Apártense, codicia al volante

20 de noviembre 0
Escéptico. https://tulipan.substack.com/
Escéptico. https://tulipan.substack.com/
9º en inB
9º en inB


Los mercados, al igual que las personas que los componen, son en parte entes racionales y en una parte aún mayor, seres emocionales.

Tener esto presente mejora mucho ya no solo los resultados bursátiles si no también las relaciones personales.

Siendo así pues seres emocionales nuestras realidades y percepciones lejos de ser hechos objetivos son en mayor parte el resultado de nuestro barniz personal.

Lo que para uno es una situación de alto peligro para otro es una oportunidad única, lo que para uno es un buen consejo constructivo de un amigo para otro es un atrevimiento y/o una ofensa personal imperdonable.

Como se suele decir tus percepciones y opiniones hablan bastante más de uno mismo que de los hechos/personas analizadas.

Dicho esto vayamos a lo que íbamos, la codicia y su papel (presuntamente) dominante ahora mismo en el mercado.

Recordemos que las percepciones de riesgo son algo extremadamente modulables y que el histórico propio, las experiencias y los conocimientos de cada uno son los factores que más influyen en las mismas.

Hace 13 años que (especialmente en USA) estamos en un histórico mercado alcista, muchos inversores o no han vivido o no recuerdan otra cosa que no sea que las correcciones sean oportunidades de compras.

Como en todo mercado alcista que se precie hay un mantra que ha alcanzado la categoría de dogma. Los bancos centrales siempre te van a salvar la cara, siempre harán el whatever it takes de turno para asegurar que los mercados sigan subiendo para siempre.

Tenemos por tanto la combinación perfecta, una emoción (varias de hecho, complacencia, codicia etc) con un racional intelectual que lo sostiene en momentos de duda.

Hace tiempo que los cenizos no son bienvenidos a la fiesta. Que alguien les diga que nos dejen en paz. Que tíos más coñazo, que dejen a los demás seguir enriqueciéndose tranquilos.

Pues no.

Tengan cuidado porque el paso de una emoción a otros es tremendamente sencillo. Pasar de la codicia al miedo es un salto mucho más pequeño y rápido de lo que parece.

Que no les pille desprevenidos

Más y mejor en la newsletter: https://tulipan.substack.com/

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas