El Brexit, como el cuento de Pedrito y el lobo

3 de junio, 2016 0
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
10º en inB
10º en inB

El 23 de junio se celebrará el referéndum británico sobre su permanencia o no en la UE. Sea por temores objetivos justificados, sea por la propaganda excesiva de los partidarios del Rema-in (gobierno, Banco de Inglaterra, la UE) , el Brexit se está erigiendo en un escollo cada vez más visible en las perspectivas económicas. La última manifestación de preocupación viene nada menos que de la FED, que ha moderado a lanzar mensajes de que su reunión del 15 de junio -ampliamente amortizada como un probable aumento del tipo de interés oficial-, podría verse condicionada por el ruido cada vez mayor que el Brexit está introduciendo. A ello se añaden las últimas noticias sobre la economía novia americana, nada halagüeñas. Él diario de empleo de mayo ha sido sencillamente catastrófico: un aumento del empleo de 38 mil, donde los pronósticos eran de 169 mil nuevos empleos.

Todo esto es un giro de 180 grados en lo que se esperaba hasta ahora, pues la publicación de las actas del FOMC de abril han sorprendido por su dureza: la mayoría de los miembros se manifestaban por un aumento del tipo de interés en la próxima reunión del FOMC, el 15 de junio. Por cierto, que estas actas desacreditan un tanto la política de comunicación (forward guidance) de Yanet Yellen, que no había dejado traslucir en su declaración oficial poco o nada de esta mayoría Hawkish.

El caso es que las probabilidades asignadas por el mercado a una subida del FED FUND rate en junio han oscilado desde menos del 10% hace dos semanas, al 30% al publicarse las actas de abril de sesgo hawkish, a una probabilidad insignificante tras el dato de empleo... sumado a las declaracion de inquietud de miembros del FOMC por el Brexit, algo ciertamente inusual en una FED que se enorgullece de fijar su política por motivos estrictamente internos. (Gráfico cortesía del FT).

En el mes de junio vamos a asistir a una coincidencia astral inusual, con distintos focos de eventuales riesgos, que si por separado pueden desencadenar tormentas incontrolables, juntos, o a pocos días de distancia (el referéndum británico es a tres días de la repetición de las elecciones españolas), nadie querría encender la chispa desencadenante. Pero no se olvide que muchos de estos disgusto son artificialmente creados por los máximos que dicen temerlos. 

Y Yellen está en una bonita tesitura. Ella misma se ha condenado a elevar tipos, por no haber sido sincera en su comunicado de abril sobre el "tono" que se respiraba en el Comité ese mes. Debió pensar que no tenía más remedio que subir el FED FUNDS rate en junio, y los últimos datos económicos la apoyaban: el beige book (valoración cualitativa de las FEDs regionales, de gran peso en los FOMC) no es entusiasmante, pero en general es moderadamente alcista. Pero Brexit, junto la fiada del empleo, son palabras mayores, y las últimas encuestas muestran u la horquilla entre el "Remain" y "Brexit" se estrecha...

Ahora bien, ¿son tan altos los riesgo del Brexit? No se puede descartar que las instituciones oficiales (Gobierno de SM, Tesoror y BoE, UE, FMI, etc) hayan forzado la mano inventando escenarios gloomies para quitar el sueño a los niños: la ciudadanía. Antes de nada: las previsiones catastróficas de esta gente, que han mezclado el corto y el largo plazo como si de repente manejaran una ciencia exacta, han tenido el efecto contrario en las encuestas: los síes al Brexit -a la salida de Gran Bretaña de la UE han subido peligrosamente.

Cuando un evento calificado de "cisne negro" se anuncia con antelación, deja de ser un cisne negro. Es decir, deja de ser una bomba inesperada. Quien más quien menos toma sus medidas, ¡hasta la misma FED! Es más, como dice James Bartholomew, las bolsas se han mostrado hasta ahora olímpicamente indiferentes a los vaivenes de los sondeos sobre el referéndum del día 23. Siguiendo a este autor, ¿cómo demonios sabrán los de la "conspiración del pesimismo" que todo va a caer a plomo en Gran Bretaña, hasta el consumo de cerveza en los pubs? La mayoría de las empresas británicas importantes son multinacionales, y tienen muchas bases en diversas partes del mundo.

¿Como saben que el PIB se va a hundir al día siguiente y en las siguientes años? Han montado un cuento del lobo tan exagerado que nadie se lo ha tragado. Los economistas nunca han previsto con precisión eventos des este tipo, que cuando son malos, son inesperados. A largo plazo nos podemos encontrar con qué sectores determinados pierdan capacidad de producción, pero también que otros se refuercen. Los economistas somos como los físicos del XVIII que, como muestra la imagen del Bartholomew, torturaban al paciente para que no muriera sin ayuda eficaz.

Lo que sí se puede aventurar es que un Brexit (de momento improbable) sería un duro golpe para la UE, pero no en términos concretos de porcentajes del PIB. Sería un duro golpe para el proyecto oficial... que, es hora de reconocer, ya ha fracasado. El Brexit no sucederá, por lo que podemos prever con certeza es que todo seguirá igual de mal: la UE no corregirá ni un ápice su camino hacia el fracaso. Seguiremos en esta prosperidad que ve cada vez menos gente, gente restringida al cogollito de la élite.

La Élite financiera europea arremete contra el Brexit: dice que acabará con la prosperidad euroepa.

¿Qué prosperidad? ¿La suya, la de ellos, refugiados en sus nichos inalcanzables en que tiene su patrimonio, paraísos fiscales no aptos para la gente corriente?

He dicho la élite financiera por eso. La noticia dice la élite empresarial, pero es más preciso llamarla la élite financiera, porque llevan ocho años sin hacer una inversión ni crear un sólo empleo. Eso sí, dominan los canales financieros por los que corre el dinero.

Europa se parece cada vez más a un sindicato de intereses; hay una confluencia creciente y sospechosa entre los que defienden el status quo y los privilegiados con capacidad suficiente para acceder a paraísos fiscales o a zonas acotadas contra Hacienda. Sin embargo, son los primeros defensores de unas instituciones que no funcionan, que han agudizado la crisis, y que han hundido paises como Grecia en defensa de unas ideas caducas y equivocadas. ¡Si al menos el Brexit fuera una campana que diera la alarma y se iniciara un camino de reformas...

Dicen estos defensores de su bienestar que temen por la propiedad privada. Yo soy férreamente defensor de la propiedad privada, pero la de todos. Europa huele a ineficacia. Las instituciones son unas cáscaras vacías que ni comen ni dejan comer. Por eso precisamente, de ahí, el Brexit. De ahí la implosión de Europa en manos del "populismo" que huele a comunismo y fascismo De ahí la derrota que no han hecho nada ellos por arreglar. El Brexit es un signo de malestar, no una excusa para encastillarse en lo de siempre, hasta que lleguen de verdad los de la demolición.

Estamos como en los años treinta: crisis, malestar, auge de los totalitarismos (no populismos, un eufemismo).

No se defiende a Europa con más de lo mismo. Hay que cambiar de rumbo. La Europa de hoy ha fracasado. Sin embargo, en los paises mediocres se defiende a dentelladas porque es último refugio de los corruptos. De ahí que las críticas solo provenga de los partidos antisistema, lo que ha dejado al sistema defendido por el tomismo europeo...

¿Que no le gusta al señor Rolls Royce el Brexit, que le puede comer unas migajas de su riqueza? el señor Rolls Royce ha patrimonializado Europa, se ha apropiado de ella. Europa es una carcasa protectora de intereses particulares, no de la propiedad de todos. No existe la prosperidad europea porque el señor Jean-Claude Junker es el defensor de unos europeos contra otros. Si defendiera la prosperidad no estaríamos desde hace ocho años en la depresión.

Europa está dividida en dos: el Norte y el Sur, los acreedores y los deudores. Los acreedores no una estén ceder. Los deudores no pueden pagar. Tarde o temprano pasarán cosas implosivas.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos