Hedgehogging

Autor: Barton Biggs
Rare is the opportunity to chat with a legendary financial figure and hear the unvarnished truth about what really goes on behind the scenes. Hedgehogging represents just such an opportunity, allowing you to step inside the world of Wall Street with Barton Biggs as he discusses investing in general, hedge funds in particular, and how he has learned to find and profit from the best moneymaking opportunities in an eat-what-you-kill, cutthroat investment world.
Más libros como éste en Inversión.
9.99 €
IVA incluido

Todas las reseñas

¿En qué categoría recae Hedgehogging? No es fácil definirlo. Por un lado es un libro que menciona muchos principios e ideas generales de inversión -siempre principios contrarians-, pero no es un libro tan centrado en los mercados como en la inversión en vehículos de inversión (fondos y hedge funds).

Por tanto es una obra que principalmente habla sobre la industria de inversión: los diferentes gestores y la inversión en ellos; como la institucionalización de la industria (fondos de fondos) y otros elementos (burocracia) crean incentivos perversos en los gestores que acaban provocando malos resultados; y qué es lo que inversor debería buscar -y qué enfoque tener- a la hora de elegir un buen gestor y fondo de inversión.

No recuerdo como llegué al libro pero, cuando vi que comenzaba con este siguiente párrafo que libremente traduzco, no pude dejar de devorarlo y subrayarlo porque es justo uno de los temas que he tocado recientemente y que más me interesa:

"El lado negativo de los fondos de fondos es que aborrecen la volatilidad y los drawdowns . Un drawdown es cuando un fondo reporta una pérdida en un determinado periodo. Una pérdida mensual es tolerada, pero un solo trimestre de pérdidas pronunciadas puede ser suficiente para provocar un reembolso masivo por parte del fondo de fondos. Por supuesto, estos fondos de fondos también buscan rentabilidad. El resultado de su actitud es que los gestores de los fondos en los que invierten se vuelven terriblemente sensibles a las pérdidas y, ante la más mínima percepción de que le mercado se debilita, estos gestores se salen del mercado, muchas veces sin sentido teniendo que regresar al poco tiempo. En resumen, los gestores se ven forzados a convertirse en seguidores de tendencias. En mi opinión, no se puede producir un resultado de largo plazo excepcional si se deja que las consideraciones del negocio interfieran con las buenas decisiones de inversión"
Y es que esa es la tesis principal del libro. En la industria de inversión hay dos aspectos: uno es el negocio de llevar un fondo que tiene clientes y otro es el aspecto de tomar buenas decisiones de inversión para obtener una buena rentabilidad. El problema surge de que una buena decisión de inversión muchas veces está reñida con el confort psicológico de tu cliente particular y con el circuito de incentivos de tu cliente institucional.

Por ello, Biggs aboga por evitar gestoras y gestores institucionalizados (o vampirizados) y aconseja apostar por las firmas y gestores independientes con talento.

"Seleccionando gestores con una orientación emprendedora aumentan las probabilidades de éxito. Las grandes firmas multiproducto con todos sus procesos burocráticos acaban fagocitando la toma de decisiones creativa y ágil. Las firmas independientes y pequeñas con gestores enfocados en un segmento definido de mercado, ofrecen las mayores posibilidades de detectar y apostar por las grandes oportunidades contrarians que ofrezcan un buen resultado inversor."
Solo por esta tesis que Biggs aborda largo y tendido con muchas historias entretenidas, vale la pena leer el libro. Creo que no solo hará que el lector entienda mejor cómo funciona la industria de inversión y los gestores, sino cuáles son sus luces y sombras y qué es lo que hay que hacer para obtener un resultado superior cuando se invierte en talento inversor (que al final es de lo que trata la inversión en fondos de inversión).

Creo que es una obra muy recomendable y hasta diría indispensable para quien busca invertir con seriedad en vehículos de inversión. La obra es de fácil lectura y muy amena, llena de historias y anécdotas con ideas atemporales que todos los inversores disfrutarán. Y sí, Barton Biggs es muy contrarian. En la librería de inBestia le he dado 4 de 5 estrellas, lo cual es una muy alta calificación (las 5 estrellas las reservo para obras maestras).
Su valoración:

Escriba su reseña

Identifíquese ó regístrese para escribir una reseña.

Publicidad