Informe All Seasons Momentum Abril 2021 + Informe de Mercado

5 de mayo Incluye: ASM 3
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons Momentum) Profesor del Experto de Bolsa de la Universidad de Alicante Autor libro "El... [+ info]
Gestor cuentas gestionadas en GPM (All Seasons... [+ info]
2º en inB
2º en inB

Abril ha sido el primer mes de operaciones de la estrategia All Seasons Momentum que gestiono a través de cuentas privadas de clientes (cuentas gestionadas), desde que me incorporé hace unos meses a Gestión de Patrimonios Mobiliarios. Antes de seguir, recuerdo tres artículos que creo que explican decentemente todo lo que hacemos y por qué lo hacemos:

1. All Seasons Momentum explicada en pocas palabras

2. La clave de nuestra inversión es: diversificar y seguir tendencias

3. Dos papers que explican las propiedades de la estrategia "All Seasons Momentum"

El resultado oficial del primer mes ha sido de un -0,11%, es decir, apenas hay cambio.

Evolución All Seasons Momentum abril 2021

Y se produce con un drawdown -pérdida desde el máximo que haya alcanzado la cuenta- del -0,53%, que justo coincidió con el día de cierre de mes.

d371bcc6b84fb4d49221caec4210848e402c67f0.png

Ahora bien, estos números pueden parecer extraños al observador que no es mi cliente, porque, tal y como señalé en el artículo de comienzo de operaciones, abríamos abril con una exposición del 33,34% en renta variable (S&P 500) y del 66,66% en renta fija soberana de medio plazo, habiéndose apreciado ambos activos durante el pasado mes.

La explicación es que para los datos oficiales y que utilizaré siempre para informar de la evolución y rentabilidad de la estrategia, utilizo la cuenta de cliente U58*****, la cual por fin estuvo activa desde mediados de abril y pasó de 100.000 € en su inicio, a 99.890 € a cierre de mes (-0,11%).

Pero este -0,11% del primer mes no ha sido la experiencia de la mayoría de mis clientes, los cuales en realidad han disfrutado de una rentabilidad aproximada del 1,90% como por ejemplo muestra la cuenta U54***** y que muestro a continuación con las dos siguientes capturas. 

e69a52232edfce53ea1d1e2f124a3dbe80935436.jpgbe13c57753e3123cfd8a226bb1faf8ff2aca8293.png

Explicada la disparidad entre el resultado oficial y la cartera anunciada al comienzo de las operaciones (diferentes fechas de inicio), y explicado que los datos que informaré únicamente de aquí en adelante son los de la cuenta de cliente U58*****, ya podemos avanzar. 

Como recordatorio, las rentabilidades mostradas ya descuentan todas las comisiones y el modelo de gestión All Seasons Momentum lo aplicamos sobre cuentas privadas de clientes (hemos empezado con 18), en lo que se llama en el argot “cuenta gestionada”, lo que no es otra cosa que una cuenta a nombre del cliente (el único que puede ingresar y reembolsar su dinero), pero en donde se firma un contrato de gestión patrimonial con GPM (registro CNMV Nº105), la empresa para la que trabajo como gestor. Si te interesa este modelo de gestión, puedes contactarme en hugoferrer@gestionpatrimonios.com

Cartera de cara a mayo de 2021

Hemos comenzado mayo con los mismos equilibrios entre activos en cartera (⅓ renta variable y ⅔ en renta fija soberana de medio plazo) con el que cerramos abril, ya que ni el oro, ni los bonos corporativos, ni los bonos de largo plazo están en tendencia alcista, una condición absolutamente necesaria para que los incorporemos a esta cartera diversificada pero que exige tendencia que es la All Seasons Momentum. 

Y a pesar de mantenerse el equilibrio relativo entre activos, dado el buen resultado del mes de abril, en el que la estrategia se ha situado por encima de su propia media de 10 meses (backtest de 9 meses + 1 mes de resultado real, representado en el siguiente gráfico), en el mes de mayo se ha pasado a utilizar apalancamiento. Es decir, en mayo alcanzamos una exposición del 66,68% en renta variable (S&P 500) y del 133,32% en renta fija soberana de plazos intermedios, sumando todo un 200%, es decir un apalancamiento 1:2 que es el máximo que podemos utilizar según nuestras reglas, un apalancamiento que solo se utiliza cuando la estrategia lo está haciendo bien. 

Backtest + 1 mes real All Seasons Momentum

Como es lógico la evolución en un mes es irrelevante, al igual que es irrelevante lo que pase, por ejemplo, a seis meses, pero a modo general se puede señalar que la estrategia (backtest + real 1 mes) está en plena consolidación o fase lateral desde el pasado mes de julio. 

Aunque está cerca de máximos históricos, la fase sin nuevos máximos históricos ha alcanzado ya 9 meses. Esto es algo normal en esta fase del ciclo, donde la recuperación cíclica se confirma y los bonos soberanos, una parte importante de nuestra cartera, pierden valor a medida que los tipos de interés aumentan reconociendo el mayor crecimiento y presiones inflacionarias que acompañan a toda recuperación (en el siguiente gráfico los drawdown de la renta fija soberana se dan sobre todo en las fases de recuperación económica). 

23f12b0bf94c827b61618734fbe251ec8eeab8ff.png

En esta fase inicial de vuelta a la normalidad, nuestra estrategia típicamente suele mostrarse algo débil. La buena noticia es que se está acercando al rango máximo de lo que dura un drawdown, según nuestros estudios históricos y, por tanto, las probabilidades de entrar en beneficios a un año vista, se están incrementando. 

Como se ha visto, la fuerte caída del mercado de bonos durante los últimos meses, no ha supuesto un fuerte golpe para nuestra estrategia. Claro que la misma ha estado en lateral, pero a pesar de que el mercado de bonos ha sufrido una de las peores pérdidas de las últimas décadas, se ha mantenido muy bien (ver mi artículo “Crash en el mercado de bonos ¿problemas económicos y bursátiles a la vista?”).

La razón por la que no hayamos sufrido mucho a pesar del “cash de los bonos”, es que para empezar la All Seasons Momentum es sobre todo una estrategia equilibrada y, en segundo lugar, porque la estrategia se deshizo de la mayoría de los bonos a medidas que estos perdían su tendencia alcista, dejando en cartera solo los bonos soberanos (defensivos) de medio plazo. 

Sobre los otros activos en los que podemos invertir, de momento el Oro lleva tres meses recuperando desde mínimos, pero sigue sin mostrar una tendencia positiva y, por tanto, no estamos invertidos en el metal dorado. Mi previsión es que es probable que lo hagamos pronto, ya que creo que vienen fuertes presiones inflacionarias que los bancos centrales no van a poder frenar del todo, llegándose a un entorno de mayores tipos de interés reales negativos (tipos de interés menos inflación), una situación de represión financiera que suele hacer brillar al metal dorado. Pero mientras no recupere la tendencia alcista, estamos fuera. O dicho de otra forma, creeremos en el metal dorado cuando “él” mismo crea en sí mismo y empiece a revalorizarse

Oro

Más dudas tengo con los bonos soberanos de largo plazo, los cuales también rebotan desde hace 3 meses, pero la tendencia es muy débil. No creo que la estrategia invierta en fechas próximas en estos bonos más volátiles, pero estamos abiertos a cualquier escenario. Al fin y al cabo, basta un buen susto bursátil para que los bonos vuelvan a brillar. De momento estamos fuera

Bonos largo plazo

Por el lado de la renta variable (S&P 500), en la que estamos invertidos en un 66,68% (de una exposición total del 200%) en el mes de mayo, he expresado mi opinión ampliamente en mi blog durante el último trimestre.

S&P 500

Creo que estamos en una recuperación cíclica, donde tras la pandemia y el fin paulatino de los confinamientos gracias al avance de los programas de vacunación, la economía está tomando un fuerte impulso. Esta fase que típicamente denomino de “contracción desacelerada”, una en la que aún se está en recesión pero se avista signos claros de pronta recuperación, es muy alcista para los mercados de valores. De hecho es la fase más alcista de todas. Personalmente me choca que haya dudas de esta recuperación, cuando los signos son claros e indicadores adelantados de la actividad, tales como el indicador líder elaborado por The Conference Board, señalan por donde está yendo la economía: recuperándose. 

Indicador adelantado economía Estados Unidos - The Conference Board

Desde mi punto de vista, el no entender que se está en una recuperación cíclica, hace que muchos datos se malinterpreten. De hecho, he dedicado mucho esfuerzo durante los últimos meses en explicar la importancia fundamental de contextualizar cualquier dato de mercado, de sentimiento o técnico (en su sentido más amplio) según el ciclo económico. 

Cuando uno admite que se está en una fase de “contracción desacelerada” o, si se prefiere, de camino hacia la recuperación, tiene más sentido el que las cotizaciones empiecen a poner precio a un futuro mejor, ya que, al fin y al cabo, el mercado de acciones en un mecanismo de descuento de expectativas futuras, no de cosas pasadas o temores presentes. 

Muchos observan métricas que parecen haberse dislocado, como valoraciones (ver artículo), el uso del apalancamiento (ver artículo), la caída del mercado de bonos (ver artículo), o la “sobrecompra” del mercado (ver artículo) y se preocupan, sin entender que todas estas cosas son normales que ocurran al comienzo de nuevos mercados alcistas. Como siempre digo, para obtener un mejor análisis, hay que contextualizar todo con según en qué fase del ciclo se está. No es lo mismo una valoración alta al comienzo de un nuevo ciclo (ya que los precios van más rápidos que los beneficios), que al final del mismo, donde ese repunte de valoración probablemente señale un comportamiento irracional de los inversores. 

Con todo ello, la trayectoria de este comienzo de mercado alcista, es muy parecida a la trayectoria que han tenido otros mercados alcistas. Tan vertical hoy como entonces, nada nuevo bajo el sol. 

151dfbd1402497954ad795af7da8d2a869fe781c.png

Ahora bien, todo esto es mi consideración de medio plazo, algo así como entre 1 y 3 años, que es el plazo que me interesa como inversor. Como muchos, estoy muy preocupado por el largo plazo, hay signos que hablan de que la renta variable tendrá un comportamiento muy pobre a 10-15 años vista. Pero eso es otro tema y creo que es un grave error confundir el futuro cercano con el futuro más lejano, ya que incluso si se acepta que el mercado es irracionalmente optimista, no hay nada que diga que el mercado alcista no pueda continuar 3 años más, subiendo, por ejemplo un 150% en ese periodo. Y lo más importante de todo, All Seasons Momentum deja de invertir en renta variable cuando ésta no lo está haciendo bien. Pero no es el caso actual y, por lo expresado en los anteriores párrafos, creo que lo seguirá haciendo bien durante los próximos trimestres.

Si hay que hablar de corto plazo sobre la renta variable, algo que no es de mucha utilidad en este caso, creo que veremos una corrección muy pronto (ver artículo). Pero esto es como pronosticar que después del día llegará la noche. Lo importante es que creo que esa corrección será simplemente la típica corrección que se produce tras el comienzo de un mercado alcista. Una no muy profunda ni duradera y que sobre todo supone un reseteo para que las subidas continúen. Dado que este tipo de correcciones son cortas en magnitud y duración, realmente no hay nada que se pueda hacer sobre las mismas y los inversores están mejor servidos no haciendo nada. 

Y, en todo caso, si la corrección coge algo más de profundidad de los prevista inicialmente, confío en que nuestra cartera diversificada, y en concreto nuestra pata de bonos soberano de medio plazo, nos defiendan de parte de las caídas, o tal vez de todas. 


Hugo Ferrer

Gestor GPM con la estrategia All Seasons Momentum para Cuentas Gestionadas

hugoferrer@gestionpatrimonios.com

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos