BCE. Alternativas que se comentan

25 de marzo 5
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
4º en inB
4º en inB

En Bloomberg encuentro este artículo sobre las posibles alternativas para el BCE frente a la pandemia. Lo que ya ha anunciado y posibilidades comentadas. Destaca la idea de uno bono europeo, Coronabono, pero cuya aplicación se antoja difícil.

Los responsables de las políticas del Banco Central Europeo están abiertos a activar su herramienta más poderosa de compra de bonos si es necesario para ayudar a la economía afectada por el coronavirus de la región del euro. Si bien el programa de transacciones monetarias absolutas solo se mencionó brevemente en la reunión de emergencia del Consejo de Gobierno de la semana pasada, que se centró en acordar un programa de compra diferente, está claro que habría un amplio apoyo, dijeron las personas. Pidieron no ser identificados porque la sesión fue privada. La reactivación de OMT, que depende de que los países aseguren el acceso al fondo de rescate de Europa, beneficiaría a los miembros de la zona del euro cuyas finanzas públicas tensas corren el riesgo de limitar su capacidad de amortiguar el golpe de la pandemia de coronavirus. Los bonos griegos se recuperaron después del informe, y el rendimiento de los títulos a 10 años cayó 11 puntos básicos a 2,35%. El OMT fue diseñado en 2012 después de que el ex presidente Mario Draghi se comprometiera a hacer "lo que sea necesario" para salvar el euro durante la crisis de deuda de la región. Le permite al BCE comprar cantidades casi ilimitadas de la deuda soberana de una nación, reduciendo los rendimientos de los bonos que corren el riesgo de hacer que el estímulo fiscal tan necesario sea inasequible. Condiciones politicas Antes de que la presidenta Christine Lagarde y sus colegas puedan lanzar el programa, los gobiernos deben obtener algún tipo de asistencia del Mecanismo Europeo de Estabilidad. Esa asistencia normalmente requiere que los gobiernos se suscriban a las reformas, un estigma que podría disuadir a algunos. Los gobiernos están considerando cómo podrían proporcionar líneas de crédito con condicionalidad limitada o nula.

Este estigma me lleva a pensar que el gobierno español no va a pedir la ayuda, por la  mala gestión, de que es consciente, del déficit público. Se obligaría a rectificar el camino de despilfarro que le exigen sus socios, lo que pondría en peligro su estabilidad parlamentaria.

Italia, que ha sido la más afectada por la pandemia, ha argumentado que las líneas de crédito solo pueden ser una solución temporal. El país tiene la segunda carga de deuda más alta de la zona euro después de Grecia, lo que hace que los rendimientos más altos sean especialmente difíciles de sobrellevar. Las necesidades anuales de refinanciación de la deuda pública del país ya representan el 20% del PIB. Otra posible solución, favorecida por Italia, entre otras, sería un Coronabono del euro. Durante una teleconferencia de ministros de finanzas de la zona del euro anoche, Lagarde hizo un fuerte impulso para ese tipo de emisión de deuda conjunta, aunque no obtuvo suficiente apoyo. Si bien los gobiernos están actuando lentamente para encontrar una solución, el BCE ya ha intensificado su respuesta a la crisis. La reunión de la semana pasada resultó en un Programa de compra de emergencia pandémica de 750 mil millones de euros ($ 810 mil millones), lo que significa que gastará más de 1 billón (trillones) de euros en deuda este año. También está probando préstamos a bancos en condiciones extremadamente favorables. Si el banco central agregara el OMT, tendría la ventaja de no estar sujeto a los límites de las operaciones de compra de bonos existentes, que requieren comprar deuda en proporción al tamaño de las economías individuales. El programa está sujeto a límites sobre la cantidad de bonos de cada gobierno que puede mantener el BCE, aunque los responsables políticos ya han dicho que están dispuestos a considerar aumentar esos límites. Las compras se realizarían en el mercado secundario.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Está claro que si en estos ultimos años que han sido de cierta bonanza a pesar del Gobierno, no han intentado ajustar los deficit del Estado, CCAA o ayuntamientos, pues por ejemplo el personal contratado no ha dejado de crecer. Si lograran emitir coronabonos no pararían de subir el gasto, ahora por el virus y después porque tienen que pagar compromisos con sus mamporreros de las autonomías y así sucesivamente. Jamas hablan de bajar impuestos de IBI, de IVA, de los combustibles, etc, etc, al contrario si por ellos fuera los duplicaban y se quedaban tan tranquilos y así podrian poner 50 ó 60 ministerios.
25/03/2020 20:14
En un mercado abierto a la circulación de personas y capitales, extremar la fiscalidad va a dar como consecuencia que las empresas voten con los pies y se vayan a los países vecinos, sobretodo Portugal...
26/03/2020 07:14
El primer problema que ha de solucionar Europa, es tener un órgano que ordene la sanidad de los 27 países miembros, para evitar otro desastre de vidas humanas como el del COVID-19.
Dicho esto, se podrían estudiar unos coronabonos, para los países del sur y del este como: Portugal, España, Italia, Grecia, Rumanía, Bulgaria y Polonia. pero con la condición previa de que que mejorasen antes la gestión de sus países y haciendo que en el caso de España, se redujese el número de funcionarios públicos, para de esa manera, reducir el déficit; el importe se podría devolver, subiendo el IVA al diésel y a la gasolina. Como los CORONABONOS serian en este caso para sie7e países, el interés podría ser aceptable y de paso, se mejorarían sus economías en vistas hacia el futuro.

Saludos y #QuédateEnCasa
02/04/2020 15:39
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos