Crecimientos en Adobe y valoración de adquisiciones

16 de noviembre Incluye: ADBE 4
Andromeda Value Capital es un fondo de inversión con la visión de comportarse como un holding empresarial, invirtiendo en compañías con una... [+ info]
Andromeda Value Capital es un fondo de inversión con la... [+ info]
33º en inB
33º en inB

Hace unos días tuvo lugar la presentación de los nuevos iPad Pro de Apple y al margen de algunas claras mejoras en cuanto a los periféricos del Pen, Keyboard y pantalla, resulta sorprendente la potencia del procesador que integran. De hecho, es mayor que muchos portátiles con procesadores i7 de Intel o incluso que la Xbox (que es cierto que monta un procesador mucho más débil).

Está claro que cada vez más el iPad intentar ser un sustituto de un portátil donde su forma y características táctiles a la hora de trabajar suponen un nuevo escenario en cuanto a productividad.

Por eso, no es para nada extraño que hace un mes Adobe lanzase una versión optimizada para el iPad de distintas aplicaciones de Adobe Creative Cloud, como la conocida Photoshop. Realmente, no es que Photoshop no existiese ya para tabletas, existía, pero era una versión recortada de la aplicación de ordenador. Sin embargo, en esta nueva versión estamos hablando del verdadero Photoshop optimizado para la arquitectura ARM propia de una tableta como el iPad. Pero ojo, dicha versión se ha hecho exclusivamente para las tabletas de Apple, dejando de lado el mercado del resto de tabletas.

Evidentemente, esto tiene connotaciones a considerar. La más importante, aunque teórica, es que para que toda plataforma despegue necesita que la oferta construya sobre ella de modo que la demanda pueda encontrar un motivo para dejarse atraer. Apple lleva tiempo intentado introducir las tabletas como una nueva plataforma de productividad empresarial (acuerdos con IBM, Salesforce, SAP) y aunque en gran medida se ha conseguido, queda esta sensación de que falta un escalón final, porque realmente así es. Las tabletas en cuento a productividad sólo han sido sustituto de portátiles en ciertos nichos de actividades, pero siguen sin conquistar el núcleo de todas ellas.  

Pues bien, hablando sobre esta productividad existen a nivel mundial claramente dos ecosistemas, Office 365 de Microsoft, ya optimizado tanto para iPads como todo tipo de tabletas y Adobe Creative Cloud, la pata que le falta realmente a los iPads, o que le faltaba…

Con este acuerdo, no sólo espera Apple que su plataforma de tabletas adquiera un sentido completo, sino que abre a Adobe una nueva vía de ingresos de dos cauces. Por un lado, la monetización de estas soluciones vía iPad (la obvia) y por otro, su apuesta respecto a la realidad aumentada, ahora ya sí, con una app dedicada exclusivamente para explotar esto en los iPads (project Aero)

Adobe's Project Aero Aims to Help Creators Build AR ...

Y tiene sentido. Como decimos, debe haber un motivo para que las plataformas funcionen. Por mucho que Apple haya pretendido en todas las keynotes de desarrolladores meternos la realidad aumentada a través de ARkit, debe haber algún motivo para que la gente dedique tiempo a dicha tecnología y se pueda ir generando atracción. El mayor problema a este respecto siempre ha sido la falta de otra tecnología sencilla que permitiese construir realidad aumentada de manera fácil para los iPads.

Hasta el día de hoy, sin embargo, esto ha sido bastante confuso. La mayoría del contenido de ARkit está más bien enfocado a los videojuegos, pero en nuestra consideración esto siempre ha sido un fallo por parte de Apple desde inicio con dicha plataforma. El iPad no es un dispositivo cómodo para jugar a videojuegos y la experiencia del usuario jamás ha sido mejor que jugar desde un ordenador o una videoconsola, por eso mismo, nunca ha acabado de despegar todo lo construido en ARkit. Sin embargo, algo que puede tener mucho más sentido para esta tecnología es el diseño gráfico y por eso mismo Adobe está construyendo Project Aero, para ser la plataforma de facto sobre la que todos los diseñadores construyan en realidad aumentada.

¿Y a donde queremos llegar con todo esto? Fácil, este artículo va sobre los futuros crecimientos de Adobe. El primero lo acabos de explicar, extender sus plataformas de creación (Photoshop, Project Aero, Project Gemini) a nuevos dispositivos. El segundo sistema de crecimiento es acercar Adobe a Salesforce o Shopify.

Durante este año Adobe ha realizado dos adquisiciones muy interesantes: Magento más destinado a proveer de herramientas para explotar el Ecommerce de una empresa y Marketo, dirigido a la extracción de datos de clientes o lo que se conoce como Customer Relation Management o CRM con el fin de aplicar estrategias de marketing y subir la cuenta de ingresos.

Ambas adquisiciones vienen a potenciar el lado de Adobe Creative Cloud, es decir, el movimiento que hizo varios años atrás Adobe de trasladar todos sus servicios a la nube. La lógica es que ya que las empresas o usuarios emplean herramientas de diseño de Adobe acompañadas de su sistema en la nube pues es fácil extender todo ello a nuevas actividades de venta online y marketing con las herramientas que proporcionan las mencionadas Magento y Marketo.

Y esta última que nombramos es extremadamente interesante por el hecho de que se argumenta que Adobe ha pagado caro. No lo creemos, sino que consideramos que ha pagado en precio, pero aquí hay mucho fallo a la hora de entender entre la gente operaciones de software. Expliquémoslo.

Adobe ha comprado Marketo a un precio de 4.75B por un negocio que en mayo de 2016 valía únicamente 1.2B. En aquella fecha fue Vista Equity quien ofreció en torno a 1.8B por adquirir dicha empresa. Operación que se cerró en agosto en 2016. Sin embargo, dos años después, Adobe se la queda por los mencionados 4.75B. Eso es 2.6 veces en un plazo de dos años y prácticamente 4 veces desde antes de la adquisición por parte de la gente de Vista Equity. Sin lugar a duda, así observado, parece una compra cara.

Los motivos que argumentan lo contrario son:

  • En 2017 según información proporcionada por Vista Equity, Marketo creció un 16%. Sin embargo, según Adobe el crecimiento proyectado para 2018 es del 20%. Lo que demuestra que Vista Equity ha sido capaz de reacelerar el crecimiento del negocio. Y consideradas además la cantidad de contratos de mayor dimensión que están ganando manifiestan que realmente Marketo se está convirtiendo en un Salesforce de mucho menor tamaño. Idea que, de ser real, tal y como se apunta, la hace muy atractiva.
  • Las compañías de cloud más grandes con cierto componente tradicional están adquiriendo negocios que los complementen a un ritmo bastante acelerado:
  1. Microsoft adquiere LinkedIn
  2. Salesforce adquiere Mulesoft
  3. Microsoft adquiere GitHub
  4. Ibm adquiere Red Hat
  5. SAP adquiere Qualtrics
  • Los múltiplos de compañías cotizadas y especialmente de SaaS han aumentado hasta entre 1.5 y 2 veces desde inicios de 2016 hasta verano 2018.
  • La cotización de Adobe se ha duplicado durante este periodo de tiempo

Conclusión. Si tenemos en cuenta que los crecimientos de Marketo han aumentado en estos dos años a algo por encima del 40% en cómputo global y haciendo que la cuenta de ingresos se aproxime al final de este año a los 400M y que los múltiplos de compañías de SaaS se han doblado durante ese tiempo, no es tan difícil de ver que los 1.8B de Vista Equity ahora sean 4.75B. ¿Apretado el precio? si. Pero no caro. Recordemos que, para Adobe, una compañía que capitaliza más de 100B, las sinergias de comprar Marketo son muy altas y ese múltiplo excesivo rápidamente se diluye si la estrategia es la correcta. Es decir, Adobe adquiere los usuarios de Marketo y la capacidad de extender sus herramientas a un alto número de los propios clientes de Adobe. No estás comprando la cuenta de beneficios del negocio, estás comprando su tecnología, que es mucho más difícil de valorar…

Y las probabilidades de que hayan acertado son muy altas. Adobe tiene la fuerza y capacidad, en consecuencia, para abrir una nueva línea de ingresos en su modelo de negocio con la que generar los pilares sobre los que seguir manteniendo los altos crecimientos que lleva experimentando y por el camino intentar generar algo de competencia con Salesforce. De hecho, recordemos que, ya intentó en su día Salesforce adquirir a Marketo…

¡Ah! Y, por cierto, segunda conclusión: vender una compañía de software al inicio de 2016 no fue muy buena idea comparado con lo que se está pagando en 2018.

Rfvx1J_IUtvd-wMZtu2HHZhbfSob8nzBvlyBagx3LxpzGIe-BEohCpprYwui7lIFqhzPdaWgfPru7jr8wQz0cTEowIfBCS4YHWETrRx6Lhl8zyMXZJvoxR_dDq36WkYJITakjs6m92ceQlna

                                                             <TRY, THINK, LEARN>


[El fondo está invertido en Adobe Inc] 

Disclaimer: este artículo es únicamente de opinión y no supone ninguna recomendación de compra o venta.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
Buenas tardes, creo que sería interesante, conocer cuales son las perspectivas del fondo respecto al momento actual del ciclo en que nos encontramos dada su apuesta por la tecnología.
Saludos
16/11/2018 17:15
No conozco la empresa Adobe, pero si conozco y uso algunos de sus productos que son buenos, pero quizás algo caro. Recientemente hay empresas que están ofreciendo productos similares, no se si mejores o peores, pero por precios mucho mas baratos, por lo que habrá que ver si a largo plazo puede mantener sus beneficios.
17/11/2018 22:24
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad