Especuladores VS Inversores

10 de marzo 5
Trader y Especulador por vocación. La bolsa es mi pasión.
Trader y Especulador por vocación. La bolsa es mi pasión.
20º en inB
20º en inB

Yo llegué a pensar tiempo atrás que era un inversor de bolsa, pero realmente soy un especulador. Curiosamente, hace pocos años que me di cuenta de ello. Porque yo realmente no invierto, sino que especulo, y mi técnica de trading o la manera que tengo para generar dinero no se puede llamar en ningún caso inversión, salvo si acaso, otras inversiones que sí realizo como metal precioso o arte. Pero también uso ese metal o el arte para especular, aunque se puedan considerar como una inversión.

Nunca compré acciones esperando un dividendo, me parecían muy aburridas, además en mis inicios tampoco contaba con un capital suficiente como para poder vivir de los dividendos por lo que yo necesitaba un método más rápido. Es por ello que me especialicé en Scalping intradía, y más adelante en automatización de sistemas para no estar pegado a la pantalla.

Sin embargo, parece que la palabra especulador está manchada, es una palabra que parece un insulto. Y la de inversor, suena más bonita…

A fin de cuentas, todos especulamos en nuestra vida. Cuando compramos una casa o terreno y pensamos en que va a valer más a futuro y por eso es bueno comprar ahora, estamos especulando con el precio. También especulamos con las ofertas del supermercado y caemos atraídos por las promociones del 2 x 1. La especulación en sí no es mala, y es lo que mueve el mundo financiero. Si la gente no especulara con su dinero, tendría el dinero parado prácticamente. También especulamos socialmente en las plataformas de trading abiertas donde podemos copiar órdenes de otros usuarios y compartir sus ganancias o pérdidas, o plataformas que te permiten invertir en la contra del usuario, pudiendo ganar si el usuario pierde, abriendo la operación contraria. Se especula con resultados de apuestas, con ganadores y perdedores de una pelea de boxeo, y con muchas cosas de la vida, todos los días.

La especulación mala puede ser por ejemplo, en el acopio de mercancías necesarias para la vida y con el objetivo de un aumento de precio. Por ejemplo, el acopio de comida o de papel higiénico, mientras se revende a un precio más elevado al mismo tiempo. Esa especulación la considero una especulación forzada, y aunque es bastante típica en muchos lugares del mundo, sólo consigue empobrecer a la población.

Por lo demás, la especulación la considero una manera de vivir. Todo comerciante que tiene una tienda especula, ya que compra mercancía a un precio y la vende a un precio + X cantidad. Y la especulación podría salirle mal, si por ejemplo la mercancía caduca y no la ha vendido a tiempo, o si se quede mucho tiempo en stock y no rota el dinero o la mercancía lo suficiente.

A la gente no le gusta llamarle especulación, porque en el fondo todos somos especuladores. Especulamos con nuestro futuro y el de nuestros hijos. El apuntarle a inglés o a clases de fútbol no es porque a él le guste especialmente, sino porque creemos que le vendrá bien para su futuro, que le abrirá más puertas (económicas) y que en el caso del fútbol, si sale un Ronaldo, nos podremos jubilar viviendo de él.  Quien más y quien menos especula en su día a día. A veces perdiendo, a veces ganando. El especulador no tiene porqué ganar siempre. Muy criticados fueron los especuladores del ladrillo en la burbuja inmobiliaria, pero la gente no siempre se acuerda que muchos fueron arrollados por las deudas y los bancos, porque se pasaron al comprar ladrillo que nunca pudieron revender a un precio mayor. Si ganabas dinero eras un especulador malvado, y cuando lo pierdes, que te jodan por especulador. Eso sí, a los que compraban pisos de medio millón con hipoteca y sueldo de mierda, pobrecitos ellos que se quedan sin empleo y les quitan la casa por culpa de la crisis. Cuando esa gente posiblemente compraba a medio millón pensando en que dentro de unos años lo venderían por 1 millón y podrían vivir el resto de sus vidas de los intereses de un depósito, o que mejor compraban ahora porque especulaban con un trabajo y un sueldo mejor a futuro y que no les afectaría mucho la cuota.

Bajo mi concepto, un inversor es una persona que opera a largo plazo y con una claridad absoluta de lo que desea conseguir.  Por ejemplo, un inversor que apueste por el Coltán, compraría tal vez acciones de mineras de coltán y las dejaría en cartera durante muchos años, hasta que él determine que el coltán ya no es tan atractivo o que encontró una mejor inversión en otro lugar. No se preocuparía tanto del precio de entrada ni el de salida, ni de si está perdiendo temporalmente en su inversión.

Un especulador, podría entrar y salir de esas acciones ganándoles una pequeña parte pero varias veces a lo largo de un periodo, o podría directamente comprar coltán y revenderlo a otro aumentando su precio, sin importarle las empresas ni las acciones.

Con los pollos que crío, me estoy dedicando a especular con el precio del maíz, que necesito para su alimentación. Si yo fuera un inversor, tendría mis terrenos con maíz plantado, y esperaría 3 meses a cada cosecha, para ganarle unas 3 toneladas por hectárea.

Como especulador, veo diferentes precios del maíz. En moneda local, a 2 se vende el kilo en el mercado. A 80 el saco de 50 kilos (1.6), mientras que al productor se le compra a 0.80 y hasta 1.20 o incluso 1.30 cuando hay escasez. Se diferencia entre el maíz húmedo o seco, siendo el húmedo más barato. Como precio promedio se puede decir que te venden la tonelada a 1000, a 1 el kilo. Vendiendo a 2 en el mercado al por menor, ya le estás doblando el capital al producto básico, eso es especulación. Además, es una gran rentabilidad (60% para sacos, 100% para el producto) como para dejarla escapar, aunque por supuesto tiene un límite y es que no se venden decenas de toneladas por día. Sin embargo, si yo compro 5 toneladas a 1 el kilo y las vendo a 1.6 ya le estoy ganando el equivalente a 3 toneladas extra. Y tengo 90 días para venderlas, lo cual supone vender poco más de 1 saco por día para llegar a esa cifra. Si compro 5000 kilos a 5000 y los vendo a 8000, gano lo mismo que si hubiera invertido en 1 hectárea de maíz y con menos conflictos del sembrado y cultivo. Si resulta que consigo comprar y vender 5 toneladas varias veces por mes, estaré obteniendo un beneficio muchísimo mayor como especulador que como inversor. Por lo tanto, hablando de rendimientos, no me merece la pena ser un inversor, pudiendo ser un especulador. Además, con el cultivo hidropónico, puedo sacar un mínimo de 4 kilos por cada kilo de maíz, en 12-15 días. Por lo que multiplico por 4 cada 2 semanas mi poder alimenticio de pollos, o puedo venderlos como alimento animal a otros criadores, a un precio de derribo de 1 el kilo o más, ganándole un buen dinero de manera casi automática y con poca mano de obra.

Esto mismo lo vemos en la bolsa. Un especulador puede ganar mucho más especulando que invirtiendo. Se dice que un inversor a largo plazo es un inversor a corto plazo que se ha quedado pillado en su operación. Del mismo modo podemos decir que un inversor pillado es un especulador que se le ha ido la orden y no ha sabido cerrarla. Llegado el caso, ¿Para qué queremos invertir si podemos especular y ganar más dinero?

A fin de cuentas, el inversor busca ganar dinero, es su objetivo. Normalmente no se ven inversores financiando obras de caridad, a eso se nos llama filántropos. Cuando una persona quiere que el mundo no pase hambre, e invierte dinero en una obra de caridad, es un inversor en una obra de caridad y no espera un rendimiento, sino un supuesto beneficio para los necesitados, (aunque al final, normalmente, su dinero quede repartido entre los empleados de la ONG y llegue menos del 10% de ayuda). Por eso mismo, cuando un inversor invierte es para obtener un rendimiento de su dinero, no para ayudar a la gente y dejarlo a fondo perdido.

Por tanto, si un inversor quiere ganar dinero, debería hacerse especulador y no inversor. Debería aceptar que es un especulador, y por tanto, especular.

Hace poco me respondieron en un comentario que un inversor puede ganarle en un mercado bajista sin cerrar sus posiciones. Me parece, como especulador, totalmente absurdo. Un especulador sabiendo que hay mercado bajista, cerraría todas sus órdenes, y compraría más abajo, o incluso se pondría corto para ganarle con la bajada y poder recomprar con más fuerza más abajo. Es más, ni siquiera asimilo el concepto de cómo un inversor con cartera de acciones puede ganar dinero sin venderlas en un mercado bajista, me parece que no está siquiera en lo correcto. Tal vez, pueda perder menos de lo normal si son buenas acciones, pero raramente ganará dinero.

Después de desarrollar mis técnicas cuantitativas que compartiré con todos vosotros, me di cuenta que eso no se podía llamar inversión de ninguna manera, era especulación pura y dura, era absoluta especulación, ya que atacaba el precio subiera o bajase, se moviera a donde se moviera, y le iba rascando puntos al mercado poco a poco. Cuando me paré a pensar qué era lo que había creado, vi que había creado un juego de números que parece un sinsentido pero que toma una aplastante lógica matemática, y que eso no era invertir, sino jugar con el mercado, arrinconarle.

Como soy especulador, me cuesta entender la mentalidad de un inversor, por ejemplo aquellos que acumulan acciones y se hacen una cartera con el objetivo de cobrar dividendos y que se rentabilice a largo plazo. Como especulador, veo mucho más complicado el estar analizando los falseables datos contables de las empresas para elegir cuáles comprar y vender. Además, como me gusta la bolsa, no sentiría diversión alguna teniendo una operación durante muchos años abierta. Cuando mantengo operaciones a largo plazo como mis cortos en índices de EEUU, siempre trato de cerrar operación y vender a un mejor precio, por lo que tengo mentalidad de largo plazo pero voy jugando con la orden. Del mismo modo, como me encanta la bolsa y soy adicto como todos nosotros, me divierte más hacer scalping a corto plazo y ganarle una mejor rentabilidad que estar simplemente esperando sentado. Me siento más cerca del mercado cuando soy partícipe de todos sus movimientos.

He hablado de adicción, y ya me han llamado la atención en unos comentarios de otro artículo. En primer lugar, un adicto no reconoce que lo es. En segundo lugar, mis palabras las puedes tomar con sentido del humor. Pero que existe ludopatía y adicción a la bolsa es una realidad, y si dedicas horas a ella puede que lo consideres un hobby, pero tal vez sea una verdadera adicción. Yo he llegado a soñar con gráficas y con desplomes de precio o grandes alzas. Si te ha pasado algo parecido, no es normal. Que yo entiendo que el obsesionado con la bolsa y el adicto soy yo. Sin embargo, puedo estar meses sin operar y no me afecta. Y cuando veo que hay personas que solo hablan de bolsa en sus redes sociales, es acaso o no, una adicción? Pues parece que hay gente que se molesta al escucharlo. Yo lo asumo, es más fácil vivir con ello.

Perdón por el inciso de arriba, volvamos con la especulación. A mi modo de ver, es mucho mas fácil especular que saber invertir. A fin de cuentas, para especular sólo necesitas ponerte corto o largo, y desarrollar tu técnica o esperar a obtener una pérdida o un beneficio. Para invertir debes analizar muchos otros factores, que si balances de empresa, que si riesgo de divisa, situación del sector en general, previsiones de beneficios y de crecimiento, etc… o bueno, mirar un gráfico, y ponerlo a diferentes escalas y hacer tus cálculos. De todos modos me parece un procedimiento mucho más pesado.

Como soy especulador y creo que lo mío es mejor que los otros, no me van a convencer que es mejor invertir que especular, o que los métodos de buscar inversiones son más sencillos que especular. Del mismo modo no pretendo convencer a ningún inversor que la especulación es mejor, porque en parte somos bandos enfrentados, como los analistos técnicos y fundamentales.

La palabra que yo uso es cuántico, o cuantitativo. Yo he evolucionado a ser un analista cuantitativo. Pero incluso para esta palabra, que ya se usa demasiado, y demasiado mal (Quant) está siendo ya prostituida, a mi parecer, por gente que no sabe o conoce bien el término de la palabra, o que le suena bonito añadirla al nombre de su fondo o su técnica, pero que dista mucho de ser el cuantitativo que yo uso y predico. Quieren indicar que usando análisis de cosas o situaciones que se cuantifican, pueden determinar su técnica. Para mí, la palabra cuantitativo o Quant es algo mucho más simple y efectivo.

Ya pronto os contaré la manera de poder hacer trading en cualquier mercado, bajo cualquier circunstancia, y poder ganarle dinero con esperanza matemática positiva. Os voy a compartir y contar mi forma de especular, sin importarme otro tipo de análisis, salvo llegado el caso, puntos de Fibonacci. De todos modos, el 61.8% de una tendencia no es en sí análisis técnico, sino que podría entrar perfectamente en cuantitativo, ya que es un número sacado de otros números, y no estamos hablando de canales, banderas, resistencias o hombros cabeza hombros.

Yo, especulador, espero enseñaros a todos unas técnicas como para que podáis abandonar vuestros antiguos patrones y vaciar vuestra mente de tanto estudio bursátil. Yo, que he estudiado de bolsa todo lo que había durante muchos años y muchas horas al día, llegué a la conclusión que hay que desaprender conceptos. Saber demasiado produce saturación, y contradicciones entre por ejemplo, los propios indicadores técnicos. Tuve que vaciar la mente y empezar a ver el mercado como lo que es, un número, un precio. Este vacío, llamado Kuu, es necesario para asimilar todo lo que viene. En Facebook han tardado más de un año en asimilar casi todos los conceptos, ha sido algo bastante denso y complicado de enseñar, debido a que la gente ya viene con un tipo de mentalidad condicionada y confunde conceptos. Cuando un vaso está lleno, hay que vaciarlo para poder seguir vertiendo líquido. Para poder simplemente especular de manera cuantitativa, debemos estar vacíos en modo Kuu, y reaprender todo de nuevo, como si fuéramos simplemente novatos recién llegados a la bolsa. Y esto no es una broma, a un conocido que no tenía ni idea de bolsa, le enseñé sobre la técnica que yo uso y la pudo poner en práctica y entender mucho más rápido que otra gente que lleva años operando y aprendiendo de bolsa.

Para terminar, me faltó comentar algunas cosas positivas de los inversores. La especulación no consigue nada decente para las empresas en bolsa, porque un dinero que entra y sale, que se mueve rápidamente, no sirve de nada ni apoya a una empresa en su desarrollo. Los inversores, comprometidos con su capital y con el objetivo de conseguir algo (Por ejemplo, los inversores de Tesla quieren tal vez no solo ganar dinero, sino también que se desarrolle el coche eléctrico), consiguen con su dinero el poder cumplir ciertos objetivos y tecnologías que se marcan las empresas. Gracias a esos inversores, se financian ideas y se crean puestos de trabajo, y el mundo avanza… La especulación no crea prácticamente puestos de trabajo, o si lo hace no son constantes, la especulación no financia ideas y cuando hay demasiada especulación se llama burbuja. Es mucho más bonito decir que uno es inversor, y no especulador. Sin embargo, a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Yo soy un especulador, y estoy muy orgulloso de ello, es mi forma de vida y es mi vocación. Decir lo contrario es engañarme a mí mismo, y la especulación me ha traído fortuna a mi vida y me da una libertad absoluta de movimiento en este mundo. Sólo puedo estar agradecido a ella. Gracias especulación, sin ti no soy nada. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Yo también dudaba entre inversor y especulador. Pero para mí inversor es el que invierte en nuevo capital de la compañía, bien mediante creación de empresa, ampliación de capital y que se caracterizan porque no los ha poseído antes nadie. Especulador el que compra (o vende) acciones u otros productos financieros en mercados a otros poseedores anteriores porque cree que les va a obtener un rendimiento, sin importar el plazo.
El primero es el que permite financiar proyectos, inversiones...el segundo da liquidez y puede obtener un rendimiento si está acertado.
10/03/2019 13:22
Especular viene de las raíces espec + oculus q sería como observar desde la distancia.
Valorar en q empresa invierto solamente fijándome en sus fundamentales sería invertir. Pero calcular el punto de entrada optimo en la accion ya es especular , porque estás observando desde la distancia el comportamiento del precio intentando encontrar el momento más favorable.
Si parece q la palabra especulador estuviera antes más manchada de mala fama. Hoy considero que es tan digna como la de inversor.
Al final todos buscamos lo mismo: ganar dinero en bolsa. Solo son diferentes métodos.
10/03/2019 18:33
Hola amigo, subiste un articulo pero ya no lo veo me interese mucho se llamaba "La guerra interna de analistas vendedores de cursos y de humo en general". Me gustaría contactarte amigo, gracias.
12/03/2019 20:15
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad