¿Cómo está el mercado de renta fija?

23 de marzo 0
Gestor de Sicavs, cestas de fondos y de renta variable. España. Analizo los mercados financieros desde una visión global para proporcionar las... [+ info]
Gestor de Sicavs, cestas de fondos y de renta variable.... [+ info]
3º en inB
3º en inB

Al contrario de lo que podía suponerse hace unos meses, estamos terminando el primer trimestre y la burbuja de la renta fija no ha estallado. Ni en Europa ni en Estados Unidos estamos viendo subir de forma vertical la rentabilidad de los bonos del tesoro ni la de los corporativos. Es más, en estas últimas jornadas, a pesar de que la FED ha subido los tipos un cuarto de punto, los inversores están comprando bonos del tesoro norteamericano y esto genera caídas de la TIR en todos los plazos. En el siguiente gráfico en el que se compara la evolución de la rentabilidad de los bonos del tesoro de Estados Unidos a 2, 3, 5, 10 y 30 años se observa el lateral comentado. Además en el gráfico podemos ver que son los plazos de 2 a 5 años los que ofrecen una tendencia alcista en las rentabilidades en los últimos cinco años. Sin embargo en los plazos más largos (10 y 30 años) la tendencia es distinta. En estos plazos la rentabilidad actual está en niveles similares a los vividos en 2015 y bastante más bajos que los que ofrecían en 2013.

630d991b96caeeb1925402a0c117dcafd016d474

Y es que si ampliamos la evolución de la principal referencia del tesoro norteamericano, el 10 años, podemos ver claramente que este sigue enmarcado en una tendencia bajista de largo plazo. El canal bajista actual data de finales de los años 80. Es verdad que entre 2012 y 2016 se aprecia una figura de doble suelo que hace temer por un cambio de tendencia, pero si observamos el gráfico podemos ver que la media de 500 semanas (línea morada) ha venido actuando como clarísima zona de resistencia los 30 últimos años. Este nivel está frenando de momento el ascenso de las rentabilidades, y vemos que de nuevo han vuelto las compras, llevando la tir a niveles del 2,40 frente al 2.62% en el que cotizaba el día antes de la reunión de la FED.  

9f452366c4b137eb13e4abd1f1f383edf4a7f773

En el gráfico he señalado los niveles en los que probablemente se mueva la rentabilidad del bono de Estados Unidos a 10 años. Es muy complicado que supere la tasa del 3% ya que esta sería la parte superior del canal bajista de los 30 últimos años. Lo más probable es que en los próximos meses el bono se mueva entre el 2% y el 2,60% que es la zona de medias móviles y niveles que por los fundamentales de la economía de Estados Unidos se podría justificar.

En el plazo de 30 años ocurre exactamente lo mismo. Presenta un clarísimo canal bajista que se prolonga por 30 años. La parte superior del canal bajista pasa por niveles algo superiores al 3.5%. En el 3.5% está la media de 500 semanas, que ha sido una resistencia clave en el periodo comentado, y en la zona del 3.25% nivel en el que se ha frenado la última subida, también hay una resistencia intermedia.

be2b3e4d6e360e5a796cafd88ba9e36edbc8a406

Así pues, mientras no se tenga claro si la economía de Estados Unidos seguirá creciendo o no a tasas superiores al 2%-3% en promedio los próximos años, es difícilmente justificable que la tir de los bonos del tesoro se sitúe de forma consistente por encima de los niveles máximos alcanzado este año. Así pues, los inversores aprovecharán los repuntes en la TIR de los bonos de Estados Unidos para incorporarlos en sus carteras.

En Europa la situación no es la misma. El BCE anunció el QE en 2015 y desde entonces ha mantenido la rentabilidad de los bonos alemanes de plazos cortos con tasas negativas. Sin embargo, a partir del verano pasado, cuando se han empezado a revisar al alza las expectativas de crecimiento y ha ido aumentando las tasas de precios (inflación) se ha producido un cambio de tendencia en la TIR de los bonos en todos los plazos. En el siguiente gráfico comparativo de la tir de los distintos plazos del bono alemán podemos ver cómo los plazos largos sí que siguen en el lateral iniciado en diciembre pero los plazos cortos es ahora cuando están empezando a sufrir.

d6b501062a99a3cdbcddee99dc42cb6da981af9c

Y es que es ahora cuando el mercado está empezando a descontar que la política monetaria ultra expansiva del BCE llega a su fin. Se empieza a hablar de subidas de tipos en Europa a final de año o principios del 2018. Esta semana también ha saltado rumores de que el BCE podría subir la rentabilidad de las facilidades de depósito que actualmente están en el -0.4%. Así pues, en la deuda Europea sí que vemos riesgo de que las rentabilidades sigan repuntando a corto y medio plazo. Sobre todo los plazos cortos que ofrecen tires bastantes negativas.

Haciendo el mismo ejercicio que en la deuda de Estados Unidos, vemos que también el bono a 10 años alemán está en un canal bajista que dura desde principios de los 90. La parte superior del canal bajista, así como la media de 500 semanas pasa por niveles del 2%. Así que mucho ojo porque si el bono alemán empieza a no ser un activo refugio por todos los problemas políticos en Europa, y se confirma la mejoría macro de la zona euro, no se puede descartar que la tir del bono alemán siga repuntando hasta niveles cercanos a ese 2%. Sobre todo porque en el momento actual la inflación sí que está ejerciendo presión a la tir de los bonos.

8ac62be2040326e427b179d5c4088448b51d496e

Así pues, quizás en Estados Unidos ya esté descontado en el precio gran parte del recorrido alcista de la tir de los bonos, pero en Europa hay que mantener la precaución. La tir de los bonos del estado alemán es ahora cuando están iniciando una hipotética escalada de la TIR, que puede afectar a todos los bonos emitidos en euros. No obstante, entendemos que es tanta la liquidez actual en los mercados de renta fija y tanta la tipología de inversores que únicamente puede invertir en deuda pública, que entendemos que es difícil pensar en un estallido abrupto de la  burbuja de renta fija. Tal y como hemos observado esta semana con los bonos de gobierno de España y resto de periféricos, cada vez que haya un repunte en las tires, habrá inversores dispuestos a asumir riesgos a cambio de esa mayor tasa de retorno.

Y también habrá inversores de corte especulador que realizan operaciones de compra de bonos sin llevar a vencimiento aprovechándose de la volatilidad actual del precio. Creemos que la deuda pública europea es un activo más interesante para realizar las operaciones de corte especulador que las operaciones a vencimiento. Es bastante probable que una compra a vencimiento de bonos de largo plazo ofrezca minusvalías importantes si verdaderamente el BCE empieza a retirar estímulos y va reafirmándose la mejoría macro en la zona euro.



El artículo original se encuentra en el Blog de Unicorp Patrimonio S.V.

(http://blog.unicorppatrimonio.es/)


Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad