Con amigos como el BCE y otros

23 de marzo 2
Inversor desde hace 25 años, apasionado de la bolsa, si ademas ganas ya es la leche
Inversor desde hace 25 años, apasionado de la bolsa, si... [+ info]

En un reciente artículo, Ángel Martin, analiza la caída de los PMIs  de marzo en Francia y Alemania, acercándose a los niveles alcanzados en el periodo de la crisis de deuda europea e indicando que aumentan las dudas sobre la posible llegada de una recesión en esos países, y en Europa en general

Es posible que Europa sufra una recesión como la de esos años, o puede ser que no, ¿pero realmente que significaría,  para las economías y bolsas francesas y alemanas que se produjera una situación como la de la crisis de la deuda? Alemania sufrió una leve recesión entre el último trimestre de 2012 y el primero de 2013, entre mediados de 2011 y mitad de 2014 el DAX subió mas de un 80%, de hecho ha sido su mejor época desde 2007, la caída máxima en ese periodo fue un 13% recuperado con gran rapidez,

En el plano económico,  aparte el leve descenso del PIB, el paro aumentó una décima del 5,3% al 5,4% y continúo su descenso pocos meses después,

Francia por su parte, no llego técnicamente a estar en recesión, pero  llego a tener 2 trimestres negativos y otros 2 con crecimiento cero, en trimestres alternos, el  CAC subió un 60% entre 2011 y 2014, también el mejor comportamiento desde 2007, el paro en Francia subió mas, del 9,6% al 10,8%,

Esta fue la última época de recesión en la eurozona, ¿hay que temerla?, no es una buena noticia evidentemente, pero no parece que ese sea el mayor problema de la eurozona, la economía y los mercados europeos no han conseguido remontar desde la crisis de 2008, el problema de las bolsas europeas es que aún no han logrado alcanzar los beneficios logrados en 2007, sus cifras de negocio, no han crecido de forma espectacular pero si han aumentado, incluso si hablamos solo de beneficios operativos, las cifras no son malas,  la mayoría de los negocios han seguido creciendo, han ahorrado costes, disminuido deudas, están mucho más saneados y centrados en lo que saben hacer que en 2007, si los beneficios reportados por las empresas europeas, sobre todo las grandes empresas, reflejaran fielmente la situación de su negocio y los beneficios que obtienen de él, posiblemente el Eurostoxx 50 estaría mucho más arriba, tal vez hubiera subido menos que el S&P, pero se acercaría a él

Sin embargo, no es esa la situación, ¿Por qué? Imagino que hay muchas respuestas y matices, la mía es, que con amigos como los que le han salido a las empresas europeas en los últimos años, no necesitan enemigos, fundamental mente el BCE y las instituciones reguladoras, las internacionales y las de la UE

No digo que la situación en 2010, no requiriera una intervención, los estados, los ciudadanos y las empresas, estaban peligrosamente endeudadas, si los tipos de interés se hubieran mantenido simplemente moderados, buena parte de los tres podían entrar en bancarrota, seguramente la intervención era necesaria, pero todo tiene un coste, y desde entonces y el comienzo de los QE, pocas cosas en la economía han funcionado normalmente, y ha producido muchos efectos secundarios, es un lugar común leer que los QEs han sostenido a las bolsas estos años, pero una ligera mirada a los hechos desmiente esta afirmación, el QE en Europa comenzó en marzo de 2015, hoy todos los índices principales están como mínimo un 10% por debajo y nunca en estos 4 años se han acercado al nivel de 2015, En USA paso algo parecido, el S&P subió de verdad cuando el QE desapareció

En Europa en este periodo postcrisis, se han regulado e intervenido la mayoría de sectores económicos, sobre todo la banca, tanto las autoridades como la sociedad, llego a la fácil conclusión de que los malvados banqueros con su codicia y malas prácticas, genero una crisis que ha hecho un enorme daño a toda la sociedad, sin intentar disculpar a los bancos, yo al menos creo que hubo muchos más culpables de lo que paso, pero hemos encontrado un chivo expiatorio en quien cebarse, con la intención declarada, de intentar evitar la repetición de la situación anterior, el BCE, la EBA, Basilea y todos los gobiernos implicados, no han dejado de intervenir en todo lo que supone el negocio bancario, aumentando las bases de capital, regulando comisiones, márgenes,  legislando retrospectivamente, creando inseguridad jurídica, y multando determinadas prácticas, de forma en algunos casos con apariencia vengativa, como es el caso de los PPI británicos, que suman ya más de 70 billones(ingleses) de libras

No entro a valorar si todas estas actuaciones sobre la banca europea, son necesarias o justas, lo que me parece indudable es que la lentitud por una parte y la continua revisión del pasado, en ocasiones no tan inmediato, están ayudando poco a crear un entorno jurídico estable, con unas reglas claras, USA impuso muy severas sanciones los primeros años de la crisis a sus principales bancos y endureció algunas reglas, pero a partir de 2012, el mercado supo a qué atenerse y está funcionando de nuevo, en Europa estamos en otra onda

No solo el sector financiero ha sufrido esta situación, ahora tenemos algo parecido en el automovilístico, que efectivamente ha actuado de forma fraudulenta, pero no mejoraremos nada demonizándole y pasando 10 o 20 años haciendo y deshaciendo normativas, creando incertidumbre sobre su futuro, años atrás la regulación se cebó con las eléctricas, Alemania decidió cerrar las nucleares después de Fukushima  en un muy corto plazo, y destrozo la viabilidad de sus empresas eléctricas, etc.

En Europa en los últimos años ha calado hondo la idea de que los grandes poderes económicos, y financieros conspiran constantemente, para explotar económicamente a los más débiles, algo que en mayor o menor medida, es cierto desde que el mundo es mundo, el fuerte siempre ha intentado y conseguido la mayor  parte de las veces, una porción de tarta mayor de la que le corresponde, por otra parte en la época actual quizá esto ocurre en menor medida que en el resto de la historia, aunque ahora los ejemplos son más notorios y conocidos, el caso es que por una cosa u otra hoy los gobiernos europeos están más preocupados en un reparto más equilibrado de la tarta, que en incrementarla, ser rico está mal visto y es sospechoso, no importa que pague todos los impuesto que le corresponden, montar una empresa y que salga bien, parece una obscenidad, no genera buena imagen, cuantos chanchullos habrá hecho, y cuanto habrá explotado a sus trabajadores, en cambio si la empresa se hunde, el emprendedor pasa a ser alguien que intento crear empleo y riqueza pero la falta de ayudas y el mercado capitalista lo han impedido, el que haya o no, hecho las cosas mal no viene a cuento, en fin que tiene mejor imagen sacar dinero de la bolsa común que meterlo, no parecen los incentivos adecuados para crear una sociedad prospera, se elogia más al perdedor que al que gana, que a lo mejor lo ha hecho porque está más preparado y ha trabajado más duro, nunca he tenido tan claro como ahora que la letra Ñ de España viene de ñoña

El BCE sigue determinado después de 10 años a mantener los tipos bajos o negativos, esto significa que ha decidido proteger al endeudado , en lugar de al ahorrador-inversor, el endeudado ha tenido tiempo para desendeudarse, las empresas lo han hecho en buena medida, aguantarían en general una subida de tipos, parte de las familias también se han desendeudado, otras no lo harán nunca, los estados no se han desendeudado nada, para que , siempre saldrá una institución al rescate, tal vez detrás de todo este la intención de forzar al que  tenga ahorros o dinero disponible, a gastarlo, y de esta forma reactivar la economía, de momento no lo han conseguido pero quien sabe

Esta me parece la situación actual en Europa, no sé qué pasaría si volviéramos a una situación normal, si dejáramos que la economía y mercados europeos volvieran a regirse por las reglas del mercado, pero creo que si queremos sociedades adultas con ciudadanos, empresas y estados adultos, debemos dejar que cada palo aguante su vela, y los incentivos funcionen adecuadamente, que los puntos cardinales estén en su sitio de nuevo

Si a partir de 2012 o 2014, el mercado bursátil hubiera funcionado libremente, el comportamiento de los beneficios empresariales sería mucho mejor que el actual, se acercaría más al comportamiento del beneficio operativo y por lo tanto las cotizaciones lo habrían reflejado, en la situación actual, en la que los beneficios de las empresas, dependen más de determinadas actuaciones políticas, judiciales o simples anuncios de intenciones, que afectan gravemente a determinados sectores, en esta situación, no va a ser fácil salir del pozo, que se produzca o no una recesión, creo que influirá poco,…… o nada

 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Si. No se si a Europa que no ha salido de la crisis del 2008 si miramos los indices, le puede afectar mucho una recesión. El problema de Europa, el continente de las antiguas potencias mundiales, es que esta obsoleto, atascado, socializado; cada vez con menos libertades, más impuestos, más intervencionismo...Es un tema político más que económico. Desde hace tiempo, quiza desde el vietnam miramos como imperialistas, capitalistas etc a quienes nos sacó dos veces de una guerra civil europea. Y el comunismo que trae el viento del este nos afecta e infecta en forma de ecologismo, feminismo,animalismo...y antiliberalismo. Pero mientras la decadente civilización occidental cae como cayo el imperio romano aprovecharemos para disfrutar de esta ludopatía lucrativa que es la bolsa.... y depués... siempre nos quedará Pekín.
23/03/2019 22:50
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas