos externos positivos, como la educación o la sanidad, o bien las obras públicas, que a largo plazo plazo aumentan la eficiencia de la economía. Saldar deuda es bueno, porque te liberas de cargas futuras, así como gastar con tino en bienes públicos que aportan economías externas. Pero una posición de ahorro público constante, como es el caso Alemania, está injustificado y provoca además malestar a los países con los que comercia, pues si el sector público más el privado ahorran, necesariamente habrá un permanente superávit exterior que aumentará sin cesar el capital acumulado frente al exterior, lo cual, a su vez, provocará un déficit de igual cuantía en dichos países, obligándoles a endeudarse o a fomentar el ahorro interno para saldar ese déficit y esa deuda. Eso crearía una situación absurda de exceso de ahorro mundial. 
Alemania se ha convertido en el pais más “virtuosoº del mundo, a costa de los demás. La suma de su ahorro privado y público es una aberración. Como dice Wolfgang Münchau (el mejor comentarista de las cosas de Europa),

“La norma presupuestaria constitucional equilibrada de Alemania es otro ejemplo. Lo clasificaría como la decisión de política económica más estúpida tomada por un país del G7 en mi vida.”

Así es. Si todos los países hicieran lo mismo, se daría un ahorro mundial muy por encima del necesario para pagar la inversión presente y futura. 
Por lo tanto, el ahorro no siempre es una virtud. Puede ser un castigo con efectos externos indeseables para los demás. A menos que no seas un economista libertario que crea en la Ley de Say, en virtud de la cual todo lo ingresado se consume o se ahorra y éste es igual a la inversión. 
Así pues, Draghi no ha penalizado el ahorro, que está más boyante que nunca. El ahorro sobre la inversión es excesivo, y por eso Draghi, ante la inflación tan baja (con riesgo de convertirse en deflación), no tiene más remedio que hacer una política expansiva - aunque yo no creo en la necesidad de los tipos de interés negativos. 
No hay que olvidar - algo que no reconocen los libertarios - que en 2012 Draghi salvo al euro de saltar por los aires, cosa que no reconoce esta dogmática escuela. 
Si el sector privado decide ahorrar por encima de la inversión en capital, lo mejor que puede hacer el estado es endeudarse y financiar gastos en bienes públicos, es decir, todos aquello que hoy o en el futuro tienen efectos productivos sobre la economía. Por eso Draghi ha alejado varías veces a lo seguro países sin deuda para que hicieran un esfuerzo de gasto superior a sus ingresos, compensando así el excesivo ahorro de su saldo ciudadanos. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 8 comentarios
Pues en el artículo dice expresamente "consecuencias muy negativas para el ahorro y la inversión" y luego explica que la situación de burbuja de los mercados financieros, que es lo que dificulta la inversión pues todo está sobrevalorado. También habla de la zombificación de la economía, que consiste en la acaparamiento de recursos por parte de empresas que deberían haberse transformado o desaparecer pero no lo han hecho gracias a la continua refinanciación que reciben.

Lo mismo pasa con los inmuebles, que rentan una miseria porque su precio se ha vuelto a inflar gracias al crédito.

Inflar los precios de los activos (bonos, acciones, inmuebles) vía crédito, para generar beneficio en la mera revalorización del precio del activo sin que exista incremento alguno en la productividad real del activo, es una pesadilla para los inversores. Es comprar duros a 6 pesetas.
29/10/2019 21:43
En respuesta a Juan Garcia
Por cierto, que la escuela austriaca (la que sigue el Sr. Llamas) define ahorro como renuncia a consumir tus excedentes de producción. Ahorro no implica acumular liquidez, esa es solo uno de las posibles inversiones del excedente, y se opta por ella o bien para autofinanciarse, o bien porque lo que producen los demás no es lo suficientemente satisfactorio. Nadie, salvo el tio Gilito, acumula liquidez por que sí de forma irracional.

Es decir, forzar al que deliberadamente acumula liquidez a gastarla o invertirla es suprimir la importantísima señal que se está lanzando a los productores para que se pongan las pilas.

No hay que olvidar nunca que la riqueza se crea produciendo, no consumiendo.
03/11/2019 10:56
En respuesta a Miguel Navascues
Bueno, el ahorro siempre tiene que ser mayor que la inversión. Si la proporción liquidez/ahorro es muy alta en favor de la liquidez, eso es porque los productores y los empresarios no ofrecen al mercado productos o proyectos lo suficientemente atractivos. Y de eso trata la riqueza, de producir cosas útiles.

Ciertamente los tipos de interés bajos (y negativos) ayudan muy poco a eso.

El que tiene la liquidez es el productor que si satisfizo a otros productores y consumidores. Forzarle a que lo gaste o invierta es darle la vuelta a los correctos incentivos: Es decir, que todos nos esforzemos en satisfacer las necesidades de los demás.
03/11/2019 19:04
los macarras del BCE penalizan el ahorro mediante el miedo; a tipos de interes bajos, menos posibilidad de ganar dinero con el dinero via depositos, asi que toca ahorrar mas, para poder tener algo que comer de viejos. Ademas, la inflaccion real es brutal, los precios de la comida, gasoil son de locos y los sueldos no suben nada, asi que mas miedo, mas ahorro, menos gasto, mas locura. Ahorrar es bueno, gastar lo que no se tiene es de locos, poner los tipos de interes a 0 o menos es fatal para la economia. Vamos a una megacrisis del copon por culpa de los macarras (draghi y la loca francesa que viene ahora) y nadie lo quiere ver.
30/10/2019 16:13
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos