¿Cómo influyen los déficits en el precio del oro?

10 de mayo 0
Doctor en Administración y Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de... [+ info]
Doctor en Administración y Máster de finanzas en... [+ info]
22º en inB
22º en inB

Hoy venimos con un artículo muy interesante, extraído de la web de Tom McClellan (Mc Clellan Financial Publications), en el cual Tom nos hace referencia sobre la influencia del  déficit en la cotización del oro.

Si usted es un inversor al que le gusta realizar operaciones con este activo, y según Tom McClellan, a usted entonces lo que más le interesa es el aumento de los déficits. Afortunadamente para usted, el Congreso parece haber otorgado justo lo que desea, el aumento de los déficits.

El gráfico de esta semana compara el déficit federal subyacente de 12 meses (como porcentaje del PIB) con los precios del oro. La correlación no es perfecta, pero es bastante buena en el medio/largo plazo. La implicación es que los déficits crecientes deberían suponer subidas en los precios del oro.

Ese fue ciertamente el caso durante la década de 2000, después de los supuestos superávits de finales de los años noventa. Esos no eran superávits reales, ya que la deuda federal total en realidad aumentó en cada uno de esos años. Sin embargo, para los propósitos federales de contabilidad, fueron reconocidos como años con superávit, independientemente de que no fueran reales. Y el oro en esos años no mantuvo su correlación, ya que tuvo un mal desempeño, y que se nos muestra en el siguiente gráfico.

Deficits-y-Oro.gif

Imagen sacada de www.mcoscillator.com –McClellan Financial Publications

Después de los ataques del 11 de septiembre en los EE.UU. De repente se dieron cuenta de que el déficit en el gasto militar durante la década de 1990 podría no haber sido bueno, de repente los déficits comenzaron a aumentar nuevamente. Y también lo hicieron los precios del oro. También le ayudó a esta subida, que el Banco de Inglaterra terminara sus ventas de lingotes al banco central en 2001. Sus ventas de oro desde 1999 hasta 2001 tuvieron un efecto deprimente en el mercado del oro, por lo que, detener esas ventas le dio un respiro al mercado de este activo.

Los déficits generalmente crecientes de la década de 2000 llevaron a máximos el  precio del oro en 2011. Desde entonces, los débiles intentos del Congreso de vivir dentro de sus posibilidades han ayudado a bajar los precios del oro.

Pero ahora el Congreso ha renunciado a esa noción tonta y anticuada de tener un presupuesto equilibrado, y los precios del oro están comenzando a subir de nuevo. Las tablas de impuestos revisadas para 2018 en realidad no han comenzado a tener un gran efecto aún en el arrastre total en los últimos 12 meses de recaudación de impuestos federales, pero en los próximos meses podemos esperar que ese factor comience a crecer, y por lo tanto, el déficit también.

Por último, Tom finaliza comentando que, si la correlación demostrada de los últimos 40+ años continúa en el futuro, entonces las presuntas tasas de mayor déficit deberían suponer subida de precios del oro. Y eso debería continuar hasta el momento en que el Congreso se dé cuenta de que ejecutar una deuda descomunal podría no ser algo bueno, y en ese momento deberíamos ver otro máximo importante en los precios del oro. El Congreso no parece estar cerca del punto de hacer esa realización, por lo que el mensaje para los inversores alcistas (bullish) de este metal tan preciado es que es un juego, y el oro debería estar haciendo una gran tendencia alcista general.

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad