Roger Babson, el hombre que comenzó el crash de 1929

16 Ene 2013 - Hugo Ferrer - 6
1º en inbestia

@JesLozRob el ciclo está empezando a madurar, solo empezando

@JesLozRob el maximo del ciclo, para mi es el momento previo a la recesion. Tal vez quieres decir q hable de cuando el ciclo está madurando?

Buenas noches, mi comentario de hoy > "Los mercados están divorciados de los fundamentales" y la bolsa sigue subiendo http://t.co/VxHirMFqdQ

RT @AitorGarcia: http://t.co/JkVcUl65gc Magnifico post de @ContraInvest . Me recordó a esta imagen. http://t.co/X4tzykUSfz

RT @LorenzTrader: MUST READ!!! BUENISIMO! “@pablojvazquez: artículo brillante, enorme, del mejor @ContraInvest.. http://t.co/3k4GYAZ9wV”

RT @pablojvazquez: Lo que sí que es una locura es perderse este artículo brillante, enorme, del mejor @ContraInvest.. http://t.co/qoy8evwyB7

RT @carmendols: @contrainvest Bufff! fantástico artículo! Me ha atrapado. Felicidades

RT @Fiction69Vega: Excelente @ContraInvest Exito o fracaso !! http://t.co/fWZSP94mKR

Mio ahora -> "Los mercados están divorciados de los fundamentales" y la bolsa sigue subiendo http://t.co/vrwbPAR5Nf

@aheconomistas gracias Antonio! :)

@JuanDiegoPalac3 gracias :)

RT @JuanDiegoPalac3: @ContraInvest Excelente artículo, Hugo!! Bien expuesto, hace pensar y, sobre todo muy motivador. Gracias por compartir…

RT @aheconomistas: Excelente post de @ContraInvest http://t.co/kLJJGV5m5U Me encantan este tipo de artículos "behaviorals". Espero te prodi…

RT @arikimau: Sobre el EXITO y el FRACASO - Excelente post de @ContraInvest http://t.co/u3va9RKrU1 http://t.co/1z0axJ9Nbh

Hoy he escrito esto: "En qué se diferencia la genialidad de la locura. Y por qué la mayoría de las personas fracasan" http://t.co/ag3yw9ds2R

Hoy una reflexión "En qué se diferencia la Genialidad de la Locura y por qué las mayoría de las personas fracasan" http://t.co/5kIh1mOIXc

@MANOLOSCHWESER gracias, a ver si vamos mejorándola. Novedades en breve

@MANOLOSCHWESER que se puede poner en inBestia junto a los nombres

@MANOLOSCHWESER gracias hombre. Entiendo que un título siempre ayuda., Respeto mucho los CAIA y CFA y por eso es el único titulo

@MANOLOSCHWESER difícil dilema para los que sufren titulitis el saber si alguien es de interés o no jajajjaja

Hace unos días publiqué la biografía de Irving Fisher, el primer economista estrella de los mercados que acabó completamente estrellado. Como dice Enrique García Sáez, desde entonces estas estrellas han evolucionado y ya solo hablan y no ponen su dinero donde dan su opinión. Por suerte, en el campo de los economistas -como en todos los campos- hay gente de todo tipo. 

Hoy, toca hablar de Roger W. Babson (1875 - 1967) del cual pueden resaltarse tres cosas:

1) Tuvo un pronóstico bajista bastante tiempo antes del celebérrimo crash de octubre de 1929 y, de hecho, tras unas palabras suyas unos días antes del crash, el mercado tuvo una caída pronunciada, precursora del crash, y que en inglés llaman "Babson Break" en honor suyo. No todos pueden decir que un movimiento del mercado ha sido bautizado con su nombre y especialmente que lo haya sido por un acierto y no por un error como fue el caso de Jérôme Kerviel y otros tanto.

2) Fue el precursor del estudio del ciclo económico. Y autor de más de 40 obras de toda índole.

3) Fue candidato a presidente del Partido Prohibicionista.

Lo primero de todo, este es Babson en uno de sus retratos cuando aún no tenía canas:

Se puede decir que Babson es la antítesis del economista estrella y estrellado que fue Fisher, ya que no solo fue su contrincante intelectual durante los días previos y posteriores al crash de 1929, sino que mientras Fisher moriría pobre y con dinero prestado de sus familiares, Babson disfrutó de la otra cara de la moneda, fundando varias instituciones como el Babson College y la Webber International University por nombrar algunas de ellas. Además, como hombre de éxito que fue, intentó alcanzar la más alta magistratura de la república: la presidencia del gobierno federal. Pero su partido, el Partido de la Prohibición, era solo una opción marginal y quedó cuarto en las elecciones que ganaría Roosevelt en el año 1940. 

Nacido en 1875 en el Estado de Massachussets, Babson estudió por imposición de su padre en el hoy mundialmente reconocido Massachussets Institute of Technology. De su paso por el MIT concluiría que sus profesores no fueron capaces de reconocer a tiempo los grandes cambios que se estaban produciendo en las nuevas industria como la del automóvil, aviación, cine, radio y otras tantas, pero sí quedó para siempre marcado por lo que aprendió sobre el matemático, científico y filosofó británico Isaac Newton y especialmente con La Tercera Ley de Newton:

"Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: o sea, las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto"

Ley que Babson aplicaría de forma directa en muchos de sus negocios y teorías (de hecho su autobiografía se titula "Acciones y Reacciones").

En un receso de sus estudios en el MIT, Babson decidió que al terminar los estudios de ingeniero, se dedicaría a los negocios. Siendo aconsejado que buscara una actividad "escalable", decidió probar suerte en el mundo de las finanzas de la mano de una firma de inversión de la ciudad de Boston. Pronto, tras unas desaveniencias con su empleador, se mudaría a la ciudad de Nueva York y más tarde a Worcester para vender bonos por su cuenta y, en lo personal contraería matrimonio en 1900. En 1901, lo que en principio era un "resfriado que se había pasado a los pulmones",  se transformaría en un grave diagnóstico de tuberculosis. Con ese negro pronóstico, Babson no se echó para atrás y si bien estaba claro que no podía ir a trabajar a la ciudad, también es cierto que no hizo caso a los médicos en el consejo de buscar lugares con un "aire más fresco". No, decidió seguir trabajando en el sector financiero desde su casa en Wellesley Hills. 

Consciente de que las diferentes instituciones y entidades financieras publicaban datos que estaban siendo mutuamente duplicados, decidió crear un archivo donde se pudiera encontrar toda la información financiera y económica publicada. Este archivo sería el germen no solo de un exitoso boletín donde realizaba análisis de acciones y bonos, sino de la Babson´s Statistical Organization que sería una de las instituciones que cambiaría para siempre la información financiera en Estados Unidos. 

Habiendo amasado una importante fortuna, Babson no se contentó con ser rico, sino que decidió invertir su capital en diferentes industrias del momento y siguió publicando sus ideas y predicciones sobre la economía y la bolsa. Especialmente encontró interés en intentar ayudar a los accionistas a no perder en sus inversiones tras ver la ruina generalizada que había provocado el crash de 1907. Ruina que el mismo presenció en directo ya que por aquélla época se encontraba en Wall Street:

"En pocos días vi como a muchos inversores se les volvió canoso el pelo"

En una colaboración con el profesor del MIT George F. Swain, Babson aplicó la Tercera Ley de Newton para crear el "Babsonchart of Economic Indicators", que tenía como objetivo determinar con la mayor precisión posible, cual era la situación económica presente y aún la que seguiría en los meses siguientes. Y aunque con el tiempo se ha demostrado que no es el mejor indicador del mundo, ésta y otras herramientas del estudio del ciclo, fueron las que Babson utilizó para predecir el crash de 1929 y, de hecho, ser reconocido como la primera persona en pronosticar ese crash.

Según el biografo John Mulkern:

"Babson atribuía el éxito de su estudio del ciclo económico a la Ley de la Acción y Reacción de Newton. Y esta noción pseudocientífica de que las leyes de la física son las responsables de las variaciones económicas, no tiene más visos de ser real que la astrología o la alquimia. Pero al igual que la astrología dio lugar a la astronomía y la alquimia a la química, los esfuezos de Babson por explicar el ciclo económico-bursátil dieron lugar a un nuevo campo de estudio sobre la economía y toda la industria de la información financiera."

Cierto o no, Babson fue una de las figuras más importantes en las finanzas de principios de siglo XX y si su pronóstico del crash de 1929 fue suerte (no solo pronosticó el crash la semana anterior sino que pronosticó un mercado bajista desde años antes de la caída de 1929), lo cierto es que nadie puede negar que la fortuna le sonrió y que además es la persona a la que se le atribuye el primer descenso de las acciones previo al más famoso crash de la historia.

Leyendo por encima el capítulo 1 de su libro "Business Barometers for Anticipating Conditions", la verdad es que me parece bastante interesante lo que expone. Habla de como hay dos tipos de estadísticas cuando hablamos de los mercados. Por un lado las que sirven para comparar unas acciones con otras y saber como elegir las acciones más "seguras", pero que no indican nada de lo que hará el mercado en el futuro. Y por otro lado, están las estadísticas fundamentales que son las que analizan la situación de un país, la oferta, la demanda, las condiciones del dinero, etcétera. Según Babson, estas son las más importantes porque son las que realmente señalan lo que está ocurriendo en la economía. Les dejo con algunos pasajes traducidos de ese capítulo:

La idea de que tenemos que atravesar períodos de expansión y contracción cada ciertos años es falsa. No se puede hablar de un ciclo económico predeterminado. No hay una serie de eventos por las que obligatoriamente una economía ha de pasar de forma cíclica. Lo que ocurre en la economía depende de lo que hacen las personas. Cuando la mayoría intenta obtener más de lo que da, nos encontraremos en una "sobreexpansión" que provocará una necesaria contracción que reestablezca el equilibrio. Si no hay "sobreexpansión" entonces no hay necesidad para una contracción.

Cuando miramos al pasado, vemos una serie de fluctuaciones económicas. Hemos visto periodos de intensa actividad económica, precios altos, especulación y endeudamiento seguido por periodos de recesión, precios en caída libre y bancarrotas. A lo primero le llamamos los "años del boom" y a lo segundo "tiempos difíciles". En realidad, los años del boom solo son una consecuencia de cuando pedimos prestado al futuro para comprar más lujos que nuestros recursos de hoy nos permiten. Y los tiempos difíciles solo son la reacción que hay que sufrir para purgar los excesos.

La idea de que un periodo de prosperidad puede ser permanente es completamente absurda. E igualmente la idea de que podemos estar siempre en depresión carece de completo sentido. En cualquier caso, debemos recordar que aunque existen grandes ciclos de unos 20 años de duración, dentro de cada gran ciclo existen otros ciclos menores que duran entre 3 y 5 años.

¿Escuchaste esto Irving Fisher? Ni la prosperidad es para siempre ni la depresión dura un siglo.

Usuarios a los que les gusta este post:

6 comentarios:

No hay mal que cien años dure

16 Ene 2013 a las 12:14

Comentarios

Creo que una de las cosas que marcan la diferencia entre Fisher y Babson es que el pensamiento del segundo poseía mayor dosis de escepticismo. Fisher elaboró un modelo con información estadística pasada que pretendía predecir la evolución del mercado y se sentía tan seguro que pensaba que era imposible que fallase (así que se apalancó mucho ante el mercado bajista). El modelo de Babson sea correcto o no acepta que las recesiones y las expansiones llegan (mucho más humilde), tan solo pretende ver las señales que las anticipan. Podría haberle ido mal y fallar pero creo que nunca hubiese acabado como Fisher. Creo que el caso de Fisher es el de un imprudente que le explota un cisne negro en la cara.

16 Ene 2013 a las 12:21

Comentarios

De hecho es curioso. Colm O´Shea, uno de los que nombraba el post de ayer sobre el AT y AF, dice que ver los fundamentales "no es predecirlos" sino "verlos" :)

De hecho, el subtítulo de su entrevista se llama "el hombre que ver llover" en referencia a eso. A ver si le hago una traducción parcial...que son muchas páginas esa entrevista, pero es un tipo interesante.

16 Ene 2013 a las 12:27

Comentarios

Algo parecido he leído a Graham en El Inversor Inteligente. Habla de dos métodos de análisis fundamental de acciones, los que pretenden predecir la evolución de los fundamentales y los que como él cogen la información que ya ven y compran con un alto margen de seguridad. Además añade una frase célebre algo así como: recuerde que todo lo que no se imagina pasará.

16 Ene 2013 a las 12:32

Comentarios

Qué grandes son tus artículos, Hugo!

Las citas largas del final me recuerdan a aspectos de la teoría austriaca del ciclo económico (el ciclo boom-bust). No es de extrañar, porque esta teoría (al menos en su esqueleto) era la predominante entre los ámbitos económico-financieros de principios del siglo XX. Y ahí parece encuadrarse nuestro personaje Roger Babson.

20 Ene 2013 a las 16:05

Comentarios

"[...] esta noción pseudocientífica de que las leyes de la física son las responsables de las variaciones económicas, no tiene más visos de ser real que la astrología o la alquimia"

----- AUSTRIAN SCHOOL SEAL OF APPROVAL ----
http://ideas.sydneyoperahouse.com/wp-content/uploads/2013/09/ludwig-von-mises.jpg

04 Abr 2014 a las 20:42

Comentarios