El Abante Quant Value Small Caps gestionado por el astrofísico de la NASA: de prometer rentabilidades estratosféricas a aterrizar en el duro suelo

28 de octubre, 2018 5
Seguimiento de las principales noticias, comentarios y hechos ocurridos alrededor de la industria de gestión de activos.
Seguimiento de las principales noticias, comentarios y... [+ info]
61º en inB
61º en inB

Hace justo un año recorrió los principales periódicos económicos, generalistas y confidenciales de este país, la noticia de que un astrofísico de NASA lanzaba un nuevo fondo en el que combinaba "value y momentum a través de un análisis cuantitativo" para invertir en pequeñas empresas (small caps) y con ello lograr rentabilidades espectaculares con una volatilidad controlada.

Noticia aparecida en El País el 2 de noviembre de 2017

El fondo, Abante Quant Value Small Caps, gestionado por Narciso Benítez (el astrofísico) reunía todas las características para ser un bestseller. Unía el concepto de "value y momentum" que tanto ha popularizado el exitoso fondo Valentum, con el mundo de los algoritmos (quants) y todo aplicado en uno de los mercados con mejores retornos durante los últimos años, el de las small caps o empresas de pequeña capitalización. Y por si fuera poco, gestionado por un cerebrito astrofísico de la NASA. ¿Que podía salir mal? El fondo que en un principio se impuso un límite de 10 millones de euros bajo gestión, rápidamente subió el límite a 25 millones ante la fuerte demanda. Todo a pesar de que aplicaba enorme comisión por reembolso del 5%, algo muy poco habitual en la industria de gestión de activos española.

La estrategia que dice estudiar 45 parámetros cuantitativos en un universo de 12.000 compañías de los principales mercados mundiales con la excepción de China, para elegir las 50 mejores, hipotéticamente llevaba rindiendo un 35% anual en los últimos años desde 2013 hasta 2016, según palabras de Benítez al diario El País. Es decir, rentabilidades superiores a las de leyendas inversoras como George Soros y prácticamente doblando el 20% de media anualizada del oráculo de Omaha, Warren Buffett.

Sin embargo, en su primer año de vida, este fondo que teóricamente contaba con todos los elementos para brillar, más que alcanzar la estratosfera de la rentabilidad ha redescubierto la fuerza de la gravedad. Según datos de Bloomberg, la rentabilidad desde sus inicios hace un año hasta el pasado 24 de octubre es del -7,8%, muy lejos de los hipotéticos 35% con los que se dio a conocer en los medios.

Evolución desde sus inicios de Abante Quant Value Small Caps

Tal vez, uno se pregunta -de forma poco inocente-, si el problema no será que cuando se estudian sólo 3 años de una estrategia y esos 3 años coincidieron con una época espectacular para las small caps, eso llevar a extrapolar números de rentabilidad imposibles, que ni los mejores inversores de todos los tiempos han conseguido mantener en el tiempo.

Nos decantamos por esta opción. Puede que el gestor supiera medir las sofisticadas relaciones interestelares de las galaxias siderales, pero ha caído en la trampa como un niño de 5 años sobreoptimizando una estrategia de inversión, estudiada en un periodo muy corto de tiempo, que le ha llevado a extrapolar lo temporalmente extraordinario, como si fuera una ley natural e inmutable.

Puede que todavía esté a tiempo de alcanzar el 35% anualizado en los siguientes años y doblar la rentabilidad de Warren Buffett, pero desde luego este año ha sido un primer mal paso para tan exigente objetivo.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Cualquier inversor que tenga algunos años de experiencia en los mercados financieros, y que haya visto todo tipo de escenarios, sabe perfectamente cual es el rendimiento efectivo y sostenido en términos de rentabilidad anual que se puede extraer del mercado, haciendo lo correcto y sin extravagancias. Todos esos vende humos que prometen un 35% anual ya sabemos al final donde acaban.
28/10/2018 10:20
Es algo habitual, tienes una imagen que vende, en este caso un inteligentisimo astrofisico y ya lo extrapolamos a la inversión. Al igual que otros han unido la imagen de la aventura y el riesgo en los deportes con la inversión.
Pero como decía Buffett tampoco es necesario ser tan inteligente para invertir. Incluso ser un poco menos listo y más humilde frente al mercado que a poco que te descuides te pone en tu lugar.
28/10/2018 17:36
Que cree, que en menos de un año o lo poco que le haya tomado hacer ese backtest, uno se vuelve experto en bolsa. Acaso aprendio astrofisica en una charla de tres dias (como alguno creen que se aprende a especular). Es un insulto para cualquiera que se dedique a esto profesionalmente. Yo llevo 9 años y recien este veo los frutos. probablemente por volverme mas viejo y tener mayor aversion al riesgo.
30/10/2018 17:55
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad