El día después

7 de febrero, 2018 3
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Un vez haberme ufanado (por supuesto en broma) de haber avisado, hagamos algunas valoraciones rápidas del día después. Porque hoy los mercados se han estabilizado, y la volatilidad - signo de confianza o lo contrario, incertidumbre - Se ha reducido desde los picos de ayer. Esto es bueno, pero no olvidemos que los condicionantes siguen vigentes: el apalancamiento y la excesiva cotización, incluso después de la corrección. No sabemos si ésta va a seguir. Yo creo que hay razones para pensar que sí, pero ojalá sea lento. Recojo aquí unas palabras de Roger Farmer, muy pertinentes. 

Los caprichos del mercado son causados por los “espíritus animales” de los participantes en el mercado. Tienen poco o nada que ver con la capacidad de la economía para producir valor de manera eficiente. La mayoría de los participantes en el mercado compran y venden acciones, no porque vean valor en las empresas subyacentes: compran y venden acciones porque creen que los futuros participantes en el mercado estarán dispuestos a pagar más o menos por las mismas acciones. Después de todo, hay un tonto que nace todos los días. Pero aunque el mercado no refleja el valor social, sí refleja el valor económico. Mi investigación ha demostrado que los altibajos del mercado bursátil vienen seguidos de altibajos en el empleo y he proporcionado una teoría para explicar por qué. Cuando nos sentimos ricos, somos ricos. Cuando nos sentimos ricos, compramos más bienes y servicios, aumenta el empleo y disminuye el desempleo. Existe un mecanismo causal desde la psicología del mercado hasta resultados económicos tangibles. Normalmente, la Fed y otros bancos centrales de todo el mundo reaccionarían ante una caída del mercado al reducir la tasa de interés. La causa de preocupación surge del hecho de que no tienen espacio para reaccionar ante una caída del mercado de la manera tradicional, ya que las tasas de interés en los EE. UU., El Reino Unido, Europa y Japón se encuentran en niveles históricamente bajos. Podemos estar acercándonos a una crisis del tipo de la que advertí en mi libro, Prosperidad para todos. La solución, como sostengo aquí, es que la Fed ponga un suelo (y un techo) sobre los movimientos en el S & P al comprar y vender activamente el mercado.

Comentarios. Primero, la Bolsa no es movida por sesudos razonamientos, que  en realidad vienen ex post a justificar lo bien que se ha hecho, o a hacer ex ante un efecto llamada a la manada, para que pierdan el miedo y se metan en bolsa aunque ésta esté petada. 
La psicológía de masas es crucial, sobre cuando la gente se pone nerviosa porque ve - o cree ver -que la gente se está forrando y ello se han quedado fuera. Esto es el fondo de las grandes burbujas. 
Segundo, a La Bolsa no la mueve la economía, sino al revés. Si sube La Bolsa la gente se siente más rica y gasta más, lo que aumenta la demanda y el empleo. Efecto riqueza, se llama. Cuantos más mercados financieros están petando, más efecto riqueza. Ergo, una caída muy permanente tendría efectos contractivos en la economía. 
Tercero, Roger Farmer hace desde siempre una propuesta muy interesante. Que la FED interviniera en bolsa para establecer techos y suelos en los índices como el S&P 500, como hace con el tipo de interés. No sé como se podría implementar, pero es interesante. Desde luego algo tiene que hacerse para limitar el daño de las burbujas.

Original en el blog “La Decadencia de Occidente”, www.miguelnavascues.com

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Yo diría más bien que el mercado (o la parte puramente especulativa del mismo y que representa a una pequeña parte del total de acciones) lo mueven pocas manos, que mediante su estrategia consiguen activar los instintos animales del resto de especuladores, ya sea el de la codicia (cuando aquellos quieren vender) o el del miedo (cuando quieren comprar). La única opción de un especulador es saber interpretar los movimientos de estos depredadores, lo cual es ciertamente complicado como demuestran las estadísticas y la legión de day trasera que se pasan al valiente y la inversión a largo :). Saludos!
07/02/2018 21:22
dice que la psico de masas es crucial y mueve el mercado, cierto, son las emociones pero no solo esto, los fundamentales también, la razón. Dependiendo del momento actuará uno u otro pero no solo existe el primer factor, ambos son importantes.

Desde mi modestísimo saber me parece que es discutible que la bolsa sea el principal factor que mueve la economía. En España y otros paises europeos avanzados poca gente tiene RV y por lo tanto la bolsa no puede mover la economía. EN usa el efecto riqueza si tiene cierto impacto.

La bolsa hace suelo cuando los datos macro, siendo malos o muy malos (y los micro tb) empiezan a mejorar, siguen siendo negativos pero menos. La macro y su impacto en la micro (ventas y márgenes de las empresas etc) influye en la RV. Mucho más que el efecto riqueza, esto y la psico como hemos dicho.

Tercero, me parece pésima idea que la Fed trate de ponerle techo o suelo a la bolsa, lo que faltaba. Más intervencionismo casi siempre errado. Para esto ya tienen herramientas indirectas. Proponer que compre o venda la Fed en el mercado de RV me parece un disparate, bien intencionado pero errado.

Esto lo ha hecho el BOJ creo y sin resultado positivo que se sepa.

Parece que estoy muy peleón hoy. Así se anima esto.
08/02/2018 13:26
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad