Iceberg de Valor | #17 - Vehículo Autónomo

9 de diciembre, 2017 3


El vehículo autónomo es un tema que está últimamente presente en los medios. Ante este fenómeno, el inversor en valor suele ser muy escéptico. A mi modo de ver, la prensa es el equivalente a un niño de cinco años, que no sopesa las dificultades y retos a los que una tecnología se enfrenta (pico de expectativas en el ciclo de Gartner). El inversor en valor, por el contrario, representa a una persona de ochenta años que, por defecto, piensa que nada nunca va a cambiar. El termino medio suele ser el más razonable. O mejor aún, conocer los datos y formarse una opinión.

El coche es más que un medio de transporte de un punto A a un punto B. Es una herramienta de señalización de estatus y símbolo de libertad. Sin embargo, tiene una variedad de costes asociados: mantenimiento, seguro, aparcamiento, etc. Por no mencionar, que el propio diseño urbanístico gira entorno al coche.

Frente a eso surge un nuevo esquema: el coche eléctrico, autónomo y compartido. Estos tres pilares representan el esquema TaaS (Transportation as a Service). Si este nuevo paradigma consigue cierta adopción (nótese que en Estados Unidos sólo el 0.1% de los viajes se hacen de forma compartida y que la suma de Uber y Lyft tiene una capitalización de más de 50 mil millones de dólares), el cambio en la economía será notable.

Esta revolución, que comenzó con las competiciones de DARPA, tendrá varios protagonistas. Son por todos conocidos los esfuerzos de Google, Tesla o Uber en el campo. Sin embargo, se suele obviar a aquellos actores que, precisamente, tienen más skin in the game: los fabricantes de coches americanos, es decir, Detroit: GM y Ford.

Saber quien va a ser el primero en conseguirlo es difícil. Sin embargo, ya en 2019 se crearán los primeros servicios de ridesharing autónomo. Y las economías del coche autónomo no son despreciables: podría ser un winner takes all tecnológico (con matices), con buenos ROCEs y barreras de entrada.

La carrera ya ha comenzado.

b2f922b5373f6978d57e1f165406d54e8f362bbf

 

 

 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Buenos días, no he podido ver el vídeo entero, pero en la parte del análisis de los datos en la carrera del coche autónomo, veo que menciones estadísticas de disengagements por milla. Evidentemente, como dices no se pueden comparar unas pruebas en ciudad con recorridos más fáciles como autovías o interurbanos. Pero en su día yo me encontré con los datos presentados en una tabla con el tipo de recorrido que hacía cada compañía y cuantos disengagements necesitaban, así como el número de km testeados. Waymo lidera en todos los aspectos, tanto interurbano como urbano. Enlace a artículo: http://seekingalpha.com/article/4041691-tesla-self-driving-dreams-just-dreams

Adjunto tabla.

Un saludo.
09/12/2017 10:28
En respuesta a Iceberg de Valor
No, la verdad. Google no suele hacer demasiadas presentaciones sobre sus planes por miedo a que le copien. Con el tiempo se va viendo su estrategia y ejecución, pero no sabemos ni siquiera el desglose de ingresos por cada área de negocio, tan solo una división entre negocio tradicional, "otros ingresos" y "otras apuestas (other bets)".

Un saludo
09/12/2017 12:45
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad