5 Momentazos que se repiten una y otra vez en el trading

16 de marzo 3
Doctor en Administración y Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de... [+ info]
Doctor en Administración y Máster de finanzas en... [+ info]
8º en inB
8º en inB

A continuación os traigo un simpático artículo que resumimos y tradujimos de un documento muy amplio de Pablo Montenegro de Precise Futures, seguro que os sentís identificados y os quedáis con ganas de más:

1º Trader Impaciente y Avaricioso que se salta todas las reglas
¿Cuántas veces hemos analizado el mercado en fin de semana y hemos encontrado una excelente estrategia para el lunes? Esperamos al Domingo por la noche para operar en Globex y esperamos pacientemente, pensando en la estrategia que vamos a utilizar; no utilizamos ningún stop para entrar y nuestra mano está sobre el ratón, preparada para hacer click y entrar al mejor precio posible.

Nuestra estrategia nos indica que debemos comprar si el precio supera un cierto nivel de resistencia. Los fundamentales del mercado son alcistas, pero el domingo el mercado abre a la baja por lo que ahora el precio es mucho más bajo. Aunque se supone que compraremos cuando se produzca la rotura, no esperamos más y compramos 2 contratos cuando el mercado está bajando fijando el mínimo del día anterior como stop loss mental (creemos que subirá de todos modos, así que por qué no comprar a mejor precio). El mercado inmediatamente va en nuestra contra, nos ponemos nerviosos y ESPERAMOS que el precio vuelva a subir. Después de 30 minutos, el mercado parece estabilizarse y estar listo para empezar a subir. De repente vemos algo en el gráfico que nos gusta y compramos 2 contratos más a fin de promediar el precio de entrada. Ahora comenzamos a pensar en los enormes beneficios que obtendremos cuando el mercado suba y alcance nuestro objetivo; nos reímos y nos sentimos mucho mejor.
Media hora más tarde, nuestra posición continúa oscilando entre las pérdidas y el punto de entrada dentro de un movimiento lateral. Ahora estamos más nerviosos que antes ya que el riesgo de nuestra operación ahora es mayor (desearíamos no haber hecho lo que hicimos, pero ahora estamos en el mercado y no queremos salir con una pequeña pérdida).

“Dejemos que la operación continúe”, pensamos, “démosle más tiempo para que genere beneficios”. De repente, el mercado se hunde y se aproxima a nuestro stop loss mental. Ahora estamos muy enfadados. Todo lo que queremos ahora es que el mercado suba lo suficiente para salir sin pérdidas. Queremos que nos devuelvan el dinero; ya no pensamos en posibles beneficios. “Maldito mercado”, “Nunca puedo acertar ni UNA sólo vez” “Dios mío, haz que este mercado suba”, “estúpido movimiento a la baja”, “eres un idiota”, etc. Seguimos esperando mientras observamos una gran pérdida en nuestra cuenta pero todavía seguimos pensando “espera a un rebote para salirte” (de todos modos, nuestro stop loss mental está aún intacto). Ahora estamos muy confusos y sentimos una enorme presión en los hombros; estamos muy irritados y nadie puede acercarse a nuestro ordenador porque nos ponemos más nerviosos. Estamos hartos!!!

De repente el mercado comienza a bajar aún más; supera nuestro stop loss y sigue cayendo rápidamente en cuestión de minutos. Y nosotros seguimos comprados, nos están dando una auténtica paliza. Ahora tenemos una pérdida enorme y tenemos que cerrar una posición que nunca debimos abrir. Todo esto en cuestión de horas.

2º El Paciente Cazador de Techos (al menos tiene paciencia)
¿Cuántas veces hemos analizado un gráfico en el que técnicamente sabemos que debemos comprar pero que por razones fundamentales esperamos que se mueva a la baja? Al final no compramos por miedo a que el mercado se hunda pero el mercado sigue subiendo todos los días sin nosotros.

3º Falta de Autocontrol
Estamos observando el mercado preparados para comprar si se rompe cierto nivel, para lo cual hemos situado una orden de stop. Una vez se ha ejecutado la orden, el mercado se vuelve en nuestra contra. Situamos un stop de pérdidas y esperamos a ver qué sucede. Después de unas horas, el mercado no sube, pudiendo incluso atacar alguna zona de soporte. No queremos que nos salte el stop de pérdidas (el precio está muy cerca y nos estamos poniendo muy nerviosos) así que decidimos cerrar la posición antes de que ataque el soporte. Después de cerrar la posición el mercado se gira y comienza a subir, TAL Y COMO HABÍAMOS PREVISTO. El precio supera nuestro punto de entrada inicial pero no entramos de nuevo, perdiéndonos el gran movimiento del día.

4º El Impaciente Cazador de Suelos
¿Cuántas veces hemos decidido comprar después de que el mercado marcara nuevos mínimos pensando que era un precio de entrada excelente? Compramos y el mercado se recupera ligeramente (estamos tan felices de haber comprado “en el suelo de mercado”) pero de repente el precio se gira y comienza a marcar nuevos mínimos. Y nos salta el stop cerrando con una pequeña pérdida (eso si cerramos la posición).
Al día siguiente, después de que el mercado haya bajado algo más, decidimos que AHORA es el momento de entrar y compramos de nuevo. Nuevamente el mercado marca nuevos mínimos y tenemos de nuevo pérdidas. Entonces pensamos que “no son más que pequeñas pérdidas; las recuperaré y ganaré más cuando el mercado se gire, porque LO HARÁ, TIENE QUE HACERLO” (y seguro que lo hará, pero podría tardar 5 años!!!). Así que seguimos buscando puntos de compra. No queremos perdernos el inminente movimiento al alza pero el mercado sigue cayendo y nosotros seguimos comprando, terminando siempre con una pequeña pérdida. El proceso se repite una y otra vez hasta que nos quedamos sin capital. Decidimos comprar opciones call (todavía nos queda algo de dinero y estas opciones están muy baratas) con la ESPERANZA de que el mercado FINALMENTE suba en algún momento y obtengamos grandes beneficios (en realidad recuperar todo nuestro capital). Las opciones vencen sin valor, perdemos todo nuestro dinero y justamente después el mercado comienza a moverse al alza.

5º La Ley de Murphy en acción
¿Cuántas veces hemos estado delante de la pantalla pensando “este mercado no va hacia ningún sitio”, “debería vender si este soporte se rompe, pero no creo que lo vayan a romper ahora mismo”, “este mercado está lateral”. Entonces se produce una oleada de ventas y se ataca el soporte pero no actuamos porque “esperamos que el mercado rebote desde aquí”. De repente el mercado se hunde rompiendo el soporte e iniciando un fuerte movimiento a la baja. Nos quedamos quietos sin hacer nada, sintiéndonos mal por haber dejado escapar una operación que SABÍAMOS que iba a suceder. Nos quedamos todo el día mirando el mercado hasta que de repente decidimos entrar vendidos con una orden a mercado. En el momento que se ejecuta la orden, el mercado comienza a rebotar; no podemos soportar la presión y cerramos con una pérdida 30 minutos después. El mercado nos ha machacado por partida doble: por un lado nos hemos perdido una gran operación y ahora tenemos pérdidas cuando teníamos que haber tenido beneficios!!!

¿Os ha pasado alguna vez? espero vuestros comentarios

Buen trading amigos!

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Tienes toda la razón, todos hemos pasado por esas situaciones que muy bien describes.
En el trading tienes que tener un sistema probado, y tener mucha disciplina.
Nosotros todos los días incidimos en cumplir a rajatabla con el sistema y stops, pero comprobamos cómo algunos de los que nos siguen, no son disciplinados y lo acaban pagando.
Enhorabuena por el artículo, y espero que no caiga en "saco roto".
16/03/2017 19:47
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad