Brokers como trenes

13 de octubre 0

En mi anterior artículo hablé de la posibilidad de invertir en acciones de brokers. Es curioso que poca gente se plantee asociarse con el broker con el que invierte. Seguramente haya pocos negocios que conozca tan bien como el broker que utiliza para operar.

Cuando elegimos un broker, por lo general comparamos las tarifas, plataformas y condiciones de unos cuantos. Lo lógico, es el elegir el mejor broker de todos. O, al menos, el mejor para nuestros requisitos. Por tanto, tenemos un gran conocimiento del sector. Y es una ventaja que no se puede desaprovechar.

Además, el negocio de la inversión y el trading está claramente en ascenso. Muchas veces los inversores, especialmente en lo últimos años, se centra en sectores tecnológicos en los que la rentabilidad de una empresa puede ser muy grande. Especialmente, en las empresas de software. Éstas no requieren grandes inversiones de capital, y apuntan a mercados casi infinitos.

Si miramos a la historia y nos fijamos en las industrias punteras en bolsa, veremos que sectores como el de los ferrocarriles o el petrolero han tenido fuertes auges similares al del software hoy en día. Sin embargo, tenía dos diferencias claras:

  1. Mayores necesidades de capital
  2. Menores clientes potenciales

En el caso de los ferrocarriles se ve de forma más clara. No hay que explicar que la inversión necesaria era enorme. No sólo eso, el mantenimiento y la operativa también suponía grandes costes. E, igualmente, no se puede negar que el número máximo de clientes está tremendamente limitado. Por tanto, aunque podían ser inversiones muy rentables, tenían un tope evidente.

Esto no sucede con la tecnología y, especialmente, con el software. Obviamente las necesidades de capital son menores y el mercado no tiene límite.

Centrémonos en el segundo y vamos a internar simplificarlo al máximo. ¿Cuál es el número máximo de personas que pueden usar Windows? ¿Cuántas empresas pueden usar los servicios de Microsoft? Pues ninguna de las dos está limitada por cuestiones geográficas o similares. Por tanto, aunque en algún momento tocarán techo, el potencial es enorme.

¿Y qué tienen que ver los brokers con todo esto? Pues que tienen unas características similares a las empresas de software. No tienen grandes necesidades de capital, no tienen stock, y su mercado no tiene fin.

Curiosamente, mientras las empresas de software cotizan a múltiplos muy elevados, los brokers online cotizados en bolsa cotizan a múltiplos bajos. Sí, está claro que el múltiplo debe ajustarse por la calidad del negocio y las ventajas competitivas, y no es igual Microsoft que Plus500. Pero esto no quita que haya cientos de empresas tecnológicas cotizando a múltiplos enormes, e incluso compañías que nunca han sido rentables que cotizan a precios mucho mayores que algunos brokers online cuyo negocio va viento en popa.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas